Edifici Correus
El edificio de Correos será uno de los espacios donde se crearán nuevos hubs en Barcelona. © HEMAV

Eclosión de ‘hubs’ en Barcelona

Repaso de los diferentes nodos de innovación que se quieren impulsar en la capital catalana y su área metropolitana en el corto plazo, con el liderazgo del Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat o asociaciones como Barcelona Tech City

En los últimos meses, el concepto de hub se ha puesto de moda en Barcelona. Contando con el futuro apoyo de los fondos europeos, muchas administraciones han querido dar un empujón a nuevos hubs en la ciudad y su área metropolitana. A través de estos nodos de innovación, se quieren impulsar sectores como la salud, la movilidad o las fintech y conseguir que Barcelona consolide su posición en el panorama internacional.

Para la profesora de la Universitat de Barcelona (UB) y experta en industrias creativas y emprendimiento, Montserrat Pareja, el término hub se tiene que entender como la confluencia de actores de diferentes tipos, desde empresas a administraciones, alrededor de un determinado eje temático, como la tecnología, con la voluntad de crear sinergias e impulsar la innovación gracias al hecho de ponerlos a todos juntos.

“Están de moda completamente”, señala la experta. Pareja cree que la proliferación actual de estos nodos se explica en que impulsarlos permite darse a conocer y posicionarse internacionalmente respecto a un sector en concreto y, así, ganar competitividad. “Ponga un hub en su vida y su ciudad dejará de ser gris y poco atractiva para pasar a ser una ciudad que está en el mapa”, parece ser el mantra del momento.

En Barcelona, se busca desarrollar estos hubs desde hace tiempo —antes les hubiéramos llamado clústeres—. El [email protected] fue el primer intento, queriendo crear nodos especializados en tecnología, energía o diseño, pero esta idea se fue olvidando políticamente, remarca Pareja. Años después, uno de los modelos de hubs que sí que ha acabado funcionando en la ciudad es el que ha ideado la asociación Barcelona Tech City, con el éxito del Pier 01 como muestra del valor de poner bajo un mismo techo a múltiples agentes.

En el [email protected] se empezó a testear la voluntad de impulsar hubs o clústeres, pero la idea se fue olvidando políticamente. © Laura Guerrero

Los hubs de Barcelona Tech City

El recorrido de los hubs de Barcelona Tech City arranca en el 2016 con la creación del Pier 01, un espacio que tenía que servir para acoger empresas emergentes tecnológicas en diferentes fases de desarrollo y que en pocos meses ya tenía ocupados sus 10.000 metros cuadrados de superficie. Su éxito animó a sus impulsores a replicar el modelo en otros edificios especializados en sectores, aspirando a configurar un campus urbano con diferentes Piers. El siguiente llegó en 2019, con el Pier 03, que se ha acabado convirtiendo en una extensión del Pier 01 después de que su propuesta de centrarse en el sector blockchain no acabara de encontrar el público necesario.

Fachada del Pier 01, ubicado en el Palau de Mar.

En 2020, Barcelona Tech City anunció el desarrollo de tres nuevos edificios, con la colaboración de diferentes administraciones como el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y el Gobierno, y confiando en que los fondos europeos permitirán acelerar su expansión. El futuro Pier 05 estará ubicado en la Bolsa de Barcelona y se focalizará en las fintech, y habrá dos edificios más en vía Laietana, uno en la antigua sede del Departament de Polítiques Digitals, centrado en salud, y uno en el edificio de Correos, especializado en movilidad urbana y logística.

Para el presidente de Barcelona Tech City, Miguel Vicente, nodos como el Pier 01 son polos de atracción de talento y de generación y transmisión de conocimiento. Además, son un lugar para las empresas emergentes donde exhibirse ante los inversores. “Estos cuatro años —desde la creación del Pier 01— han servido para demostrar el impacto positivo que tienen en el ecosistema”, subraya.

Para el presidente de Barcelona Tech City, Miguel Vicente, nodos como el Pier 01 son polos de atracción de talento y de generación y transmisión de conocimiento

Más allá de Barcelona Tech City

En Barcelona, el consistorio creará un hub para fomentar la economía azul en el renovado Port Olímpic, con una superficie prevista de 7.500 metros cuadrados y una inversión de 8,5 millones de euros. “Tiene que ser un polo de innovación, generación de actividad económica y de ocupación de calidad, alrededor de 200 nuevos puestos de trabajo, crecimiento económico con atracción de nuevo talento y capacidad de fidelizar el tejido empresarial actual e impulsar de nuevo”, valora el primer teniente de alcaldía de Economía, Trabajo, Competitividad y Hacienda, Jaume Collboni.

“La economía azul que queremos impulsar desde el Ayuntamiento de Barcelona promueve el conjunto de actividades económicas vinculadas de manera mayoritaria con el ámbito marino que se llevan a cabo de manera compatible con la conservación del buen estatus ambiental de los ecosistemas acuáticos y favorecen el desarrollo social y económico sostenible allá donde se llevan a cabo”, detalla Collboni. Un sector estratégico para la ciudad que potenciará la marca Barcelona y que quiere posicionarla a escala europea, con un impacto directo sobre distritos como los de Sant Martí y Ciutat Vella.

Reconstrucción digital del futuro paseo del Port Olímpic.

Sant Adrià de Besòs también impulsará un nuevo hub, centrado en el desarrollo sostenible y la paz, y que se ubicará en el edificio de las Tres Xemeneies. Será uno de los proyectos que la Generalitat presentará para optar a los fondos europeos y el alcalde de Sant Adrià, Joan Callau, recalca que el proyecto incide “de pleno” en los objetivos de estas ayudas.

Para Callau, el futuro hub de las Tres Xemeneies servirá para aportar riqueza a la zona, una de las que tiene más barrios en peligro de exclusión, y cambiar el tejido industrial del entorno para potenciarlo. El alcalde añade que también tiene que permitir cambiar la formación profesional de los jóvenes de Sant Adrià, capacitándolos mejor y generando nuevas oportunidades laborales.

Pero no son los únicos proyectos de hubs en marcha en el corto plazo que se han activado recientemente. Los fondos europeos se espera que se puedan utilizar para crear en Catalunya una industria de prototipado y diseño de chips que sea líder en Europa a diez años vista aprovechándose de activos como el supercomputador MareNostrum, o para promover un centro de referencia en innovación audiovisual i producción de contenidos digitales, que se quiere ubicar entre Terrassa —ampliando su Parc Audiovisual— y L’Hospitalet de Llobregat, con el apoyo de los respectivos consistorios y la Generalitat. Las alianzas institucionales también se han extendido a la capital catalana, con el impulso de un hub de arte, ciencia y tecnología en Montjuïc, que se nutrirá de los numerosos museos presentes en la zona y de los eventos tecnológicos que acoge Fira de Barcelona.

Panorámica de Les Tres Xemeneies en Sant Adrià de Besòs.
Tags from the story