Campus Ciutadella del Coneixement UPF
En la zona donde ahora hay el parking es donde se construirán los edificios del BIST, la UPF y el CSIC.

Luz verde al futuro complejo de investigación en el Antiguo Mercado del Pescado

Los edificios de la UPF, el CSIC y el BIST empezarán a construirse en abril del año que viene y las obras acabarán en el primer semestre de 2025. Con un presupuesto total de 92,8 millones de euros, este espacio investigará sobre la biomedicina, la biodiversidad y el bienestar planetario, y reunirá a 1.200 personas en sus instalaciones.

La Ciutadella del Coneixement es una iniciativa científica, cultural y urbanística que quiere crear un polo de conocimiento en el Parque de la Ciutadella con un total de 300.000 metros cuadrados. Con la aspiración de que se convierta en una nueva área de centralidad de Barcelona, contará con la participación de una treintena de instituciones, como universidades, hospitales, fundaciones y museos, todas ellas ubicadas por la zona.

El objetivo es destinar este polo de conocimiento al bienestar planetario, concepto que hace referencia a la mejora de la salud y el bienestar de las personas, la sociedad y el medio ambiente. También se quiere abrir el parque a la ciudad, tanto a través de los muros que lo separan del campus de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) como superando los obstáculos que hay de camino al mar; reutilizar algunos de los edificios históricos que hay en el parque, ahora olvidados, como el Castillo de los Tres Dragones y el Invernadero; y reorientar el Zoo de Barcelona, convirtiéndolo en centro de estudio y conservación de la diversidad biológica.

El primer paso de la gran transformación que se prevé en el Parque de la Ciutadella es la construcción de un complejo de investigación de la mano de la UPF, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Barcelona Institute of Science and Technology (BIST) en los terrenos en los que hasta los años ochenta hubo el Antiguo Mercado del Pescado, ahora ocupados por un parking de la empresa municipal B:SM. Con una superficie de 7.500 metros cuadrados y 46.000 metros cuadrados de techo edificable, el nuevo complejo investigará sobre la biomedicina, la biodiversidad y el bienestar planetario, y reunirá a 1.200 personas en sus instalaciones.

Maqueta de los tres edificios. El primero a la izquierda (color azul) será el del CSIC; el segundo a la izquierda (color blanco), de la UPF, y el único que hay a la derecha (color azul), el del BIST.

En un acto este jueves, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el rector de la UPF, Jaume Casals; el delegado del CSIC en Catalunya, Lluís Calvo, y el presidente del BIST, Andreu Mas-Colell, han presentado las últimas novedades sobre el proyecto del Antiguo Mercado del Pescado. Finalmente, las obras empezarán en abril de 2022, diez meses más tarde de lo que estaba previsto, y acabarán en el primer semestre de 2025.

La tramitación de este proyecto se ha acabado desencallando esta semana, con el visto bueno previo por parte de la Comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad del Plan Especial Urbanístico y de Mejora Urbana (PEUMU). La aprobación definitiva de este documento se hará a finales de mes en el pleno del Ayuntamiento.

Últimos pasos antes del inicio de obras

El PEUMU supone el impulso definitivo al complejo de investigación, regulando los equipamientos que se construirán: los tres edificios de la UPF, el CSIC y el BIST y un nuevo parking de B:SM, que pasará a estar bajo tierra. Una vez superado este trámite, se dará paso a la reparcelación del espacio y se podrán solicitar las licencias de construcción de los nuevos edificios.

El delegado del CSIC en Catalunya, Lluís Calvo; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el rector de la UPF, Jaume Casals, y el presidente del BIST, Andreu Mas-Colell, en el acto de presentación de las últimas novedades del futuro complejo de investigación. © UPF

En paralelo, el CSIC, la UPF y el BIST irán definiendo sus edificios. El CSIC y la UPF convocarán un concurso conjunto durante el segundo semestre de este año, con el objetivo de mantener una estética compartida. Por otro lado, el BIST ya convocó un concurso internacional el año pasado y ahora se encuentra en el proceso de valoración de cinco propuestas, después de escogerlas entre las 30 que recibió. La institución decidirá cuál escoge a finales de junio.

El presupuesto total de este proyecto será de 92,8 millones de euros. El más costoso será el edificio del BIST, con 54,9 millones. También será el que ocupará más espacio y el más alto, con ocho plantas.

El futuro complejo de investigación, de color beis, se ubicará junto al Campus Ciutadella de la UPF.