Oficinas en el distrito emprendedor por excelencia, el [email protected] © V. Zambrano

El Ayuntamiento y seis fondos de capital riesgo invertirán 50 millones en 150 ‘startups’

Barcelona Activa selecciona los vehículos de inversión Aldea Ventures, 4founders Capital, SC Growth, Sabadell Asabys, Invivo Ventures y The Extension Fund. Tendrán que financiar a empresas emergentes del área metropolitana y destinar al menos diez millones a compañías fundadas por mujeres o lideradas por una consejera delegada.

En un momento de crisis, que ha ralentizado el ritmo de las rondas de inversión, el Ayuntamiento de Barcelona ha decidido impulsar a unas 150 startups invirtiendo un total de 50 millones de euros a través de seis fondos de capital riesgo. El objetivo de esta iniciativa es facilitar que las empresas emergentes puedan continuar accediendo a financiación e innovando, además de permitir que el consistorio gane dinero y obtenga un retorno.

Desde hace años, el Ayuntamiento está probando diferentes vías para apoyar a las startups de la ciudad a través de capital riesgo, adaptándose en cada momento al nivel de madurez del ecosistema. En el año 2000, creó la sociedad Barcelona Emprèn, uno de los primeros fondos que existió en la ciudad y en todo el país. Esta iniciativa, completamente pionera, permitió impulsar empresas innovadoras como Fractus, una spin-off de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) a quien tenemos que agradecer que los móviles no lleven antenas.

Nueve años más tarde, cuando en la capital catalana ya habían aparecido un par de fondos, pero no muchos, el consistorio participó en uno de la gestora Nauta Capital con cinco millones de euros. También sirvió para generar casos de éxito como el de la empresa emergente Social Point, dedicada al desarrollo de juegos y aplicaciones gratis para móviles.

Con un ecosistema más desarrollado, el Ayuntamiento ha podido actualizar diez años más tarde esta apuesta por las empresas emergentes de la ciudad lanzando Barcelona Accelera, una convocatoria para invertir diez millones de euros en seis fondos de capital riesgo privados, que tenían que tener sede en Barcelona y estar en fase de constitución o ampliación de capital. Se presentaron un total de diez gestoras y fondos, y los escogidos han sido Aldea Iberia Tech —tres millones—, 4founders Capital II, SC Growth Fund II Plus —dos millones cada uno—; Sabadell Asabys Health Innovation Investment, Invivo Ventures y The Extension Fund —un millón cada uno—.

Quién es quién

  • Aldea Ventures, la entidad que recibirá más dinero público, es una nueva plataforma para invertir en startup tecnológicas impulsada por Gonzalo Rodés —expresidente de Barcelona Global— y por Carlos Trenchs, exejecutivo de CaixaCapital Risc y de CaixaBank.
  • 4Founders Capital es un grupo inversor liderado por veteranos del ecosistema emprendedor de Barcelona, como Jesús Monleón (fundador de eMagister, SeedRocket y Offerum), Marc Badosa, Marek Fodor (cofundador de Atrápalo) y Javier Pérez-Tenessa (fundador de eDreams).
  • SC Growth es el fondo creado por la gestora barcelonesa Suma Capital para invertir en empresas que facturen entre 10 millones y 100 millones de euros. Suma está liderada por Enrique Tombas y David Arroyo.
  • Sabadell Asabys Health Innovation Investments es un fondo de inversión en biomedicina fundado por Josep Ll. Sanfeliu y Clara Campàs que tiene como inversor principal a Banco Sabadell.
  • Invivo Ventures es un nuevo fondo especializado en salud fundado por Lluís Pareras y Albert Ferrer a partir de la experiencia acumulada en HealthEquity, un grupo inversor que fue promovido por el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona.
  • The Extension Fund es un vehículo inversor de reciente creación que, según Expansión, gestiona Riva y García y está vinculado a Antai Venture Builder, la factoría de negocios digitales de Miguel Vicente —presidente de Barcelona TechCity— y Gerard Olivé.

Entre los requisitos para ser escogido, había el compromiso de invertir al menos tres veces el importe destinado por el Ayuntamiento, que no será el inversor principal y, como máximo, tendrá una participación del 10%. Finalmente el efecto multiplicador será por cinco y la inversión total subirá a 50 millones de euros. Estos recursos se destinarán a sectores como la economía digital, las industrias creativas, la economía verde, la industria 4.0, la salud, el deporte, la alimentación y la economía azul. Asimismo, se dedicarán a startups fundadas por mujeres o con una consejera delegada —al menos diez millones de euros—, y que estén ubicadas en el área metropolitana.

Collboni: “Barcelona se posiciona como ciudad emprendedora”

Barcelona Accelera es un ejemplo de la nueva estrategia financiera que está impulsando el consistorio para convertirse en una administración referente en el campo del emprendimiento. Lo hace a través de Barcelona Activa, que es quien la gestionará. Para el primer teniente de alcaldía de Economía, Trabajo, Competitividad y Hacienda y presidente de Barcelona Activa, Jaume Collboni, “Barcelona se posiciona como ciudad emprendedora, con nuevas fórmulas de impulso a la actividad económica” a través de esta inversión con fondos de capital riesgo. “A pesar de que no se trata de una operación habitual en el ámbito municipal, Barcelona Accelera nos brinda una oportunidad inmejorable para hacer crecer nuestro ecosistema innovador y crear puestos de trabajo de calidad, reforzando la capitalidad digital de la ciudad”, defiende Collboni.

La financiación de proyectos es una de las tres patas de la estrategia del consistorio para reforzar Barcelona como la capital digital del sur de Europa, basada en la colaboración público-privada. Las otras dos son la captación de talento y la creación de nuevos espacios que permitan acoger iniciativas empresariales con esta finalidad, como la transformación del edificio de Correos en un hub de innovación de empresas.