Reunión de trabajo en el centro tecnológico de Ocado en el [email protected]

El ecosistema de ‘hubs’ consolida a Barcelona como un referente europeo en innovación tecnológica

Con los sectores health y deep tech como punta de lanza, la capital catalana se afianza a pesar de la pandemia como uno de los principales centros en recepción de inversiones, desarrollo de nuevas empresas y atracción de talento

Si la inversión nacional y extranjera en Barcelona estaba viviendo uno de sus mejores momentos justo antes de la pandemia, la crisis generada por la Covid-19 no ha hecho más que afianzarla. Pese al terremoto que ha sufrido la actividad económica y, en consecuencia, el mercado laboral en los últimos meses, parece que la recuperación se va consolidando poco a poco y que la inversión no deja de crecer, especialmente la que tiene un origen internacional.  

Según el reciente informe publicado por dealroom.co el pasado mes de octubre, Barcelona se encuentra en octava posición en Europa como mayor hub de startups, con una valoración total que supera los 19.000 millones de euros. Además, acumula más de 46.000 millones de euros en inversiones destinadas a los hubs tech desde 2015, y cuenta con nueve de los 20 potenciales unicornios que existen actualmente en España (que se encuentra en quinto lugar en el ránking europeo). Como guinda del pastel, la capital catalana cuenta con tres de las cuatro compañías tech españolas más valiosas (Glovo, Wallbox y Letgo), cuyo valor total supera los 4.800 millones de euros.

Unos datos muy positivos que se confirman con los anuncios de Festo, The Knot Worldwide y Essity de la instalación en Barcelona de sus centros tecnológicos que, sumados a los de empresas como Nestlé, Grifols o Microsoft, certifican una tendencia al alza, que se ha visto catapultada por la noticia del lanzamiento de un nuevo hub mundial digital por parte de Pepisco. El concepto de hub, que podría traducirse como el de un centro logístico, de intercambio o punto de conexión entre varios actores, se ha apoderado de la capital catalana como base de operaciones, y a las multinacionales no les ha parecido nada mal la propuesta. Tampoco al Ayuntamiento de Barcelona, ​​que actualmente prevé invertir una cifra cercana a los 700 millones de euros en promoción económica, durante el período 2020-2023.

Y es que la administración municipal ha decidido impulsar la creación de varios centros de innovación de referencia en Europa, entre ellos el nuevo hub Sportech que se acabará de construir en Montjuïc a lo largo de los próximos dos años o el [email protected] Norte, que sumará más de 100.000 nuevos metros cuadrados de oficinas antes de fin de año. “Barcelona y Catalunya cuentan con la segunda mejor estrategia de Europa para captar inversiones de ámbito tecnológico, con excelentes perspectivas para recibir inversiones en innovación, tecnología y startups“, indica Jaume Collboni, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona.

Barcelona se encuentra en octava posición en Europa como hub de startups, con un valor de 19.000 millones

Uno de los proyectos que más se  valoran desde el consistorio es el de Barcelona Accelera, que busca impulsar programas innovadores a través de capital privado. “Buscamos invertir en fondos privados de capital para acelerar el crecimiento de proyectos emprendedores y startups diferenciadas con el objetivo de establecer la tecnología como uno de los ejes vertebradores de la ciudad“, concluye Collboni.

Según el ranking Top Tech Cities of the Future, de la prestigiosa fDi Magazine, Barcelona se sitúa en la octava posición entre las ciudades europeas tecnológicas del futuro. Tech Barcelona (que incluye el Pier01, uno de los cinco centros más innovadores del mundo según la revista Forbes), la Mobile World Capital, el 4YFN o el DFactory BCN, entre otros, son algunos de los espacios tecnológicos con mayor recorrido que han logrado madurar y consolidarse como referentes europeos en los últimos años.

“El ecosistema tecnológico ha madurado mucho en los últimos años, me atrevería a decir, 20 años. Barcelona se ha consolidado entre las cinco primeras ciudades emprendedoras a nivel europeo”, puntualiza Miguel Vicente, presidente de Tech Barcelona. Vicente destaca que una clara señal de ello es que la liquidez ha aumentado este año en más de un 40% en lo que se refiere a los fondos de capital riesgo, “una tendencia que, de seguir así, podría contribuir al objetivo que en seis o siete años el sector tecnológico represente más del 25% de nuestro PIB”.

El Cibernàrium de Barcelona Activa. © Barcelona Activa

“Hace unos años podías pensar que la economía digital era un sector muy concreto, pero a medida que esto se vaya desarrollando dejará de haber hubs específicos y se dará paso a sectores mucho más transversales”, puntualiza Fèlix Ortega, director general de Barcelona Activa. Uno de los hechos que demuestran esta madurez es la celebración, a finales del pasado mes de septiembre, de Wayra Investors Day, en el Recinto Modernista de Sant Pau. Se trata de un evento de networking liderado por el hub tecnológico de Telefónica, con el objetivo de presentar las startups en las que ya ha invertido la empresa a través del fondo Telefónica Open Innovation y ponerlas en contacto con inversores de carácter internacional. En total, al evento celebrado este año acudieron más de 100 inversores de todo el mundo, “todo un hito para conseguir más scale-ups (startups consolidadas que buscan escalar el modelo a nivel internacional) que salten al mercado europeo”, explica la responsable de Wayra en Barcelona, ​​Marta Antúnez.

