Reconstrucción virtual del futuro Paseo del Port Olímpic.

El futuro Port Olímpic fomentará la ‘economía azul’ y la gastronomía

El consistorio de Ada Colau quiere recuperar el Port Olímpic para los barceloneses, manteniendo su esencia náutica pero abriéndolo a los ciudadanos, con una inversión de 40 millones de euros

El Ayuntamiento de Barcelona ha dado el pistoletazo de salida a la gran transformación del Port Olímpic. El proyecto contará con una inversión de más de 40 millones de euros para convertirlo en un nuevo espacio para los vecinos que fomente la náutica popular, la economía azul y la gastronomía de calidad y proximidad. Las obras para reformar provisionalmente el área de paseo de los muelles de Mestral y Gregal ya han empezado y se espera que los barceloneses puedan disfrutar de esta zona a partir de finales de diciembre. Los trabajos permitirán recuperar un total de 10.000 metros cuadrados para destinarlos a un uso ciudadano: sentarse, caminar o practicar deporte. Para hacerlo, se retirarán las terrazas y los dos cordones de estacionamiento para vehículos que hay actualmente.

Esta primera actuación se enmarca en el objetivo del consistorio de integrar el Port Olímpic con la ciudad y dotarlo de usos sociales y cotidianos para los vecinos, sobre todo, para los del distrito de Sant Martí, según subraya la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, que sostiene que han apostado por una reforma temporal de esta zona para que la gente pueda utilizarla ya, y, además, para no parar el puerto deportivo.

Reforma provisional del paseo de los muelles de Mestral y Gregal.

Por otro lado, la rehabilitación del Dic de Recer se iniciará la semana que viene. Se trata de una de las actuaciones más importantes para garantizar la seguridad y consistirá en asegurar la correcta funcionalidad del Port Olímpic y solucionar los problemas de rebasamiento que sufre la infraestructura. En concreto, se actuará para reforzar conjuntamente el Dic de Recer y los cuatro diques sumergidos que lo protegen por el lado mar. Ahora se harán los trabajos preparativos y, a partir de enero, se pondrá en marcha la fabricación de los bloques de hormigón en el puerto de Vallcarca, en el Garraf. En marzo está previsto que se empiecen a transportar los elementos por vía marítima e instalarlos directamente en el dique, con la previsión de acabar todos los trabajos en mayo de 2022.

Otra de las fases de la reforma que también avanza es el proyecto del nuevo acceso que conectará la avenida del Litoral con la parte inferior del Moll de Mestral. El Ayuntamiento de Barcelona ya ha adjudicado la redacción del proyecto ejecutivo y prevé que las obras empiecen a finales de 2021 y acaben a principios del 2023. Esta intervención permitirá mejorar la accesibilidad, la permeabilidad y la continuidad con el barrio de la Vila Olímpica y el Parc del Port Olímpic, y se eliminarán barreras y desniveles.

Propuesta para el nuevo acceso al Port Olímpic.

Impulso a la ‘economía azul’

El consistorio quiere impulsar la economía vinculada al mar en el futuro Port Olímpic, que será de gestión pública y se transformará en un “puerto vivo, abierto 365 días al año, con actividades accesibles para todo el mundo”. El primer teniente de alcalde Jaume Collboni remarca que no hay muchas ciudades en Europa que tengan una “simbiosis” entre tecnología, mar y emprendimiento como la que se da en Barcelona y defiende que jugarán esta carta “a fondo”, con la previsión de crear 200 puestos de trabajo vinculados a este sector.

Los futuros locales del Moll de Mestral.

Los espacios que acogerán la economía azul serán el Moll de Mestral y el Dic de Recer y la redacción de los dos proyectos está en fase de licitación. El primer paso de estos trabajos es la recuperación de los espacios ocupados por el ocio nocturno en el Moll de Mestral: solo cuatro locales han devuelto las claves de forma voluntaria y hay 26 pendientes. Collboni asegura que este espacio se acabará de recuperar antes de final de año, después de que hayan abierto la vía judicial para conseguirlo. El teniente de alcalde recuerda que la tipología de ocio que se hacía en estos locales “no es el que se quiere” desde el Ayuntamiento porque, entre otras cuestiones, era una fuente de inseguridad. “Más tarde o más temprano recuperaremos el uso y el control de los espacios. Esto está ganado. Es una cuestión de semanas o meses”, expone Collboni.

Por otro lado, está en proceso de adjudicación el proyecto de rehabilitación integral de los locales y los pañoles, así como la nueva urbanización del espacio del Dic de Recer, que se integra también en el pilar del impulso a la economía azul. En estos nuevos espacios rehabilitados se ubicarán el resto de actividades económicas, y en la parte central del dique, los pañoles para dar servicio de almacenamiento a los amarristas.

El nuevo paseo del dique y los nuevos locales y pañoles del Port Olímpic.