Il·luminació a l'aigua - Segona edició Nadal al Port
Representación de un pesebre y los Reyes Magos de Oriente flotando en el agua, ante el moll de la Fusta.

El Port de Barcelona se ilumina con el árbol de Navidad más grande

Reafirma su apuesta por Barcelona con la segunda edición de Nadal al Port, con el objetivo de convertirse en un espacio de encuentro y fortalecer la relación puerto-ciudad y contribuir a la dinamización social, cultural y económica, adaptándose al contexto actual y estableciendo un estricto protocolo con medidas de higiene, distancia social y limitación de aforo.

Las luces vuelven al Port de Barcelona, con un espectáculo de colores y música presidido por el árbol de Navidad más grande de Catalunya, con 31 metros de altura. La instalación cuenta con un recorrido que permite ver las diferentes luces que se han encendido para estas fiestas en el Moll de la Fusta, con una representación del pesebre y los Reyes Magos de Oriente, además del árbol de Navidad. También se han iluminado barcos históricos del Museu Marítim y las palmeras del Moll de la Fusta, convirtiéndolo en un bulevar de luz y una calle más de la ciudad de Barcelona. Todo esto se acompañará con música cada tarde desde las 17.30 horas y se podrá visitar desde el 2 de diciembre hasta el 6 de enero en el Port Vell.

Árbol de Navidad en el Moll de la Fusta, Barcelona
El árbol de Navidad en el moll de la Fusta es el más alto de toda Catalunya, con 31 metros de altura.

La segunda edición de Nadal al Port se ha adaptado a las medidas de seguridad e higiene por la covid-19, manteniendo su compromiso con la ciudad con un formato más reducido. El Port de Barcelona ha vuelto a programar el acontecimiento navideño para reafirmar su apuesta por Barcelona, con el objetivo de convertirse en un espacio de encuentro y fortalecer la relación puerto-ciudad y contribuir a la dinamización social, cultural y económica.

El espectáculo navideño del Port quiere ser uno de los puntos de referencia de estas fiestas en la ciudad, llenándola de luz y color, tanto por tierra como por mar con una combinación de tradición y modernidad. “Desde el Port de Barcelona, en el ámbito de puerto-ciudad, tenemos toda la voluntad de sumar con la ciudad de Barcelona para poder planificar, de manera conjunta, actividades al aire libre, actividades orientadas a las familias y a los barceloneses y barcelonesas”, expone su presidenta, Mercè Conesa.

“Desde el Port de Barcelona, en el ámbito de puerto-ciudad, tenemos toda la voluntad de sumar con la ciudad de Barcelona”, expone Mercè Conesa

La edición de este año de Nadal al Port también quiere apoyar al comercio de la zona, restauradores y gastronomía invitando a los barceloneses a pasear por el Port Vell, a pesar de que no contará con la feria de Navidad que se hizo el año pasado, con una oferta gastronómica y artesanal, por cuestiones de seguridad por la pandemia. A pesar de todo, para la presidenta del Port de Barcelona, este espectáculo navideño permite “dinamizar” la zona del Moll de la Fusta, como se demostró con la “buena acogida” que tuvo hace un año.

Acceso al Árbol de Navidad del Port de Barcelona
Para acceder al recinto, se tienen que leer los código QR que hay en los accesos.

La encendida de las luces

Carmela, Sol, Emma y Bernat han sido los encargados de iluminar el Port de Barcelona esta Navidad. Los cuatro, hijos de trabajadores de la infraestructura, han sido los protagonistas de la encendida de luces que ha dado el pistoletazo de salida a las fiestas en el Moll de la Fusta, en el que también participaron la presidenta del Port de Barcelona, Mercè Conesa, y el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni.

Inauguración de Nadal al Port
Inauguración de la segunda edición de Nadal al Port con Mercè Conesa y Jaume Collboni.

En el acto de inauguración, el pasado 2 de diciembre, los cuatro niños fueron apretando un gran botón rojo —poniéndose antes el correspondiente gel hidroalcohólico— y fueron encendiendo las diferentes luces que conforman la segunda edición de Nadal al Port. Primero, Carmela encendió las luces que hay en las palmeras del paseo y los barcos históricos del Museu Marítim. Después, Sol y Emma lo hicieron con la representación del pesebre y los Reyes Magos de Oriente que flotan en el agua, ante el muelle. Por último, Bernat fue el encargado de iluminar el árbol de Navidad, que se encendió al ritmo del villancico Fum, fum, fum, interpretado por el Orfeó Català.

Momento en el que Bernat aprieta el botón rojo para encender el gran árbol de Navidad.

Este villancico será uno de las que sonará cada tarde en el moll de la Fusta, en un espectáculo de luces, música y color en el Port Vell de Barcelona. Pero no será la única canción que se oirá. I feel good de James Brown y Last Christmas de George Michael también lo harán, acompañadas de la banda sonora de Piratas del Caribe.

Estricto protocolo de seguridad por la covid-19

La segunda edición del espectáculo navideño del Port de Barcelona también se ha adaptado al contexto de la covid-19. Por eso, la celebración de esta Navidad al moll de la Fusta se ha hecho de forma muy meditada y se ha priorizado la seguridad ante todo.

En este sentido, se ha previsto un estricto protocolo con medidas de higiene, distancia social y limitación de aforo para acceder al árbol de Navidad y las instalaciones en el Moll de la Fusta. Se ha habilitado un recorrido cerrado y unidireccional que será controlado por personal de seguridad. Además, antes de acceder, los visitantes tendrán que escanear un código QR para rellenar un formulario y así para controlar el aforo en todo momento.

Árbol de Navidad de Nadal al Port
Los protagonistas de la encendida de luces miran como se ilumina el árbol de Navidad.
Tags from the story