Barcelona
Barcelona se ha posicionado entre las 20 ciudades más competitivas del mundo. ©TNBP

Barcelona se convierte en una ciudad competitiva globalmente

El informe del Observatorio Barcelona determina que la urbe ha salido reforzada de la crisis pandémica y que se ha situado, por primera vez desde 2016, entre las 20 ciudades con mayor potencial de futuro

Barcelona ha demostrado que es una ciudad resiliente y capaz de mantener el atractivo y el buen posicionamiento económico europeo y mundial, después de los estragos ocasionados por la pandemia del coronavirus, según el balance de los principales indicadores de económicos y sociales de 2021.

Recogidos en el informe anual del Observatori Barcelona, ​​los 34 ítems analizados por diversas instituciones y entidades internacionales muestran una clara recuperación económica y sitúan la ciudad, por primera vez desde 2016, entre las 20 urbes con mayor competitividad global. Barcelona es pues, con la 18ª posición del mundo y la 7ª de Europa, una ciudad destacada por su economía, la investigación y el desarrollo, el medio ambiente, la interacción cultural, la habitabilidad y la accesibilidad, según el informe Global Power City Índice 2021, de la Mori Memorial Foundation.

Esto se traduce en un favorable posicionamiento entre las 25 principales ciudades del mundo en cuanto a actividad económica, calidad de vida, sostenibilidad y cohesión social, mercado de trabajo y formación y sociedad del conocimiento, entre otros. Destaca entre las cinco primeras ciudades en habitabilidad y está en 14ª posición en interacción cultural.

El atractivo de la ciudad la convierte en un polo de actividad económica y facilita que esté en condiciones de afrontar futuras oportunidades, como demuestra que es también un hub tecnológico de referencia en Europa con la atracción de inversión extranjera. Barcelona es la séptima ciudad europea en captación de inversión tecnológica —Madrid ocupa el décimo puesto—, según el informe State of European Tech21, que elabora la entidad Atomico, con lo que la capital catalana gana nueve posiciones respecto de 2020. Su posición es mejor que la de plazas como Oxford, Viena, Copenhague o Helsinki y ha escalado puestos gracias a que el ecosistema emprendedor ha cuadriplicado los recursos de capital captados en la esfera internacional.

El tercer indicador donde Barcelona ha dado un mayor salto es en la percepción de seguridad (que incluye la seguridad personal, pero también la sanitaria o la alimentaria), situándose como la undécima ciudad más segura del mundo, frente al puesto 26 de la anterior edición, con lo que ha ganado 15 posiciones, según Safe Cities Index 2021, elaborado por The Economist.

La atracción, formación y retención de talento es también una de las mejores ventajas. El atractivo laboral de Barcelona pasa por delante del que tienen Sydney o Los Ángeles y es una de las únicas cuatro ciudades europeas (con París, Ámsterdam y Berlín) que está entre los 10 primeros destinos de profesionales de todo el mundo.

La ciudad destacada por su economía, la investigación y el desarrollo, el medio ambiente, la interacción cultural, la habitabilidad y la accesibilidad

El Observatori Barcelona, ​​una publicación que elaboran conjuntamente el Ayuntamiento de Barcelona y la Cámara de Comercio de Barcelona, ​​aborda también los aspectos de sostenibilidad y medio ambiente y el coste de la vida. En este último, la ciudad es la número 84 del mundo tras escalar quince posiciones, pero se mantiene de forma prácticamente regular como la 17ª de Europa, según Worldwide Cost of Living Survey.

En cuanto a la sostenibilidad, es la 14ª ciudad más sostenible de Europa en 2021, por el Schroders European Sustainable Cities Index, que realiza el seguimiento de 13 políticas ambientales; y la 17ª urbe del mundo con el sistema de movilidad más sostenible, situándose entre las diez primeras en lo que se refiere a infraestructuras de movilidad, con el fomento del uso de la bicicleta, entre otras.

Barcelona sostenibilidad
La bicicleta: transporte clave en el futuro sostenible de Barcelona y del mundo.

Durante la presentación del informe, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Jaume Collboni, ha resaltado que se pone de manifiesto que “Barcelona sale con mucha fuerza” de este período de pandemia y con un sector tecnológico “en expansión”, como demuestra la creación de empleo “convirtiéndose en la ciudad de España que más empleo ha generado en 2021”. El pasado mes de diciembre, Barcelona fue la ciudad de más de 500.000 habitantes donde se producía una mayor reducción interanual del paro registrado (-32,5%), muy por encima de la media estatal (-20,1%).

Sin embargo, tanto Collboni como la presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona, ​​Mònica Roca, han coincidido en indicar que hay que seguir sumando esfuerzos porque la crisis de la pandemia ha pasado factura a algunos sectores en concreto y que, a pesar de que muchos negocios se han podido reinventar, otros han tenido que cerrar, con la correspondiente afectación sobre la masa laboral. De hecho, algunos aspectos del mercado de trabajo y el impacto sobre el turismo, son algunos indicadores negativos de una ciudad que “es la mejor del sur de Europa para invertir”, ha concluido Collboni.

La presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona ha insistido en que Barcelona tiene “un modelo de crecimiento económico inclusivo, que crea puestos de trabajo de calidad, en sectores como el tecnológico, y de alto valor añadido”, que posicionan a la ciudad internacionalmente.

22@
El [email protected] es el protagonista de la atracción de talento tecnológico y de la inversión récord en oficinas. © V. Z. González