Presentació temporada 22-23 Liceu
El maestro Josep Pons, el director artístico del Liceu, Víctor Garcia de Gomar, el presidente de la Fundación del Gran Teatre del Liceu, Salvador Alemany, y el director general, Valentí Oviedo. © Sergi Panizo

El Liceu propone atreverse a saltar al vacío

La temporada 22/23, segunda parte de la celebración del 175 aniversario, tendrá como protagonistas a personajes que se han atrevido a abandonar la zona de confort y tomar riesgos, como Macbeth, Alexina, Manon y Parsifal. La programación se enriquecerá con la contribución de artistas como Jaume Plensa, Antonio López y Marina Abramović, así como con la convivencia de las óperas con la danza y otras disciplinas.

Cuando uno se enfrenta a una disyuntiva, tanto si opta por una opción u otra, salta al vacío. Ese acto valiente de decidir decantarse por algo y dejar atrás todo lo demás será el hilo conductor de la nueva temporada del Gran Teatre del Liceu, que animará a salir de la zona de confort, tomar riesgos y mirar al futuro de la mano de personajes como Alexina, Manon, Parsifal y Macbeth. Con una programación de 40 espectáculos y más de 200 funciones, entre óperas, danza, conciertos y recitales, la temporada 2022/2023 continuará la celebración del 175 aniversario iniciada en la actual. “Estamos viviendo un buen momento”, defiende el presidente de la Fundación del Gran Teatre del Liceu, Salvador Alemany, después de haber superado con nota la crisis provocada por la pandemia.

El nuevo curso arrancará con la primera muestra del hermanamiento del Liceu con la Opéra de Paris y el consiguiente intercambio de orquestas, aplazado por la covid. Gustavo Dudamel regresará al teatro con la Novena sinfonía de Mahler, interpretada por la Orquesta de la Opéra de Paris. A su vez, Josep Pons se irá a la capital francesa para ofrecer la ópera El Castillo de Barbazul de Bartók. La relación con la Opéra de Paris irá más allá de este intercambio y se prolongará en el tiempo, remarca el director artístico del Liceu, Víctor Garcia de Gomar. “Es la primera piedra de un edificio que iremos construyendo”, expone. La Novena sinfonía de Dudamel también será una de las piezas del despliegue que Pons hará en el Liceu en las próximas cinco temporadas. El director musical del Liceu conducirá un ciclo sinfónico que abarcará todo el universo de Mahler, empezando ya el curso que viene con la Sinfonía nº3 6.

En cuanto a nuevas producciones, la temporada 22/23 traerá el estreno mundial de Macbeth de Verdi con la puesta en escena de Jaume Plensa, que cumplirá un sueño que tenía desde hacía tiempo. El artista barcelonés tendrá la oportunidad de poner en movimiento su creación escultórica y plástica, bajo la dirección del maestro Josep Pons, con quien se reencontrará después de muchos años. También destacará la llegada de la ópera Alexina B. de Raquel García-Tomás, que aborda la vida de una persona intersexual a principios del siglo XIX y la violencia con la que la trató la sociedad. Esta representación hará que García-Tomás, Premio Nacional de Música en 2020, se reivindique como la segunda mujer de la historia del Liceu que estrenará una obra absoluta, después de Matilde Salvador con Vinatea (1974).

Macbeth
Plensa aportará todo su imaginario artístico al Macbeth de Verdi.

En su apuesta por las grandes voces nacionales, el Liceu programará la divertida Don Pasquale de Donizetti, que servirá para dar inicio a la temporada de ópera, con Xavier Anduaga e Iván Ayón-Rivas en el papel de Ernesto, y Sara Blanch y Serena Sáenz como Norina. El Liceu también invitará a los nombres más aclamados de la escena actual con el retorno de Il trittico de Puccini, con Lise Davidsen, Ermonela Jaho, Ambrogio Maestri y Daniela Barcellona. Las tres óperas del compositor italiano también serán una oportunidad para ir reduciendo la brecha de género en el gran teatro, dando la batuta a Susanna Mälkki y encargando la producción a Lotte de Beer.

En Macbeth también se oirán voces internacionales, con Luca Salsi, Sondra Radvanovsky y Anna Pirozzi, así como en Manon de Massenet, con Nadine Sierra y Javier Camarena, y Parsifal de Wagner, con Nikolai Schukoff, Elena Pankratova, René Pape, Matthias Goerne y Evgeny Nikitin, que harán volver al compositor y director alemán al Liceu. También sobresaldrá el recital protagonizado por tres leyendas del mundo wagneriano como lo son Waltraud Meier, Iréne Theorin y Lise Davidsen.

