Featured Video Play Icon

El ICF junto a las empresas: el caso de Atrápalo

El sector turístico ha sido uno de los más afectados por la crisis sanitaria de la Covid-19. Numerosas pymes, empresas y entidades del sector han solicitado un préstamo o aval al ICF para poder seguir con su actividad y, sobre todo, asegurar el mantenimiento de puestos de trabajo dentro de su plantilla. Uno de estos casos es el de Atrápalo.

La crisis sanitaria de la Covid-19 ha tenido un fuerte impacto en el tejido empresarial catalán, especialmente en el sector turístico. Como consecuencia de la pandemia, autónomos, pymes y entidades han visto como su actividad se ha visto reducida a mínimos o, incluso, paralizada, un hecho que ha puesto contra las cuerdas su viabilidad y los puestos de trabajo de miles de profesionales.

Con el objetivo de cubrir las necesidades de liquidez de las empresas y también preservar los puestos de trabajo, el ICF ha activado, desde el estallido de la crisis, múltiples soluciones de financiación para hacer frente a esta realidad. En concreto, la entidad pone a disposición del tejido económico más de 1.100 millones de euros en forma de préstamos y avales con un doble objetivo: financiar el circulante y asegurar los puestos de trabajo.

Dentro del sector turístico, una de las empresas que el ICF ha financiado es Atrápalo. Con apenas veinte años de actividad, Atrápalo, una de las primeras start-ups del ecosistema gestado en Barcelona, ​​es hoy uno de los principales portales de promoción de ofertas de ocio, cultura, turismo y restauración, con operativa en nueve países, siete líneas de negocio en activo y más de ocho millones de usuarios registrados.

La Covid-19 ha tenido un fuerte impacto en su negocio desde tres puntos de vista: el paro prácticamente total de la actividad, la gestión de las cancelaciones y, en consecuencia, el retorno de gran parte de los ingresos generados durante la etapa previa a la pandemia, y la incertidumbre empresarial y de consumo que rodea esta crisis sanitaria. En este contexto, y con el objetivo de obtener la liquidez, la solvencia y la seguridad necesarias para afrontar una situación tan complicada como ésta, Atrápalo solicitó al ICF el préstamo “ICF – Crèdit COVID-19“.

Como afirma Luis Alonso, director Financiero de Atrápalo, gracias a este préstamo “estamos preparados para todo lo que pueda venir en el futuro y hemos podido pasar todo este tsunami de la pandemia”.

El ICF, como banca pública de Cataluña, continúa apoyando al tejido económico para financiar proyectos que permitan construir un futuro sostenible en el que el crecimiento y la innovación sean ejes vertebradores de la economía y las empresas.