Bala Busta
El shawarma de coliflor, tahini y melaza de Bala Busta. © Marta Garreta

Las novedades gastronómicas de otoño en Barcelona

El 2021, lejos de arrastrar una sensación de desánimo por ser el segundo año en un contexto de pandemia, parece que se despedirá con una intensa actividad en lo que a aperturas de restaurantes interesantes se refiere. Aterrizan grupos solventes como Saona, Grosso Napoletano o Salvaje y ven la luz proyectos con nuevos actores como Bar Bar, Boro Bar o Bala Busta. El sabor está servido.

El año 2021 parece que nos abandonará con el listón muy alto. La capital catalana, a un ritmo más pausado, mediterráneo y cauto que la dinámica de Madrid, abrazará el nuevo año con un sector de la restauración en crecimiento y que ve ya más cerca la luz al final del túnel.

Propuestas variadas e interesantes, no faltan, veamos algunas.

CASA LUZ Y SAVIA

El chef Tomás Abellán está de enhorabuena porque protagoniza estreno por partida doble: en el rooftop del hotel Casa Luz Abellán ofrece una gastronomía con foco en el producto y su trazabilidad, en una carta corta sin complicaciones y bien enfocada, con acento en los vinos seleccionados por la sumiller Ximena Arce. En Savia, Abellán y Arce unen fuerzas de nuevo para mostrar una sinergia absoluta entre líquido y sólido, siendo la carta un ejercicio de reflexión sobre las posibilidades que el vegetal ofrece en la gastronomía. Dos propuestas que buscan, en definitiva, la esencia y la reconexión del cocinero y el comensal con el producto desde un contexto de sostenibilidad.

Savia
Uno de los arroces del restaurante Savia. © Savia

LA TEXTIL

Este espacio multidisciplinar, que aúna una fábrica de cerveza artesanal dirigida por el maestro cervecero Brian Blazek y una sala de conciertos, esconde en su interior una joya. Bajo la batuta del chef Pablo Lagrange (exjefe de partida en Pakta y Tickets y finalista en el San Pellegrino Young Chef España y Portugal 2018), se ofrece una propuesta gastronómica de alto nivel que apuesta por la experiencia culinaria bajo el vehículo del fuego, del producto de temporada y la economía circular.

Todo el producto se aprovecha en La Textil, nada se convierte en merma gracias al buen oficio de Lagrange que, de una cebolla, aprovecha hasta la piel: con ella elabora un polvo que aporta matices a la mantequilla ahumada. Creatividad al servicio del sabor y la conciencia realizada desde una cocina abierta, rodeada por una barra y taburetes para disfrutar tanto de los platos como del trajín del equipo en cocina.

La Textil
Platillo con huevo de La Textil. © Lenka Salinger

LA BALA BUSTA

La Bala Busta significa “mujer que lleva su casa de forma práctica y energética” en hebreo. De Israel, de raíces y de personalidad va el nuevo restaurante de Ronin Stern y Rafael Campos (Auto Rosellon), contando con Mariana Maio dirigiendo la cocina. Es un concepto que visualmente integra la cocina con la sala, como un comedor, que resulta muy acogedor y diáfano. Aquí se pueden probar especialidades de la tierra de origen de Stern, mucha esencia de la cocina middle east y muchas elaboraciones tamizadas por el background culinario de la chef, que mezcla culturas gastronómicas con un discurso propio. El pan jalá, que cocinan a diario, es una de las exquisiteces simples que se ensalzan con una mantequilla, así como los encurtidos que refrescan los sabrosos platos, sean vegetales o de proteína animal. Complementa la experiencia una buena selección de vinos sin sulfitos.