En el manejo de este voces, tanto nacionales como internacionales, la temporada 22/23 recibirá a profesionales de la talla de Álex Ollé, artista residente en el Liceu, que dirigirá Il trovatore de Verdi con un montaje inspirado en la Primera Guerra Mundial. “Hay que pensar en un futuro, a ser posible, en paz”, reclama Ollé. También se vivirá la conexión entre Calixto Bieito y Jordi Savall en L’incoronazione di Poppea de Monteverdi, sobre la vanidad y sus personajes obsesivos. Bieito firma la producción, estrenada en el Opernhaus de Zúrich en 2018 y uno de los espectáculos más aclamados en las últimas temporadas, mientras que Savall será quien lleve la batuta.

Il trovatore
Il trovatore, dirigido por Alex Ollé, se inspirará en la Primera Guerra Mundial. © Ruth Walz

Por las artes

La danza estará presente en la nueva temporada. Blanca Li se encargará de la coreografía y dirección de escena de Dido & Aeneas de Purcell, acompañada por William Christie en la dirección. Akram Khan volverá al Liceu con Jungle Book reimagined, basada en la historia original de Rudyard Kipling y que versa sobre el cambio climático y la vida compartida entre las diferentes especies del planeta. La propuesta más experimental será la de Coppél-i.A de Ballets de Montecarlo, jugando desde el principio, en el mismo título, con el mundo de la inteligencia artificial.

También habrá espacio para potenciar a nuevos talentos, a través del proyecto (Òh!)pera, y a otras disciplinas, ahondando en el camino que el teatro barcelonés ha tomado para convertirse en un centro de las artes, iniciado por Garcia de Gomar. Más allá de Macbeth, Winterreise de Schubert se nutrirá de la propuesta escénica del pintor y escultor Antonio López, una iniciativa que también se tuvo que aplazar. La realizará en el antiguo centro penitenciario de la Modelo, haciendo dialogar su obra con la música del compositor austríaco. 7 Deaths of Maria Callas mezclará ópera, arte en vivo, performance y videocreación con Marina Abramović, en el centenario del nacimiento de Callas.

Coppél-i.A de Ballets de Montecarlo
Coppél-i.A de Ballets de Montecarlo será uno de los tres espectáculos de danza de esta temporada.

Llegar a los 17.500 abonos

Para culminar la celebración del 175 aniversario, el Liceu quiere llegar a los 17.500 abonos, objetivo al que quiere contribuir haciéndolos 100% flexibles, permitiendo a partir de ahora cambios ilimitados, tanto en títulos como en fechas. Actualmente, cuenta con más de 15.300 abonos. También se creará una nueva plataforma digital para seguir las óperas de la temporada que viene desde casa, con retransmisión en directo y versiones extendidas.

Introducirá los abonos 100% flexibles, permitiendo a partir de ahora cambios ilimitados, tanto en títulos como en fechas

Según indica el director general del Liceu, Valentí Oviedo, el presupuesto para la temporada 22/23 será de 51,4 millones de euros, una cifra superior a la temporada actual, con 49,5 millones de euros. Los ingresos propios supondrán el 52% del presupuesto para el año que viene, mientras que las administraciones representarán el 48% restante. El proyecto artístico se quedará con 16 millones de euros, medio millón de euros más respecto al curso anterior. Un total de 2,6 millones de euros se destinarán a hacer frente a los créditos que tiene el teatro.

Sigue adelante la segunda sede del Liceu

La elección de Barcelona para convertirse en la sede de la Copa América de Vela en el año 2024 no detiene los planes del Liceu de expandirse en el Port Vell. La institución cultural se había fijado en el antiguo Imax, olvidado y abandonado desde hace años. Se preveía derribarlo en el corto plazo, pero esta actuación se ha pospuesto, teniendo en cuenta que este será el espacio que servirá para acoger el New Zealand, el equipo organizador de la competición y que tendrá que defender el título ante sus contrincantes, y las oficinas de la Copa América.

Pese a todo esto, Alemany remarca que el proyecto de la segunda sede del Liceu sigue en marcha, después de que el patronato de la fundación aprobase por unanimidad este lunes iniciar los trabajos de preparación del concurso internacional de arquitectura para definir este nuevo espacio. Sin concretar aún el coste de este proyecto, el presidente detalla que se espera poder acabar las obras en el segundo semestre de 2027.

Imax Port Vell
El Imax Port Vell, en una foto de archivo. © Wikimedia Commons