Oficinas en Barcelona
Imagen virtual de la nueva sede de T-Systems, en el [email protected], en el edificio Smart de Meridia Capital.

Barcelona despunta como una de las 12 principales ciudades tecnológicas en Europa

La capital catalana ha logrado incrementar en un 269% la inversión extranjera durante el período 2018-2021, según Cushman & Wakefield

Barcelona es una de las doce principales ciudades tecnológicas de Europa, junto a Dublín, Manchester, Londres, Ámsterdam, París, Copenhague, Berlín, Frankfurt, Stuttgart, Múnich y Madrid. Así lo asegura el estudio Tech Cities: the global intersection of talent and real estate, elaborado por la consultora inmobiliaria internacional Cushman & Wakefield, que ha identificado a un total de 115 ciudades en todo el mundo que despuntan por su faceta tecnológica. El informe se basa en diferentes parámetros, entre los que se incluyen la presencia de talento digital y empresas del sector tech, el espacio de oficinas disponible para estas empresas y equipamientos relacionados con el mundo digital, entre otras variables.

Según los expertos de Cushman & Wakefield, Barcelona figura entre las principales ciudades tecnológicas por contar con cerca de 41.000 puestos de trabajo relacionados con el sector tecnológico, uno de los factores más importantes que tienen en cuenta las empresas para escoger una ubicación en la que instalar su sede o centro de desarrollo. Esta oferta laboral se sitúa, sin embargo, todavía muy lejos del pool de talento disponible en Londres, con 372.237 empleos en el ámbito tecnológico, o en ciudades como París (252.783) o Madrid (100.228 personas). También suman más empleados tech capitales como Ámsterdam, Berlín, Múnich y Frankfurt, pero Barcelona se sitúa por delante de Copenhague (32.287) y Dublín (34.623).

Otro factor que posiciona a Barcelona en esta exclusiva lista europea es, según Cushman & Wakefield, la presencia de oficinas de algunas de las principales compañías tecnológicas internacionales, como NTT, Webhelp, Apple, Criteo, SAP, Cisco, VMWare, T-Systems, Microsoft o Google.

La consultora advierte de la fuerte competencia existente por el talento en la capital catalana y destaca que tiene un importante reto por delante en este sentido: “El porcentaje de empleados del sector respecto a las posiciones que se ofrecen se sitúa en el 0,7, a diferencia de otras ciudades como París, donde existen más posibilidades de contratar talento con un ratio del 2,2 por los más de 250.000 empleados que hay, o Londres, con un pool de empleados que supera los 370.000″. En Madrid este indicador es de 1,7. De hecho, el 0,7 de Barcelona es el peor ratio de las doce ciudades europeas analizadas.

Por el contrario, Barcelona, apunta Cushman & Wakefield, ha logrado posicionarse como el primer hub global de EMEA que más inversión extranjera ha logrado atraer, incrementando la inversión hasta en un 269% durante el período 2018-2021, con relación al anterior 2014-2017. “Los resultados triplican las cifras de Ámsterdam, Londres o París”, asegura la consultora.

Según el informe, la capital catalana es uno de los emplazamientos favoritos por las grandes compañías tecnológicas porque cuenta con un entorno idóneo para vivir y trabajar para sus empleados, con unos costes por debajo de la media europea, sobre todo aquellos relacionados con el sector inmobiliario, y con otras variables como el clima, la arquitectura, o la gastronomía. Además, el estudio también concluye que la ciudad “cuenta con una gran variedad de distritos preparados para acoger grandes compañías del sector”. De estos, destaca el [email protected], donde se ubican la mayoría de estas empresas, pero apunta otros submercados como Sant Cugat o el Baix Llobregat.

El estudio también recuerda que Barcelona es el segundo destino favorito de Europa para establecer una startup, tan solo por detrás de Berlín.