La Bienal de pensamiento 2020 invita a debatir y a pensar sobre democracia, tecnología y ciudad

Bienal de Pensamiento 2020, una oportunidad para la ciudad

La segunda edición de la Bienal de Pensamiento consolida su voluntad de ser un espacio abierto donde arquitectos, urbanistas, artistas, sociólogos, filósofos y expertos en tecnología comparten con la ciudadanía impresiones sobre los retos del futuro.
L

a Bienal de Pensamiento se celebra este año entre el 13 y 18 de octubre. Como proyecto impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona a través del Instituto de Cultura y de una red de entidades culturales colaboradoras, esta segunda edición dedica sus actividades a cuatro itinerarios principales: la ciudad, la democracia, la tecnología y el futuro. En ella, se ofrecen cerca de sesenta actos –debates, conferencias, obras audiovisuales, performances y paseos comentados– en espacios públicos y recuperados de toda la ciudad, como la antigua cárcel Modelo, la Fabra y Coats o Can Felipa. Con voluntad glocal, cuenta con colaboradores de renombre internacional, como Rosi Braidotti, Mike Davis o Margaret Atwood, y de nuestro contexto más cercano. Nombres que pondrán sobre la mesa más preguntas que respuestas.

La crisis de los últimos meses ha evidenciado una serie de problemas estructurales, y de inequidades existentes desde hace años, que responden a una pregunta de base: ¿Cuáles deben ser los fundamentos de nuestro modelo vital? Ante las políticas urbanísticas y de planificación ejecutadas hasta el momento, ¿podemos reconstruir la ciudad para volverla más habitable, resiliente, inclusiva, saludable, sostenible y tecnológicamente innovadora? En última instancia: ¿queremos ciudades para producir o para vivir? Preguntas como estas se plantearon en la mesa redonda «Ciudad del futuro», que tuvo lugar en La Modelo, moderada por Anatxu Zababeascoa y con la participación de Hashim Sakis, Roi Salgueiro, Oriol Nel·lo y Ethel Baraona.

Es tarea de todos idear un modelo que tenga en cuenta la pluralidad de realidades, y que incorpore las experiencias de distintos colectivos

Bienal de pensamiento 2020 en La Modelo, en la jornada del 14 de octubre

Estos meses hemos podido ver la Barcelona de siempre con un punto de extrañeza. Han aparecido calles vacías, silenciosas, flexibles. También usos inesperados del espacio urbano, muchas veces creativos. Hemos visto sus fuentes de desigualdad –como la gentrificación, la compra de vivienda como bien de inversión y no como hogar, la movilidad o la densidad de población variable– y también la solidaridad comunitaria, basada en la vecindad. Ante esta ruptura de la temporalidad, tenemos la oportunidad de imaginar la ciudad del futuro, pensada para y por todos en beneficio de la colectividad. Es tarea común idear un modelo que tenga en cuenta la pluralidad de realidades que lo conforman, y que incorpore las experiencias de distintos colectivos.

La programación de la Bienal traslada este espíritu de apertura a todas las capas de la sociedad y ofrece asimismo actividades dirigidas a las nuevas generaciones. Ejemplo de ello es el acto previsto para hoy sábado 17 a las 17.30, «Cultura Zoomer», donde Ernesto Castro, Elizabeth Duval, Anna Pachecho y Clàudia Rius explicarán la emergencia de nuevos lenguajes que, a través de las redes sociales, han revuelto el paradigma cultural. Las entradas están agotadas desde hace días, hecho que pone de relieve el éxito de la convocatoria. Sí podrá verse por streaming uno de los últimos actos de la semana, que se celebrará en el Patio de las mujeres del CCCB el domingo por la tarde, y que recupera parte de la reflexión inicial: «¿La libertad o la vida?». Esta y otras cuestiones serán abordadas por Raül Garrigasait, Joan Canimas, Aida C. Rodríguez i Bàrbara Mestanza.

A pesar de las restricciones de aforo impuestas por la situación pandémica de este 2020, sigue viva la voluntad de crear ambientes que, como ágoras, mantengan su potencial crítico y subversivo. Las posibilidades de apertura son infinitas. Es hora de sentarse a pensar cómo construir y habitar una ciudad más compleja; una ciudad más ética que satisfaga nuestras necesidades, donde podamos desarrollarnos en interdependencia y con confianza, y desde donde imaginemos el futuro hacia el que nos dirigimos.

Margaret Atwood en la entrevista con Anna Guitart en la sesión Mirar al futuro de la Bienal de Pensamiento 2020