Fàbrica de Zyrcular Foods Seva
Las obras de la fábrica, ubicada en Seva, acaban de finalizar.

Zyrcular Foods invierte 3,5 millones en una planta de hamburguesas vegetales

La empresa propiedad de los accionistas de Vall Companys quiere ser el referente en el sur de Europa en la elaboración de productos de proteína alternativa a la carne o al pescado, un mercado multimillonario que está revolucionando el sector de la alimentación a escala mundial

Se acelera el goteo de iniciativas empresariales que quieren posicionarse en la carrera internacional para desarrollar productos alternativos a la carne. Catalunya es una potencia en el sector de la alimentación y no quiere quedar fuera de un negocio que ya mueve miles de millones de euros en todo el mundo. El acceso al agua y a la proteína de calidad se presentan como dos de los principales desafíos a los que deberá hacer frente la humanidad en los próximos decenios; ambos recursos están directamente relacionados con la lucha contra el cambio climático y la necesidad de instaurar nuevos modelos de consumo más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Se calcula que en 2050 en el mundo habrá 10.000 millones de habitantes y algunas encuestas pronostican que en 2040 el 60% de las proteínas que se consuman ya no procederán de animales.

En este contexto, la empresa Zyrcular Foods ha apostado por ubicar en Catalunya, concretamente en Seva, en la comarca de Osona, una fábrica que nace con la ambición de convertirse en el centro de referencia en el sur de Europa en elaboración de productos alternativos a la proteína animal. La planta ha supuesto una inversión de 3,5 millones de euros, cifra que incluye la construcción de una primera nave de 1.500 metros cuadrados y la compra de terrenos adyacentes destinados a futuras ampliaciones. Se prevé la contratación de cinco personas para la fase de arranque.


Zyrcular Foods es una empresa constituida por la familia Vall, propietaria del grupo cárnico y ganadero Vall Companys. No se trata de una filial del gigante leridano del porcino, sino de una empresa independiente impulsada por los accionistas del grupo, conscientes de que tienen que subir a un tren que parece imparable y que atrae, especialmente, a los consumidores más jóvenes, es decir, a los consumidores del futuro. Podría parecer que se tiran piedras sobre su propio tejado, pero no es así. Su reflexión es que ya son unos de los principales productores de proteína animal de España y que ahora tienen también la oportunidad de serlo en el ámbito de la proteína alternativa o vegetal, es decir, pasarán de ser productores de proteína animal a simplemente productores de proteína, de cualquier tipo. Grandes multinacionales como Nestlé y Unilever, con las marcas Garden Gourmet y The Vegetarian Butcher, respectivamente, han hecho el mismo camino.

La planta se ha financiado con recursos aportados por los accionistas y con una línea de financiación verde facilitada por BBVA.

Santi Aliaga
Santi Aliaga, consejero delegado de Zyrcular Foods.

Zyrcular Foods comenzó su actividad a mediados de 2019 como empresa importadora de los mejores productos plant based —de base vegetal— internacionales. Llevaron a España, por ejemplo, la famosa Beyond Burger, la hamburguesa vegana que imita la carne y que ya cotiza en el Nasdaq de Nueva York.

Ahora, Zyrcular Foods, que tiene como consejero delegado a Santi Aliaga, da un paso adelante y, además de distribuir productos de terceros, entra en el negocio de la producción de sus propios alimentos alternativos a la carne y también al pescado. No prevé crear una marca de productos vegetales dirigida al consumidor final, sino que se posiciona como un gran especialista en el segmento B2B. Así, en esta fase inicial de arranque, la planta de Seva producirá hamburguesas y carnes picadas vegetales para las cadenas de supermercados y también para clientes del canal horeca o foodservice, es decir, por el sector de la restauración. La fábrica, además, desarrollará productos sustitutivos de la carne para otras empresas industriales que no disponen de esta tecnología. El objetivo es arrancar con una producción de un millón de kilos al año, cifra que se multiplicará en las siguientes fases si el proyecto tiene éxito y su producto es aceptado por los consumidores.

El reto de Zyrcular Foods es doble porque aparte de producir alimentos análogos cárnicos, también hará elaboraciones que imitan al pescado, un segmento de negocio que también avanza a buen ritmo en el mercado internacional. La producción se irá diversificando en el futuro con todo tipo de soluciones y variantes de proteína alternativa a la animal.

 

Zyrcular Foods, que cuenta ahora con quince trabajadores, prevé facturar más de tres millones de euros este año 2021 gracias a la puesta en marcha de la planta de Osona. Esta cifra supondrá más que duplicar los ingresos de 1,2 millones alcanzados durante 2020, un año marcado por la pandemia y la consecuente crisis del sector de la restauración, que ha frenado la venta de estos productos alternativos a la carne. Además de la Beyond Burger, la empresa comercializa marcas como Next, Gardein o Sophie’s Kitchen.

La nueva planta de Seva tendrá un impacto ambiental muy reducido, ya que está dotada de placas solares que generan el 20% del consumo energético; el resto de energía será de origen renovable generada con saltos de agua por la empresa Productora Elèctrica Urgellenca (pies).

Santi Aliaga
Aliaga ha liderado la creación de la nueva empresa, que ha escogido el municipio de Seva para ubicar la fábrica.

Uno de los principales retos de la empresa es abastecerse en el futuro de materias primas vegetales de proximidad, ya que hoy, la soja, el ingrediente básico de este tipo de productos, procede principalmente del continente americano. Se explorará, por ejemplo, el cultivo de guisantes como una de las fuentes de proteína vegetal con más potencial, un hecho que contribuirá también a dinamizar el sector agrario. En su investigación y en materia de nutrición, Zyrcular Foods trabajará de la mano de la Facultad de Salud de la Universitat de Vic.

En el sector de la proteína vegetal, en Catalunya también opera la empresa Heura Foods, creada por Marc Coloma y Bernat Añaños. Han conseguido un fuerte éxito en el mercado gracias al producto sustitutivo de la carne que han desarrollado y que fabrican a través de terceros en países como Holanda. La marca Heura, en este caso sí destinada al consumidor final, ya está presente en más de 3.000 supermercados de doce países y en 2020 ha conseguido una facturación de ocho millones de euros.