Bala Busta
Los buñuelos de berenjena de Bala Busta. © Marta Garreta

BAR BAR

Bar Bar llega a una ciudad que en el último decenio ha aprendido a valorar y reconocer la gastronomía india tanto en productos como en platos. El caso es que el nuevo restaurante del chef Nikhil Mahale, del londinense Farzi Cafe, brinda un nuevo escalón para los apasionados de la cocina india. Con un enfoque tradicional en cuanto a sabores y recetario, Mahale apuesta por emplatados gastronómicos, elevando recetas centenarias de buena parte de los 28 estados de la India con una presentación atractiva y resultona. Desde curries a platos streetfood de norte y sur, sin que falte un buen pan naan (de cuya elaboración en el horno tandur se dedica en exclusiva un único miembro del equipo en cocina). Otro acierto es el abrir una ventana al mundo de los postres, brindando el descubrimiento a quienes deseen probar más dulce que no sea el kulfi.

Bar Bar
Los baos de Bar Bar. © Joana Choquet

HONEST GREENS

El cuarto restaurante de la cadena en nuestra ciudad se ha instalado en el Westfield Glòries, con una propuesta plant-based en un 80% que comparte con los 11 restaurantes repartidos entre Madrid, Barcelona y Lisboa. La carta de Honest Greens, que sigue el criterio de la temporada, busca fórmulas atractivas para que tanto paladar como vista disfrute de una cocina muy sabrosa con una ajustada relación calidad-precio. Por ello, Honest Greens es una excelente opción para quienes busquen comer sabroso, sano y de forma rápida.

Honest Greens
Pollo Piri Piri. © Honest Greens

Aunque su apertura coincidió con el inicio del verano, hay otras novedades que están en boca de todos como rabiosa actualidad y son excelentes propuestas para conocer este otoño: Salvaje, que ocupa el local de Bellavista del Jardín del Norte del Grupo Iglesias y Messi con una propuesta de alto standing con comida asiática de fusión, precedido por el rotundo éxito de Madrid; Saona con doblete en la calle Aribau y en el centro comercial La Maquinista, reconocidos a nivel nacional por su cocina mediterránea casual con buena relación calidad-precio; el desembarco de Grosso Napoletano en la calle Casanova, tras alzarse con el reconocimiento de estar entre las 10 mejores cadenas de pizza artesanal según el 50 Best Pizza; Trikini, una oda a la versatilidad del bikini si se le pone creatividad y humor, en Poblenou; Bodega Lito, la reconversión de Bodega 1900 bajo la dirección del jefe de sala Ángel Geriz con el espíritu de mantener la esencia, e incluso algunos hits de la carta; Boro Bar, de los mismos propietarios de Elsa & Fred, sirven tapas, sándwiches y hamburguesas con espíritu juguetón de fusión y La Papa sorprende con un interiorismo orgánico que refleja una carta de platos saludables y exóticos que firma Agustina Prinsich.

En este repaso no podían faltar dos esperados regresos con sede en hoteles: Bar Veraz, en el Edition con Pedro Tassarolo al mando de una cocina mediterránea que se nutre del proveedor local y del vecino Mercat de Santa Caterina, y Virens, el desembarco de Rodrigo de la Calle en el Almanac con su reconocida cocina de proximidad y ecológica centrada en la proteína vegetal.

Bar Veraz
La berenjena del Bar Veraz. © Marta Garreta

El foco de atención también se dirige a proyectos que en breve verán la luz, como Molino de Pez, en Diagonal con Passeig de Gràcia, del Grupo La Ancha, o Tamae Bar, fruto del reencuentro de dos excompañeros y amigos del Bulli, Eugeni de Diego y Albert Raurich con foco en el fast good de la cocina asiática para take away, que a su vez tendrá una pequeña barra de degustación.

Ruar, que en pocos días abre las puertas en Paral·lel, promete bocadillos suculentos y sorprendentes basándose en el recetario de street food de los principales focos internacionales de la comida callejera. Otro de los grupos que crea conceptos originales, Pantea Group, prepara la apertura de un healthy bar en Sarrià, con el sugerente nombre de Bowy. Y no menos esperado es el regreso de El Principal bajo el nombre de Gala y la batuta del grupo Isabella’s, en gran expansión con su concepto de italianidad moderna y contemporánea.

Tamae Bar
Albert Raurich y Eugeni de Diego en el Tamae Bar. © Albert Raurich