Miquel Martí - Barcelona Tech City
El consejero delegado de Barcelona Tech City, Miquel Martí.

Barcelona Tech City quiere acelerar su expansión con los fondos europeos

La asociación busca replicar el éxito del Pier 01 en más edificios emblemáticos de Barcelona, con el objetivo de convertir la ciudad definitivamente en un hub tech de primer nivel. Los fondos europeos pueden servir de impulso para hacerlo más rápido.

El Pier 01 se quedó pequeño casi en el mismo momento de su inauguración, en 2016. En solo cuatro meses se ocuparon sus 10.000 metros cuadrados. “Rápidamente nos dimos cuenta que teníamos capacidad de crecimiento y surgió la idea de empezar a buscar más Piers”, recuerda el consejero delegado de Barcelona Tech City, Miquel Martí. La hoja de ruta de la asociación se basa en crear un campus tecnológico urbano con diferentes edificios como el Pier 01 repartidos por la ciudad, centrados en temáticas concretas y concentrando empresas emergentes de sectores como las fintech, la movilidad, la logística o la salud.

Un camino para acelerar este campus tecnológico urbano pasa por los fondos europeos. El proyecto soñado tiene que servir para cambiar las dinámicas emprendedoras en Barcelona y convertir definitivamente la ciudad en un hub tech de primer nivel. Para Martí, la ampliación con nuevos espacios y ámbitos punteros “permitirá completar la propuesta de valor del Barcelona Tech City y resolverá unas necesidades que la ciudad no acaba de tener bien cubiertas”.

Barcelona
El éxito del Pier 01 se quiere replicar en otros edificios emblemáticos de Barcelona.

En concreto, la propuesta que ha presentado Barcelona Tech City a la Generalitat consiste en buscar en los fondos europeos un apoyo para crear más edificios como el Pier 01 de sectores como la salud, los deportes, arttech, urbantech y márketing. La asociación ya está impulsando algunos, como el de fintech en la Bolsa de Barcelona o el de logística y movilidad en el edificio de Correos. Su intención es sacarlos adelante sí o sí, pero la ayuda europea puede facilitarlo y acelerarlo.

Así, Barcelona Tech City, presidida por Miguel Vicente, está trabajando para desarrollar el Pier 05 en la Bolsa de Barcelona y el Pier en el edificio de Correos. Para el Pier 05, un futuro centro fintech, se calcula que entre junio y octubre de 2021 ya tendrá actividad y, finalmente, ocupará todas las plantas, gracias a un acuerdo con la Generalitat, que era la propietaria de los pisos superiores. Por otro lado, para el Pier de Correos, que estará dedicado a la movilidad y la logística, todavía queda tiempo para se acabe de concretar y se espera que empiece a acoger startups de aquí a dos años como mínimo.

Borsa Barcelona
La Bolsa de Barcelona se transformará en un hub fintech de la mano de Bolsas y Mercados (BME), la Generalitat, el Institut Català de Finances (ICF) y Barcelona Tech City © Vicente Zambrano González

Pero no son los primeros. El segundo Pier de Barcelona Tech City llegó tres años después de la inauguración del Pier 01, en 2019, con el Pier 03, centrado en la tecnología blockchain. Localizado en el edificio de Els Porxos d’en Xifré, se encuentra a tres minutos del Pier 01 y cuenta con más de 3.500 m2 para oficinas. No obstante, esta primera expansión del Pier 01 no ha acabado de funcionar. “Nosotros somos una startup y, a veces, también te equivocas”, defiende Martí. Un año después, la asociación se ha dado cuenta que la comunidad blockchain en Barcelona “no es tan sólida ni tan fuerte” como para tener un espacio propio y las compañías de este sector se integrarán en el que se está desarrollando a la Bolsa de Barcelona.

“Tiene más sentido enmarcarlas en una industria que ya aplica blockchain y dejar este espacio para garantizar el crecimiento natural que necesitamos del Pier 01″, indica. De este modo, el Pier 03 se ha convertido en un espacio transversal como el Pier 01 y ha servido para colocar empresas que ya no encontraban lugar en el Pier 01, como Novartis y CaixaBank, y otras que necesitaban más espacio que el que tenían al Pier 01, como Tiendeo.

Barcelona Tech City, Pier 01
Los fondos europeos pueden suponer un impulso para el proyecto de campus tecnológico urbano de Barcelona Tech City.

Cómo surge la idea de crear el Pier 01

Barcelona Tech City nació en 2013 como una asociación privada que quería apoyar a los emprendedores para convertir la ciudad en una de las principales capitales tecnológicas del mundo. En aquel momento, Barcelona no se encontraba constantemente en las primeras posiciones de ránkings internacionales sobre startups, talento, innovación, inversión…. Siete años después, la contribución de Barcelona Tech City, el apoyo institucional y el impacto de acontecimientos como el Mobile World Congress hacen evidente que el panorama ha cambiado absolutamente.

“Se ha hecho trabajo pero todavía queda”, expone Martí. “Se ha conseguido sumar el trabajo de los 25 años anteriores para conseguir que en pocos años la aceleración sea exponencial”, agrega. Martí, que define la asociación como “un club de emprendedores”, recuerda que Barcelona Tech City surgió como una startup más, en un pequeño despacho y con muchas ideas en la cabeza.

“El ecosistema existia pero de una manera bastante fragmentada”, sostiene. La asociación quería  convertirse en eje para todo el sector, para poder ayudar a los diferentes agentes y tener una respuesta personalizada para cada uno, cubriendo todas las necesidades posibles. Pero no solo tenía que hacer esto.

El ejemplo de experiencias para fomentar el ecosistema emprendedor que se estaban llevando a cabo en París, Londres, Berlín y Boston convenció a los miembros de Barcelona Tech City que lo que hacía falta era hacer una propuesta diferencial y de valor, concentrando muchas empresas emergentes en un único espacio. Sin embargo, no podía ser un lugar cualquiera, tenía que transmitir lo que significa Barcelona para que las compañías que se tenían que instalar allí solo tuvieran que preocuparse de explicar cual era la innovación tecnológica que querían desarrollar.

Pier 01, Barcelona
Junto al mar, el Pier 01 quiere transmitir qué significa Barcelona.

“Teníamos que buscar un espacio físico que de alguna manera expresara lo que es Barcelona, que no hiciera falta explicarlo”, subraya Martí. Tampoco podían ser unas oficinas tradicionales sino que tenía que servir para impulsar iniciativas gracias al intercambio constante de ideas entre los emprendedores y que estas se pudieran visualizar fácilmente con una visita al edificio. Así se creó en 2016 el Pier 01, en Palau de Mar. “Si tú arrancas un trozo del [email protected] y lo pones en Berlín, depende como, puedes decir que es un trozo de Berlín. Pero si tú coges este trozo y lo pones e cualquier lugar del mundo dirás esto es muy Barcelona“, resume Martí.

Actualmente, Barcelona Tech City representa a más de 1.000 empresas. En el Pier 01 ahora mismo hay unas 100 compañías y unas 200 habrán pasado por sus instalaciones desde su creación. Martí remarca que muy pocas se van del Pier01 cuando se instalan. Algunas lo hacen porque han dejado de ser startups y se les ha quedado pequeño el espacio que tenían, como Holaluz, y otros porque han buscado lugares más especializados, como Capital Cell. Byhours, Letgo, Nuclio Venture Buildero Antai Venture Builder son algunas de las empresas que están ligadas al edificio, donde también se instalan instituciones como la Mobile World Capital (MWCapital), que recientemente ha concentrado toda su actividad en el Pier 01.

Tags from the story