Campus Ciutadella del Coneixement UPF
En la zona donde ahora está el párking es donde se construirán los edificios del BIST, la UPF y el CSIC.

La Ciutadella del Coneixement empezará obras en octubre

B:SM licitará esta semana los trabajos para construir un aparcamiento subterráneo, la primera pieza del futuro complejo de investigación. También será el primer párking de la empresa pública diseñado desde un principio para incluir otros servicios de movilidad como la carga eléctrica, la distribución urbana de mercancías o aparcamientos para bicicletas.

La Ciutadella del Coneixement, una iniciativa científica, cultural y urbanística que quiere transformar esta zona de Barcelona, continúa haciendo pasos adelante para su materialización. La primera piedra la pondrá B:SM, encargada de construir el aparcamiento subterráneo del futuro complejo de investigación que emergerá junto al parque de la Ciutadella y el Zoo de Barcelona. La Universitat Pompeu Fabra (UPF), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Barcelona Institute of Science and Technology (BIST) construirán encima tres edificios, con una superficie de 7.500 metros cuadrados y 46.000 metros cuadrados de techo edificable. Los trabajos supondrán una inversión de casi 93 millones de euros.

La empresa pública licitará las obras para construir el nuevo aparcamiento esta semana, con la previsión de empezarlas en octubre y acabarlas en otoño de 2024. Según fuentes conocedoras del proyecto, cuando esté terminada la losa por encima de la planta -1 del párking, arrancarán las obras del primer edificio del complejo, el del BIST. Más adelante, seguirán las de los dos de la UPF y el CSIC. El conjunto se espera que se complete a finales de 2025, plazo que se ha ido ampliando debido a las dificultades que han ido atrasando el inicio de las obras.

Además de las obras que hará B:SM, que servirán para sustituir otro párking al aire libre que ocupa el solar sobre el que se erigirán los tres centros de investigación, donde antes había estado el antiguo Mercado del Pescado, los trámites del BIST, la UPF y el CSIC también van avanzando. El BIST seleccionó el estudio de arquitectura barcelonés Barozzi Veiga para la construcción de su edificio, que será el que ocupará más espacio y el más alto, con una superficie construida de 25.000 metros cuadrados repartidos en ocho plantas. Se espera que acoja a 500 investigadores y unos sesenta grupos de investigación de centros del BIST como el CRG, el IBEC, el ICN2 y el IRB Barcelona.

Por su parte, la UPF y el Instituto de Biología Evolutiva (IBE), compartido entre Pompeu Fabra y el CSIC, ya han preseleccionado los cinco despachos de arquitectura que optan a hacerse con el diseño del nuevo centro. Los escogidos están acabando de perfilar sus propuestas finales y se espera la resolución para finales de julio. Este concurso incluirá, en primer lugar, el edificio de la UPF, que tendrá 8.300 metros cuadrados de techo edificable y tres plantas de altura, y se dedicará a la investigación sobre el bienestar planetario. El segundo edificio, con 6.000 metros cuadrados de techo edificable y cinco plantas de altura, acogerá la nueva sede del IBE, reuniendo bajo un único techo a sus investigadores, que actualmente se encuentran en dos edificios separados.

El primer aparcamiento concebido como hub de servicios de movilidad de B:SM

El párking de B:SM no solo servirá para dar el pistoletazo de salida a las obras en el antiguo Mercado del Pescado, sino que también representa un nuevo modelo de infraestructura para la empresa pública. Es el primero que se ha concebido desde su origen como hub de servicios de movilidad. “Son aparcamientos que ya no están solo pensados para coches, sino que también lo están para la distribución urbana de mercancías y otros medios de transporte, como las bicicletas y los vehículos de movilidad personal”, explica Josep Maria Deulofeu, director de Servicios de Movilidad Urbana a B:SM.

“Son aparcamientos que ya no están solo pensados para coches, sino que también lo están para la distribución urbana de mercancías y otros medios de transporte, como las bicicletas y los vehículos de movilidad personal”, explica Josep Maria Deulofeu

Desde hace años, los aparcamientos de B:SM habían ido incorporando estos nuevos servicios, como también están haciendo empresas privadas como Saba, pero hasta ahora no se había podido definir la estructura de uno nuevo teniéndolos en cuenta. Por ejemplo, señala Deulofeu, se ha ampliado el gálibo para dejar pasar a vehículos más altos, como las furgonetas de distribución; se ha diseñado el espacio de manera diáfana, con menos columnas, permitiendo adaptarse a las diferentes necesidades de movilidad, o se ha previsto instalar ascensores más grandes, que permitan subir la bicicleta o las camionetas que se usan para repartir paquetes por la zona.

Con una superficie total de 7.000 metros cuadrados, el párking ofrecerá más de 300 plazas de estacionamiento para coches y motocicletas, algunas equipadas con puntos de recarga eléctrica que se incorporarán a la red Endolla Barcelona. Habrá un espacio para el estacionamiento seguro de bicicletas y vehículos de movilidad personal, así como servicios de carsharing, taquillas donde recoger paquetes y pequeños espacios de almacenamiento desde donde los operadores de microdistribución podrán repartir mercancías. La construcción de esta infraestructura supone una inversión total de 26,6 millones de euros, de los cuales diez millones los aporta directamente B:SM, mientras que el resto provienen de los otros operadores implicados.

Pàrking BSM
B:SM está ampliando los servicios que ofrece en sus aparcamientos, incluyendo puntos de recarga que se conectan a la red pública Endolla Barcelona.