Banco Sabadell se ha volcado en que el modelo de relación remota con clientes sea simple y eficiente.

Banco Sabadell se une a Onfido para la identificación digital de clientes

Banco Sabadell avanza en su estrategia de digitalización con la incorporación de la tecnología de biometría facial para la identificación de nuevos clientes desarrollada por la startup londinense Onfido.

La implantación de sistemas de identificación y autenticación remota se ha convertido en un elemento central para el éxito de los servicios de banca digital que ofrecen las entidades financieras. En un contexto de pandemia, resulta vital poder abordar procesos como el alta de nuevos clientes de forma totalmente online, sin necesidad de interactuar con otros canales de comunicación, como la red de oficinas o el servicio de atención telefónica. Para asegurar que este proceso, además de 100% digital, sea rápido, ágil y seguro, Banco Sabadell ha firmado una alianza estratégica con Onfido, una startup londinense especializada en biometría facial y verificación de la identidad.

Gracias al acuerdo, Banco Sabadell ha podido integrar en su sistema informático la tecnología de inteligencia artificial de Onfido para los procesos de identificación y onboarding digital de clientes. Así, desde septiembre el servicio de Onfido ya se utiliza para el alta remota a la banca online de Sabadell. Las herramientas de la startup permiten completar la verificación de documentos y confirmar que la identificación enviada por los usuarios coincide con su rostro gracias a la biometría facial. La solución garantiza que la persona que presenta la identidad es el legítimo propietario y está físicamente presente en el momento de la identificación, lo que evita la necesidad de tener que enviar documentación adicional, haciendo que el proceso sea mucho más ágil tanto para el cliente como para el banco.

Ejemplo de los pasos que debe seguir el nuevo cliente para identificarse.

“El partnership con Onfido permite a Banco Sabadell acelerar el despliegue de una capacidad clave en el modelo de relación remota con clientes a través de una experiencia simple y eficiente para su identificación y contratación de nuevos productos”, explica Pol Navarro, director general de InnoCells, el hub de innovación digital de Banco Sabadell.

Por su parte, el cofundador de Onfido, Husayn Kassai, destaca que su tecnología “aporta confianza a las interacciones digitales en todo el mundo, ya que verifica de una forma segura la identidad de un usuario desde el momento de su alta en la compañía”.

Gracias a la implantación de este servicio, The Digital Banker, en su edición de 2020, ha concedido a Banco Sabadell el premio Best eKYC en los Global Retail Banking Innovation Awards, unos galardones internacionales que reconocen a las mejores entidades financieras que destacan por su liderazgo en innovación y experiencia cliente.

Según Banco Sabadell, de todas las soluciones tecnológicas que existen en el mercado se ha optado por la de Onfido “por su excelente motor de detección de fraude y por la facilidad de integración tecnológica en los distintos canales digitales del banco”. A través de técnicas de verificación de identidad como la foto-selfie y el vídeo-selfie, el sistema de Onfido permite cubrir todos los requerimientos normativos y regulatorios que exigen los procesos de digitalización de documentos oficiales y verificación de la identidad.


Identidad digital y seguridad, el papel de la banca

La identidad digital de una persona está configurada por muchos datos, que incluyen no solo el nombre, la fecha de nacimiento y la edad, sino también el correo electrónico, las contraseñas y los registros de comportamiento y preferencias que se generan, por ejemplo, a la hora de navegar por Internet. El imparable proceso de digitalización hace muy difícil controlar el uso que se realiza de estos datos y uno se pierde a la hora de gestionar los consentimientos que ha otorgado a las empresas, aplicaciones o sitios web con los que ha interactuado.

Aunque existe el Reglamento de Protección de Datos (RGPD), lo cierto es que resulta complicadísimo gestionar adecuadamente la identidad digital. En este contexto, la banca se erige como un partner ideal del ciudadano para ayudarle a preservar sus datos, ya que la relación de las entidades con sus clientes se basa en la confianza. Así, si un ciudadano confía algo tan importante como es el dinero a su entidad financiera, también puede confiarle la custodia de otro bien cada vez más preciado: su identidad digital.

Los bancos tienen ante sí la oportunidad de convertirse también en proveedores de identidad digital para distintos sectores aprovechando la confianza que tradicionalmente tiene el sector financiero para los consumidores. ¡Si son los gestores de su patrimonio, cómo no lo van a ser de su identidad digital!

El blockchain se vislumbra como la tecnología ideal para hacer que este proceso de custodia y acceso a los datos personales sea seguro y para garantizar la preservación de los mismos y la total fiabilidad. Gracias al blockchain será posible en todo momento conocer quién tiene o ha tenido acceso a nuestros datos. Además, esta tecnología se podrá combinar con soluciones biométricas de alta seguridad para que compartir la identidad online o información privada solo sea posible utilizando parámetros biométricos como la huella dactilar o el escáner del iris.

Para impulsar los servicios financieros en tecnología blockchain, Banco Sabadell se ha constituido como socio de Alastria, una asociación sin ánimo de lucro formada por más de 500 socios. La idea es que Alastria sirva de plataforma para que las entidades financieras desarrollen servicios de acceso y modificación de la identidad digital que sean mejores a los desarrollados por grupos como Facebook o Google. La banca tiene una ventaja respecto a estas grandes compañías tecnológicas: es capaz de garantizar la veracidad de los perfiles de sus usuarios.

Como miembro de Alastria, Sabadell trabaja para ser un referente en el desarrollo de servicios vinculados a la identidad digital y para erigirse en el garante de los datos de sus clientes ofreciendo un servicio que les posibilite gestionar su información y perfil en cualquier transacción realizada con terceros.