Barcelona. Foto de Erwan Hesry.
bienvenida del editor

Buenas noticias: estamos en Barcelona

Éste es un magazín digital de información empresarial, cultural y social que explicará todo lo mucho de positivo y estimulante que sucede cada día en Barcelona, desde un periodismo riguroso y constructivo, con el objetivo de generar una comunidad de lectores inquietos y exigentes con quienes compartir esta visión del periodismo y de una ciudad que es capital y que es universal. The New Barcelona Post es un proyecto periodístico independiente que sigue una única divisa, grabada en letras de dos metros en nuestra sala de redacción: Good News, True Stories.
C

uenta el pensador y urbanista Richard Sennett (en el libro Construir y Habitar) que las grandes ciudades son el espacio ideal para el desarrollo de las libertades individuales y de los valores democráticos que exigen las sociedades abiertas y prósperas. Según dice un refrán alemán, original de la Baja Edad Media, y todavía muy popular en Centroeuropa, “Stadluft mach frei”: el aire de la ciudad te hace libre.

Eso sentí yo mismo en 1977, cuando tenía 13 años y pude viajar por primera vez acompañado por mi padre desde nuestra Badalona natal a Barcelona.

Con motivo de nuestro primer Gamper juntos, pasamos dos días seguidos visitando la ciudad. Desde aquél preciso instante me enamoré de las calles del Born, de la sobriedad del Eixample y de su bellísima arquitectura.

Pero Barcelona me encandiló sobre todo por su pulsión creativa, y por ese afán de libertad y de espíritu positivo con el que sus ciudadanos emprenden proyectos, dinamizan la economía en cualquiera de sus ámbitos y defienden la cultura como vertebradora fundamental de sus valores.

The New Barcelona Post entronca con esta pasión por explicar la vida barcelonesa y pretende ser el medio de referencia a la hora de ofrecer noticias de calidad sobre la economía y la cultura de una ciudad que es capital y que es universal, y reforzar así su posición internacional y potenciar su carácter excepcional en tanto que espacio privilegiado para atraer talento.

Como todas las ciudades importantes del mundo, Barcelona afronta ahora una época crítica que puede determinar su futuro durante las próximas décadas. La ciudad ha vivido crisis similares, e incluso situaciones más duras, pero siempre ha acabado renaciendo cuando ha invocado lo mejor de su marca y ha sido capaz de contagiar ambición a su ciudadanía.

A pesar de las dificultades del presente, Barcelona sigue siendo una ciudad óptima en ámbitos como la actividad empresarial, el turismo, las ferias internacionales, los centros de alta formación, la investigación biomédica, la gastronomía o el placer de deleitarse con el arte y la cultura. Si estás en Barcelona, tienes muchas posibilidades de recibir buenas noticias. Si tienes problemas o necesitas ideas para prosperar, Barcelona puede ser el lugar donde todo tenga solución.

Más allá de factores geopolíticos y sociales, la economía viene determinada también por un profundo aspecto psicológico. La economía depende mucho de aquello que sucede en la mente de los ciudadanos y que atañe a sus inquietudes y preocupaciones. Por causas de todos conocidas, nuestro presente histórico puede acabar generando un clima de pavor que derive en una tendencia a castrar iniciativas y proyectos empresariales. En nuestro diario no hablaremos del Covid-19, no porque no exista ni nos preocupe, sino porque de ello ya se ocupan el resto de medios. Por ese mismo motivo, el anhelo de positividad, rehuiremos las trifulcas partidistas y las contiendas ideológicas de poca monta que intoxican la vida sin aportar nada.

Foto de Benjamín Gremler

Debido a mi actividad profesional, he tenido el privilegio de visitar muchas capitales y ciudades del mundo. Todavía hoy, Barcelona me parece el mejor lugar del planeta para vivir y uno de los más óptimos para desarrollar una carrera profesional. Por ello, aspiramos a que The New Barcelona Post difunda todo aquello de motivador que pasa en Barcelona, ocupe o no lugar en la agenda de los medios de comunicación tradicionales, impulsando un periodismo riguroso y constructivo, con el objetivo de generar una comunidad de lectores inquietos y exigentes con los que compartir esta visión de la ciudad y del periodismo.

No rehuiremos ninguna polémica siempre que la disputa en cuestión nos ayude a mejorar la vida de la ciudad, pero nos apartaremos sin ambages del periodismo que busca el click fácil, la disputa gratuita e innecesaria y del ruidoso universo de las fake news.

Como cualquier aventura periodística, The New Barcelona Post no empieza su andadura desde cero. Esta nueva etapa no hubiera sido posible sin su configuración original, la que le dio vida. Y eso fue gracias a la valiente y feliz idea, y al esfuerzo y tenacidad, de la magnífica periodista y persona Ana Aguirre, y de su reducido pero incansable equipo formado por su primer director, el poeta Enric Boluda, y la experta en tecnología digital Raquel Pérez, así como del apoyo esencial de Foment del Treball. The New Barcelona Post también es fruto de su legado y desde hoy esperamos estar a la altura de sus sueños, ambiciones y exigencia.

Este periódico será el reflejo de la propia ciudad que lo inspira: un universo plural, con opiniones muy diferentes, a las que daremos voz por muy diametralmente opuestas que sean.

Si quieres respirar la libertad única de Barcelona, estás en tu casa. Si te gusta leer buenas noticias, escritas con rigor y calidad, y conocer opiniones y voces de todos los colores, éste es tu periódico.