TheNBP Factory

El Palacio de Westminster, sede del parlamento de Reino Unido.

Preparados para el año 1 del Brexit

Con el adiós británico a la UE, la Ventanilla Brexit se consolida como un servicio clave para asesorar a las empresas catalanas que realizan negocios con el Reino Unido

El pasado 1 de enero Reino Unido confirmó su anunciado adiós a la Unión Europea (UE). El llamado Brexit se hizo efectivo después de que la UE y los británicos llegaran a última hora, el 24 de diciembre, a un principio de Acuerdo Comercial y de Cooperación para gobernar sus relaciones a partir de ahora. Este acuerdo concreta muchas de las cuestiones que preocupan a las más de 3.300 empresas catalanas que exportan a Reino Unido, de las cuales 2.200 lo hacen de forma regular.

Entre 2019 y 2020, hasta 1.800 empresas ya han pasado por la Ventanilla Brexit de ACCIÓ para resolver sus dudas. Ahora, en el año 1 del Brexit, este servicio de información y asesoramiento —en línea, en persona y sobre el terreno, desde la oficina de ACCIÓ en Londres— se consolida como la clave para facilitar a las empresas catalanas la adaptación a la nueva realidad de las relaciones Reino Unido-UE.

A corto plazo, las empresas encontrarán más complejidad a la hora de importar y exportar al Reino Unido como consecuencia de los cambios en los procedimientos aduaneros que implicarán mayor burocracia y las inspecciones pertinentes para algunos productos. Esto también derivará en una mayor complejidad logística.

Además, la falta de tiempo para ratificar el acuerdo entre la UE y el Reino Unido antes de que finalizara el periodo de transición el 31 de diciembre de 2020, hizo que ambas partes acordaran la aplicación de este de forma provisional a partir del 1 de enero de este año. El Parlamento Europeo dispone de tiempo hasta el próximo 28 de febrero para ratificar y firmar el acuerdo. Por lo tanto, la información de la cual se dispone hoy en día es todavía provisional y habrá que revisarla una vez ratificado el acuerdo.

Los cambios más destacados

No habrá aranceles. El Acuerdo de Comercio y Cooperación firmado con la UE crea un área de libre comercio sin cuotas ni aranceles.

▪ Habrá controles fronterizos. Al quedar fuera de la unión aduanera y del mercado único, el tráfico de mercancías estará sometido a los inconvenientes de la burocracia fronteriza, a pesar de que Bruselas y Londres han pactado algunas simplificaciones de los controles. Con todo, las empresas que quieran exportar al Reino Unido se tienen que informar sobre la documentación a tener preparada para que no les retengan las mercancías en la frontera, como por ejemplo el Kent Access Permit, el EORI (número de registro e identificación de operadores económicos), o la documentación general (DUA de exportación, Factura, Packing List, etc.)

▪ Nuevas regulaciones. Todos los productos estarán sujetos a las regulaciones de Reino Unido, que no necesariamente serán las mismas que las de la UE. Ahora bien, se ha creado un sistema para simplificar el proceso creando “autocertificados” de cumplimiento con las normas.

▪ Sectores incluidos. El acuerdo comercial cubre algunos servicios como, por ejemplo, las telecomunicaciones, los transportes, auditorías y servicios legales, pero, actualmente, no hace referencia a otros como el audiovisual o el financiero.

▪ Movilidad de personas. No hace falta visado para hacer turismo menos de 6 meses (sí pasaporte, a partir del 1 de octubre de este año). En cuanto a los trabajadores, hay que cumplir con las condiciones de entrada para los extranjeros. El gobierno británico tiene un “sistema de inmigración por puntos” que prioriza a trabajadores altamente cualificados. Esto no afecta a los europeos que residan en la isla británica, que mantendrán intactos los derechos que tenían.

Òscar Martí: “Toda empresa con potencial debe tener una

oportunidad en el Reino Unido”

Òscar Martí, director de la Oficina Exterior de ACCIÓ en Londres.

El director de la Oficina Exterior de ACCIÓ en Londres, Òscar Martí,  ha vivido el Brexit sobre el terreno. Con unas condiciones por fin definitivas, el apoyo de la Ventanilla Brexit de ACCIÓ permite aclarar el camino a todas las empresas catalanas interesadas en el Reino Unido.

— ¿El acuerdo a última hora es una buena noticia para las empresas catalanas?

— Lo más importante es que hemos evitado los aranceles y ahora tenemos un marco definido y sabemos de qué ámbitos hablamos y con qué afectación. Internacionalizarse en el Reino Unido siempre será algo más complicado que antes, pero lo será menos que en la mayoría de países extracomunitarios.

— Más de 3.300 empresas catalanas exportan al país. ¿Qué deben tener en cuenta?

— Habrá que disponer de un EORI. Es un trámite sencillo y rápido pero imprescindible cuando se exporta fuera del mercado único. También habrá que preparar la documentación general de exportación (DUA, Factura, Packing List, etc.). Para cualquier duda sobre estos trámites, la Ventanilla Brexit de ACCIÓ les puede ayudar a resolverlo rápidamente.

— Una empresa catalana que no haya trabajado el mercado británico, ¿por qué se tiene que plantear ir justamente ahora?

— Es la quinta economía más grande del mundo y uno de los polos de referencia mundial en ciencias de la vida, finanzas o tecnología. Toda empresa con potencial tiene que tener una oportunidad en el Reino Unido. Desde la oficina de ACCIÓ en Londres ayudamos a las empresas a entender sus particularidades.