El sector health tech, al alza

El sector de la tecnología de la salud es una de las puntas de lanza de la creciente importancia de la capital catalana en el continente europeo. Según el Informe de la BioRegión 2020, publicado por Biocat y CataloniaBio&HealthTech, durante el pasado año las startups de salud catalanas consiguieron sumar 226 millones de euros de inversión, la cifra más alta de la historia y el doble de los recursos de hace dos años.

“Barcelona lo tiene todo para seguir creciendo en el sector health tech: un tejido empresarial potente, talento tecnológico y hospitales de referencia en Europa”, explica Ricard Castellet, director digital de Gebro Pharma, un laboratorio farmacéutico de origen austríaco con una importante delegación en la capital catalana. Uno de los centros más importantes de desarrollo en materia de salud es el Barcelona Health Hub (BHH), situado en el Recinto Modernista del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau. Se trata de un centro de innovación líder que promueve la innovación en digital health y conecta a empresas y startups del sector con inversores y organizaciones de salud. El pasado 9 de noviembre, además, el BHH celebró en el BIZ Barcelona la primera edición de los premios Barcelona Deep Tech Node, junto a Hello Tomorrow, una aceleradora parisina de gran prestigio especializada en tecnología de gran impacto.

Las startup de salud catalanas lograron sumar 226 millones de euros de inversión en 2020

La inversión, dirigida principalmente a proyectos de realidad virtual, inteligencia artificial, impresión 3D y Big Data, tiene una parte muy importante de participación internacional. Según el informe, la financiación principal proviene de capital riesgo, que acumuló 140 millones de euros el pasado curso. El 62,2% de esta cantidad proviene de inversores extranjeros, que se han multiplicado por cinco desde 2015, pasando de los 14 de entonces a los 73 de 2020.

El sector de la salud representa, en cifras generales, un 7,3% del PIB de la región catalana y está integrado por más de 1.200 empresas que emplean a aproximadamente 230.000 personas. De éstas, 55.440 personas se dedican a la industria médica y el desarrollo tecnológico del ámbito de la salud, reportando unos beneficios en 2018 de hasta los 19.767 millones de euros. De entre todos los subsectores de la industria, el más destacado fue el farmacéutico, que encabezó la lista el pasado año con unos beneficios que superan los 9.158 millones de euros, seguido del biotecnológico, 4.098 millones de euros, y el de tecnología médica, otros 3.109 millones de euros. La división de salud digital acumuló la cifra de 119 millones de euros.

Oficinas de la Mobile World Capital, en Barcelona. ©V. Zambrano

El deep tech, la última revolución

Una de las últimas novedades en el panorama tecnológico ha sido la irrupción del famoso deep tech. Aunque el nombre pueda sonar ligeramente extraño y confuso, se trata sencillamente de ese subsector del ámbito tecnológico que se dedica a proporcionar soluciones y cambios revolucionarios, especialmente a industrias tradicionales. A través de la inteligencia artificial, la robótica, la biotecnología y el Big Data, las empresas deep tech logran cambios mediante una tecnología que no puede ser sustituida fácilmente y que tiene beneficios significativos a medio y largo plazo. “A diferencia de las startup que han ido apareciendo en los últimos años, este sector garantiza soluciones reales a problemas globales mediante una patente y un proyecto realmente sólidos”, argumenta Oscar Salas, director de The Collider, el programa de innovación de Mobile World Capital especializado en deep tech.

La inteligencia artificial, la robótica, la biotecnología y el Big Data, claves en las deep tech

Pese a las buenas cifras de inversión que se están registrando este año que, según el informe de dealroom.co, en el primer semestre de 2021 en España se alcanzó la cifra de 1.900 millones de euros de inversión en startups (en el primer semestre de 2019 fueron 700 millones de euros de inversión y en el conjunto de 2020 otros 1.100 millones de euros), Oscar Salas alerta de la falta de conversión en valor de mercado. “En Europa, las startup de deep tech tienen un valor medio a corto plazo que multiplica por cinco el de las nuestras, y con Estados Unidos la diferencia es aún mayor”, concluye Salas, quien argumenta que “todavía nos queda mucho camino por recorrer pero tenemos todos los ingredientes para acabar convirtiéndonos en una referencia mundial”.

El Parc Tecnològic de Barcelona Activa acoge la nueva escuela 42 Barcelona.

La formación, el talento

Barcelona destaca también como uno de los centros formativos en posiciones digitales más potentes de Europa. El campus de la Universitat Politècnica de Catalunya, por ejemplo, destaca por ser uno de los mejores centros de innovación científico-tecnológica en el ámbito académico, además del nuevo campus de programación 42 Barcelona, ​​del Parque Tecnológico, ubicado en Nou Barris. “Según datos extraídos del Informe Anual del Sector TIC y de los Contenidos en España, la demanda de perfiles digitales ha aumentado casi un 40% interanual en la ciudad y el 72% de estos puestos de trabajo son de contratación indefinida”, afirma Álvaro Ortin, consejero delegado de la consultora digital Enzyme Advising Group.

El impulso que puede dar el Barcelona Sports Tech en el Palacio de Deportes de Montjuïc, los planes de Tech Barcelona para inaugurar un nuevo hub fintech en la Bolsa de Barcelona o el reciente anuncio de la instalación del primer hub de computación cuántica del sur de Europa financiado por la Unión Europea demuestran que las áreas de innovación que crecen en la capital catalana abarcan parcelas muy distintas entre sí, pero con un denominador común: convertir a Barcelona en un referente mundial en el sector tech.