Gran Via MWC 2021
La entrada al MWC 2021, en Fira de Barcelona.

Se despide una edición del Mobile World Congress con la salud como protagonista

El recinto de Gran Via de Fira de Barcelona cierra puertas después de cuatro intensos días de actividad, donde se calcula que han asistido unos 27.000 congresistas. La afectación por la pandemia y el impulso que ha provocado en la telemedicina han ocupado buena parte de la programación.

Acaba la edición del Mobile World Congress (MWC) más excepcional. Después de su cancelación en 2020, el congreso ha vuelto a reactivar la actividad ferial en la ciudad. Se han recuperado las idas y venidas por los pasillos de Fira de Barcelona en Gran Via y los encuentros profesionales cara a cara, sin pantallas. La previsión de asistentes se situaba entre los 25.000 y los 30.000, pero todavía hay que esperar al balance final de la GSMA. Según los Mossos d’Esquadra, se habría llegado a los 27.000 participantes.

Durante los cuatro días que ha durado el salón, la salud ha sido la gran protagonista sin ningún tipo de duda. No solo por la incorporación de nuevos protocolos para evitar el contagio de coronavirus en el evento, haciendo que los test de antígenos, las mascarillas FFP2 y el gel hidroalcohólico se hayan convertido en los nuevos asistentes, sino que también se ha trasladado al programa del congreso. Muchas charlas y presentaciones se han centrado en tratar de responder los retos que ha generado la pandemia, con el objetivo de contribuir a la recuperación.

La Mobile World Capital Barcelona (MWCapital), uno de los tradicionales protagonistas a nivel local del congreso, ha reforzado su apuesta por la salud una edición más. Después de hacer posible la primera operación en directo desde el recinto de Gran Via con 5G durante la edición de 2019, la fundación ha presentado varios proyectos que mejorarán el mundo sanitario. Desde un robot autónomo dotado de 5G para desinfectar Mercabarna, hasta el uso de la conexión inmediata que ofrece esta tecnología para atender emergencias marítimas. Esta fundación también ha conseguido que su estand fuera una de las paradas esenciales del MWC 2021, dejando descubrir las virtudes de los hologramas a todos aquellos que se atrevían a ver una copia suya en 3D. Una funcionalidad que seguro que acabará encontrando alguna aplicación en los hospitales.

Holograma MWCapital
El consejero delegado de la MWCapital, Carlos Grau, y su holograma.

Más allá de las presentaciones y charlas, la sensación que se ha respirado paseando por el Mobile ha sido que había una presencia mayor de expositores relacionados con el mundo de la salud y con la covid, especialmente en el 4 Years From Now (4YFN), salón dedicado a las empresas emergentes que en esta edición ha convivido con su hermano mayor. Así lo ha visto la consejera delegada de HumanITCare, Núria Pastor, que ha detectado que había más empresas de este sector y que utilizaban tecnologías muy variadas. Esta startup barcelonesa ofrece control remoto a pacientes con enfermedades crónicas. A pesar de que la compañía se creó en 2018, la pandemia ha acelerado su crecimiento y ahora se encuentra inmersa en su primera ronda.

Otra compañía barcelonesa dedicada a la salud digital que ha participado en el 4YFN ha sido Oxeen, liderada por Laia Farràs. La compañía también monitoriza pacientes a distancia, pero está pensada para aquellos que están en planta, con el objetivo de facilitar el trabajo de las enfermeras que los tienen que ir controlando, mostrando en una pantalla valores como la temperatura o el oxígeno en sangre. Precisamente, la idea original viene de hablar con una enfermera, que, en plena crisis del coronavirus, veía que no podía atender correctamente a los pacientes porque tenía que ir uno por uno y tardaba demasiado tiempo. La empresa emergente, incubada en el IQS Tech Factory, está de momento en fase de pruebas piloto.

Estas son algunas de las más de 40 empresas y entidades catalanas relacionadas con la salud que han participado tanto en el 4YFN como en el Mobile, especialmente enfocadas a la telemedicina. De hecho, Barcelona se sitúa como una de las principales ciudades europeas en inversión en salud digital, según datos recientes de Biocat presentados con motivo del salón. Hasta finales de junio, las empresas emergentes de este sector han captado 22 millones de euros, cifra que representa tres veces la obtenida en el mismo periodo de 2020 y el valor total levantado en 2019.

Los contactos que estas startups habrán podido hacer durante el congreso servirán para mantener esta tendencia. Más aún si se piensa en el protagonismo especial que han tenido las compañías catalanas en esta edición, caracterizada por la ausencia de grandes multinacionales y una presencia de expositores mayoritariamente local.

4Y4N 2021
Estands de empresas emergentes en el 4YFN.