Las nuevas promociones estarán localizadas en el [email protected] © V. Zambrano

Barcelona sumará este año 260.000 metros cuadrados más de oficinas

La contratación de oficinas cayó un 57% en 2020 por el impacto de la pandemia, con 170.000 metros cuadrados, lejos del récord de casi 400.000 metros cuadrados de 2019. El 42% de la nueva oferta que saldrá al mercado este año se concentra en el distrito [email protected]

Los efectos de la pandemia se han dejado notar sensiblemente en el mercado de la contratación de oficinas en Barcelona. A lo largo de 2020, en la ciudad las empresas alquilaron un total de 170.000 metros cuadrados, un 57% menos que en 2019, un año que fue considerado de récord.

 

Concretamente, en el ejercicio de 2019 Barcelona absorbió 399.000 metros cuadrados de oficinas, un 4,4% más, la segunda cifra más alta en quince años, solo superada por la contratación de 2015. Las multinacionales del sector del coworking fueron las grandes protagonistas de ese récord.

Muy distinto ha sido el año 2020, con un descenso del 57% como consecuencia de la incertidumbre empresarial provocada por la crisis de la covid, que ha instaurado el teletrabajo y vaciado las oficinas, además de posponer muchas decisiones de inversión o de traslado de sedes corporativas. De hecho, el grueso de la caída es consecuencia de la fuerte reducción experimentada por las operaciones de alquiler de más de 3.000 metros cuadrados.

Las grandes empresas se replantean ahora qué modelo de oficinas serán necesarias en el futuro y muchas pymes han reducido ya o directamente renunciado a sus espacios físicos para recortar sus gastos en un momento de fuerte caída de los ingresos.

“Todo el mundo da por hecho que la flexibilidad y el teletrabajo han llegado para quedarse; sin embargo pienso que lo que va a llegar y se va a quedar aún es una incógnita”, afirma el consejero delegado de Savills Aguirre Newman, Jaime Pascual-Sanchiz. Según el experto inmobiliario, “en esta situación, tomar una decisión precipitada puede ser un error para las empresas” y asegura que la casuística sobre qué hacer con las oficinas “va a ser diferente en cada tipo de compañía y debe ir ligada a la productividad que genere su espacio de trabajo”.

En todo caso, la consultora inmobiliaria recomienda a los propietarios de las oficinas que mejoren sus modelos de gestión para dotarles de una mayor flexibilidad para que las empresas puedan ir adaptando los contratos a sus necesidades. “El sector debe evolucionar para poder competir y captar a las compañías que estén buscando una nueva sede o ubicación”, enfatiza Savills Aguirre Newman.

SeQura es una de las empresas que estrenó oficinas en 2020.

Según esta firma, a lo largo de 2021 la oferta de oficinas en Barcelona se verá incrementada en unos 260.000 metros cuadrados, de los cuales el 42% corresponden a nuevas promociones en el distrito [email protected] Esta cifra aumentará en 2022, cuando los promotores prevén colocar en el mercado otros 328.000 metros cuadrados, el 78% también concentrados en el [email protected] Savills, sin embargo, admite que parte de la oferta prevista para el próximo año podría acabar no saliendo porque ante el actual contexto de crisis y pandemia “es posible que se se dilate la entrega a años posteriores”.

Aunque la demanda en 2020 se hundió, el índice de desocupación de oficinas, es decir, el porcentaje de metros cuadrados que están disponibles, sigue siendo bajo. Concretamente, la ratio de disponibilidad ha subido al 5,9%, frente al 4,29% de 2019. Este incremento contenido, apunta Savills, se debe a la escasa incorporación de nuevos proyectos en 2020. Por este mismo motivo, el descenso o corrección de las rentas en todas las zonas no ha superado el 4% interanual.