22@
El [email protected] es el protagonista de la inversión récord en oficinas. © V. Z. González

Las empresas tecnológicas acaparan el 40% de la contratación de oficinas en Barcelona

La inversión inmobiliaria en la capital catalana supera los niveles prepandémicos después de cerrar un año récord, con operaciones por un valor total de unos 3.700 millones de euros

El sector inmobiliario en Barcelona se ha recuperado del impacto que supuso la irrupción de la covid y ha conseguido unas cifras en 2021 superiores a las del 2019, ejercicio que ya fue de récord y permitió superar las obtenidas en el último pico, en 2007. La inversión total se ha situado en los 3.657 millones de euros el año pasado, un 24% más que en 2019, según la consultora CBRE. El segmento de las oficinas ha sido el que ha tenido un mejor comportamiento, llevándose casi la mitad de toda la inversión y con el protagonismo de las empresas tecnológicas, a pesar de la generalización sin precedentes del teletrabajo que ha provocado la pandemia y la incertidumbre todavía existente sobre el retorno absoluto a la presencialidad.

En este año de récord, la inversión que el sector inmobiliario ha captado en la capital catalana ha representado casi el 30% de la cifra total lograda en España, un porcentaje inédito que no se había obtenido desde el inicio de la serie histórica, en 2007. El aumento en el peso total nacional representa un crecimiento de cinco puntos respecto al 2019 y permite situarse muy cerca de Madrid, que ha concentrado el 34%.

Según el director de CBRE Barcelona, Xavier Güell, los motivos que explican este buen comportamiento son la tendencia del capital a buscar mercados seguros después de una crisis y la buena posición que la capital catalana ha consolidado en los últimos años, así como la disponibilidad de la oferta de calidad que buscaban los inversores. Por eso, Güell remarca que ha sido clave el dinamismo del [email protected] para captar nuevos proyectos, sobre todo de oficinas, cuestión que ha permitido que Barcelona saliera mejor parada que Madrid, sin activos disponibles suficientes para seducir a la demanda.

Acompañando al segmento de las oficinas, hoteles y vivienda de alquiler han sido los subsectores que se han llevado buena parte de la inversión, consiguiendo el 84% y relegando el segmento industrial y logístico y, especialmente, el retail. La inversión en oficinas ha llegado a los 1.657 millones de euros, un 10% más que en 2019, y por encima de los 300 millones de metros cuadrados contratados. Las operaciones cerradas también se han caracterizado por aumentar la inversión media respecto al 2019. A nivel nacional, esta cifra representa el 70% del total, con Madrid quedándose solo con el 28%.

Grandes operaciones como la venta de la cartera Pentagon al fondo de inversión KanAm y del complejo Sea Towers a Allianz son ejemplos de este año de récord. “Nos tendríamos que remontar al año 2007 para obtener datos similares a los del año pasado. De cara a 2022, se espera que este segmento continúe liderando la inversión en Barcelona y consiga cifras similares o superiores al récord de 2021”, sostiene la responsable de Research Barcelona de CBRE, Marta Tarrío. Concretamente, la consultora espera que el volumen de inversión esté entre los 1.500 y los 1.800 millones de euros este 2022, con 340 millones de metros cuadrados contratados.

Uno de los factores de esta inversión récord en oficinas que muestra el liderazgo tecnológico de Barcelona es que el 40% de los metros cuadrados contratados corresponde a empresas que operan en este nuevo sector económico, expone Güell. Teniendo en cuenta que vive un momento de expansión, el director de CBRE Barcelona defiende que la capital catalana afronta buenas expectativas de cara a futuras operaciones inmobiliarias. Especialmente en la zona norte del [email protected], donde todavía queda mucho espacio por desarrollar.

Los otros dos líderes de la inversión inmobiliaria en Barcelona, hoteles y residencial de alquiler, se han llevado 778 millones y 627 millones de euros, respectivamente. En el sector hotelero, como en el de las oficinas, se han cerrado operaciones de gran valor, que antes de la crisis del coronavirus no se hubieran hecho, manteniendo de este modo precios prepandémicos e, incluso, superiores. En el sector residencial de alquiler, que incluye también el coliving y las residencias de estudiantes y de gente mayor, se ha vivido un año de récord, creciendo en un 116% respecto al 2019 y con operaciones a principios del 2022 que confirman esta tendencia positiva, como la compra de 2.000 viviendas por parte de la gestora Patrizia, asesorada por CBRE, por un importe de 600 millones de euros.