Factorial
Los fundadores de Factorial Pau Ramon (CTO), Bernat Farrero (CRO) y Jordi Romero (CEO).

Factorial llega a EEUU y Brasil y crece a un ritmo de 400 clientes al mes

Con un crecimiento anual del 200%, la startup catalana de software de gestión de recursos humanos para pymes ha abierto oficina en Salt Lake City, la capital del estado de Utah, con un equipo de seis personas, y en las próximas semanas llevará a cabo la misma operación en Sao Paulo, Brasil. En 2022 la plantilla de la empresa se elevará a unos mil profesionales.

La startup barcelonesa Factorial, propietaria de un software que ayuda a gestionar los recursos humanos en las pequeñas y medianas empresas, abordará el mercado norteamericano desde la nueva oficina que ha abierto en Salt Lake City, la capital del estado de Utah, donde ha contratado por ahora a seis personas. La empresa, con sede en el [email protected], pondrá también en marcha en las próximas semanas una oficina de las mismas características en Sao Paulo (Brasil).

Para realizar esta expansión internacional y consolidar el resto de mercados europeos donde ya está presente, y México, donde tiene una delegación desde el pasado abril, Factorial cuenta con los recursos captados en la ronda de financiación que cerró en septiembre y que le permitió recaudar unos 70 millones de euros (80 millones de dólares). La operación la lideró el fondo de inversión estadounidense Tiger Global Management, especializado en industrias de Internet, software, consumo y tecnología financiera, que ha entrado en el capital con un porcentaje que roza los dos dígitos, según explica Bernat Farrero, cofundador de la empresa, junto a Jordi Romero y Pau Ramón.

Actualmente, Factorial presta servicio a pymes de España, Italia, Portugal, Francia, Alemania y Reino Unido. Se trata de clientes que se gestionan desde las oficinas corporativas de Barcelona, ​​situadas en la Calle Álava, donde hay 250 personas trabajando, del total de 370 empleados que tiene en plantilla la compañía. En México, la empresa empezó en abril con seis profesionales y ahora ya cuenta con una plantilla de 30 empleados.

Factorial
Sede central de Factorial, en el [email protected] de Barcelona, donde trabajan 250 personas.

Las necesidades de digitalización que tienen las pequeñas y medianas empresas en todo el mundo y que se han evidenciado durante la pandemia del coronavirus han potenciado el negocio de Factorial. La empresa emergente registra un crecimiento anual del 200% y, mensualmente, incorpora una media de 400 empresas a su listado de clientes. “Nuestro objetivo es ayudar a muchas pymes que tienen los procesos de gestión de recursos humanos y de otras vertientes administrativas todavía en un estatus analógico, por lo tanto, podemos llegar a millones de empresas en todo el mundo y ayudarlas a dar el salto hacia la digitalización”, manifiesta Bernat Farrero. El emprendedor insiste en que en el 40% de los casos, las pymes aún no tienen digitalizados los procesos de gestión de los recursos humanos o, al menos, sólo tienen cubierta la parte más financiera.

La compañía, que tiene su sede corporativa en el [email protected], prevé tener un millar de personas en plantilla en 2022

En este sentido, Farrero explica que para crecer Factorial buscará los recursos donde haga falta, aunque ahora mismo se centran en rondas de financiación y no tienen planes para salir a bolsa o  vender parte de la compañía. Desde su creación a finales de 2016, Factorial ya ha captado 100 millones de dólares, de inversores como Tiger,  CRV, Creandum, Point Nine Capital, Columbia Lake Partners y K Fund.

La expansión por el continente americano irá acompañada del incremento de la plantilla, de modo que para finales de 2022, “con este ritmo de crecimiento, llegaremos al millar de empleados”, asegura Farrero. De los 370 trabajadores actuales, unos 80 son ingenieros, 60 realizan funciones de costumer experience y 200 integran el equipo de ventas.

El éxito del software de Factorial se basa en “la experiencia de uso, es decir, en que sea muy fácil de adoptar por parte de las empresas y, por lo tanto, su diseño es muy comprensible y asequible para todos”. En este sentido, explica Farrero, el incremento de plantilla de la startup vendrá de la mano de ingenieros, pero también, significativamente, por diseñadores, “porque cada detalle cuenta para hacer fácil el proceso de gestión de las personas dentro de una estructura empresarial”, expone.

La implantación de la plataforma tiene para las empresas un coste de entre cuatro y cinco euros por trabajador

El cofundador de la firma explica que dirigirse a pymes requiere que las herramientas que les facilita Factorial les permita prescindir de una estructura administrativa interna. De ahí que la plataforma permita la gestión de nóminas, vacaciones, bajas laborales, firma digital, contratación, selección de personal, etcétera; con un coste para la empresa “de entre cuatro euros y cinco euros por empleado” y la consecuente reducción de la estructura interna. Todos los procesos, evidentemente de forma digital, y comunicándose con el empleado también a través de la plataforma.

El software de Factorial ha permitido también a las pymes, según sus impulsores, dar respuesta a la implantación del teletrabajo, por un lado, y a la gestión de datos, por otro. “Nuestra tecnología es una ayuda a la hora de determinar la estrategia empresarial de las empresas porque les facilita la segmentación de datos sobre aspectos como los patrones de absentismos, la productividad versus el área de trabajo, datos por género, por edad…”, determina Farrero.