El Seat 850 Sport fue el primero y único descapotable de serie fabricado por la marca.

Seat celebra su 70 aniversario con una exposición de coches históricos

La Casa Seat acogerá una exposición de coches emblemáticos fabricados por la marca automovilística barcelonesa a lo largo de sus siete décadas de historia, como el mítico Seat 600 D o el 850 Sport descapotable. También se exhibirá un Panda que se tuneó para ser utilizado como Papamóvil.

Seat se convirtió en 1950 en el primer fabricante de turismos de España. La entonces Sociedad Española de Automóviles de Turismo, S.A. nació con el reto de motorizar y democratizar la movilidad de los ciudadanos y lo consiguió gracias al 600, el modelo más icónico de la marca. No fue el primer coche que salió de la antigua factoría de la Zona Franca de Barcelona, ya que Seat se estrenó con el 1400, del que ya producía 10.000 unidades al año en 1956. El Seat 600 empezó a rodar un año después y fue el gran protagonista en la década de los 60, junto al aristocrático 1500, el 850 y el Seat 124.

Para rendir homenaje a estos primeros modelos y celebrar el 70 aniversario de su nacimiento, Seat ha organizado una exposición de coches históricos en la que no solo se podrá admirar el 600, sino también otros modelos emblemáticos como el 850 Sport —el primer y único descapotable en serie fabricado por la marca— y curiosidades como el Panda Papamóvil y otros hitos de la historia de la innovación de la firma, como el Seat Toledo Eléctrico, estrenado para los Juegos Olímpicos de 1992.

La colección de coches históricos de Seat habitualmente no está abierta al público.

El grupo automovilístico conserva todos estos modelos en la denominada Nave A-122 de la Zona Franca, un edificio que formaba parte de su antigua fábrica y que hoy alberga su colección de coches históricos, habitualmente cerrada al público. Pocas veces estas joyas automovilísticas salen de la Nave A, pero para acercarlas al máximo a los barceloneses, con motivo del aniversario la  empresa ha decidido celebrar la exposición en la Casa Seat, ubicada en pleno centro de Barcelona, en la confluencia entre el Passeig de Gràcia y la Avenida Diagonal.

Del 26 de noviembre al 9 de enero

La exposición de coches históricos, bautizada con el nombre de 70 años en movimiento, se inaugurará el próximo jueves 26 de noviembre y se podrá visitar hasta el 9 de enero. Será la primera vez que la Casa Seat se destine a mostrar coches del pasado, ya que precisamente su misión es exhibir los últimos modelos y apuestas tecnológicas de la marca, como el nuevo Cupra Formentor o los patinetes eléctricos de la división de movilidad sostenible Seat MÓ.

Al ser el espacio limitado, los automóviles expuestos en la Casa Seat irán cambiando cada semana. En total, se exhibirán 17 vehículos que, según la empresa, “constituyen un testimonio excepcional  de la capacidad de innovación de la compañía y de su constante apuesta por el futuro”. “Son objetos emocionales que han dejado huella en la memoria colectiva y en las ciudades de todo un país”, señala Seat.

En la exposición podrán verse también vídeos y fotos antiguas vinculadas con la historia de la marca.

La exposición, que se acompañará de fotos y vídeos antiguos, ofrecerá visitas guiadas y actividades paralelas para conocer la historia de la empresa. También se sortearán visitas guiadas a la colección completa de la Nave A-122 y se podrá catar un bombón con forma de un Seat 600 creado por el pastelero Christian Escribà. La celebración del 70 aniversario se completa con un acuerdo con la plataforma de cine online Filmin, que ofrecerá a sus abonados una colección especial titulada Casa Seat y en la que se podrán ver películas en las que salen coches de la marca y que son un buen testimonio de cómo ha evolucionado no sólo Seat, sino también la movilidad en el país.

Del mítico 600 al Seat Leon

Seat estrenará la exposición con su primer modelo, el 1400, y con el mítico 600. El Seat 1400, del que se empezaron a fabricar solo cinco coches al día el 13 de noviembre de 1953, estaba inspirado en las berlinas americanas de la época y podía ser usado tanto por los cuerpos oficiales del Estado como por el servicio de taxis públicos. Su producción cesó en 1964 tras haber vendido más de 98.000 unidades.

Del Seat 600 se exhibirá el modelo 600 D, considerado como el 600 por autonomasia. Empezó a rodar en 1963 y se convirtió en un miembro más de las familias españolas. En la exposición se mostrará una unidad equipada con la típica baca Zacarías, que servía para llevar el equipaje de las vacaciones.

Para la visita de Juan Pablo II en 1982 se adaptó un Seat Panda.

Por la muestra 70 años en movimiento también pasará el Seat Panda Papamóvil (1982), que se construyó con motivo del primer viaje oficial a España de Juan Pablo II. Este modelo, de color blanco y con escudo del Vaticano, fue en realidad fruto de la improvisación, ya que se tuvo que tunear de urgencia un Panda, ya que el Papamóvil oficial procedente de Italia era demasiado grande y no cabía por las puertas del Camp Nou y del Santiago Bernabeu, los estadios en los que se reunió con los fieles.

El Seat Toledo eléctrico estrenado durante los Juegos Olímpicos.

Otros modelos que pasarán por la exposición son el Toledo Eléctrico Olímpico (1992), el Ateca Mattracks (2017), 850 Sport (1969), 1500 Familiar (1968), Seat 1430 (1969), Seat 127 (1972), 124 sport cupé (1972), Seat 1200 (1976), Fórmula 1430 y Seat Leon (2008). Durante la última semana de la muestra, coincidiendo con Año Nuevo y Reyes, se exhibirán los modelos que hayan elegido los ciudadanos mediante una votación en Instagram. Se han preseleccionado los vehículos Salsa Emoción, Panda Terra, Toledo Marathon, 600 Formichetta y el 124 Seat 1 millón.