Conesa Presentació Pla Estratègic
La presidenta del Port de Barcelona, Mercè Conesa.

El Port de Barcelona ampliará muelles y ganará espacios verdes

La infraestructura fija 2040 como la fecha para consolidarse como el principal hub logístico e inteligente del Mediterráneo. Para hacerlo, prevé ampliar el Moll Adossat y construir el Moll Catalunya, además de querer acercarse a los barceloneses sumando 40 hectáreas de zonas verdes al conectar Montjuïc con el parque agrario del Llobregat.

El Port de Barcelona representa el 1,7% de todo el PIB de Catalunya. Esto es si se cuenta solo las empresas que trabajan en él, pero la cifra sube hasta el 7% si se incluye a todo el ecosistema logístico que gira a su alrededor. Ante la crisis actual, su presidenta, Mercè Conesa, defiende que su obligación no es solo mantener la aportación de esta infraestructura a la economía, sino que hay que incrementarla.

Este es uno de los objetivos que perfilan el IV Plan Estratégico del Port, presentado este miércoles en un acto virtual celebrado en la sede de Foment del Treball, con la participación de Conesa, su director general, José Alberto Carbonell, y el vicepresidente de la patronal, Joaquim Llansó. La nueva hoja de ruta aspira a consolidar en el largo plazo su posición como el principal hub logístico e inteligente del Mediterráneo. La sostenibilidad económica es una de sus piezas fundamentales, pero no es la única y se acompaña de la sostenibilidad ambiental y social.

“No se puede crecer económicamente sin reducir la huella de carbono ni sin consolidar el empleo de calidad”, remarca Conesa. “Creemos que el logro de una parte sin las otras dos no se puede considerar un éxito. Hay que lograr de manera simultánea las tres”, agrega.

Antes de llegar al 2040, la infraestructura establece en su plan tres hitos a corto plazo que incluyen estos tres pilares de sostenibilidad y están en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El Port de Barcelona espera llegar a los 70.000 millones de euros de comercio exterior, tener el 50% de los muelles de contenedores y ro-ro electrificados, y aumentar la plantilla hasta los 40.000 trabajadores. Todo esto se tiene que cumplir de cara al 2025 para garantizar que se convierte en el principal hub logístico inteligente del sur de Europa de aquí a 20 años.

 

Objetivos estratégicos de cara a los próximos 20 años

Bajo la triple premisa de la sostenibilidad, el Port de Barcelona quiere continuar creciendo, siendo consciente de las dificultades que afronta actualmente, como la escasez de suelo logístico y el parón en la actividad de los cruceros. A pesar de esto, la infraestructura se ha fijado doce objetivos estratégicos para revertir estas adversidades y potenciar su liderazgo de cara al 2040.

Según explica el director general del Port, José Alberto Carbonell, los objetivos que determina el IV Plan Estratégico pasan para continuar desarrollando infraestructuras clave para su operativa, como ampliar el Moll Adossat y el Prat Nord, y acabar la construcción del Moll Catalunya, donde se quiere concentrar toda la actividad de contenedores, junto con el Moll Prat Nord, los dos en la zona sur del Port, en el Prat de Llobregat.

El director general del Port, José Alberto Carbonell, señala que el IV Plan Estratégico contempla concentrar toda la actividad de contenedores en la zona sur del Port, en el Moll Adossat y el Prat Nord

El plan incluye incrementar la intermodalidad, con el desarrollo de su infraestructura ferroviaria y el aumento del tráfico ferroviario de contenedores —representa el 15% del total—. La intermodalidad también tiene que ganar peso con la construcción de los nuevos accesos ferroviarios en la zona sur, ahora que todas las administraciones se han alineado por fin, y de los nuevos apartadores en la línea Barcelona-Zaragoza, que permitan la llegada de trenes más largos, además de la puesta en marcha de un shuttle ferroviario intermodal, poniendo la mirada más allá de Barcelona e incluyendo otros territorios, como el Vallès y el Penedès.

Respecto a la logística en el Port de Barcelona, Conesa avisa de que el 97% del suelo de la ZAL Port de Barcelona ya está ocupado. “Para seguir creciendo necesitamos encontrar e identificar nuevo suelo logístico”, subraya. A través de la colaboración público-privada, Conesa confía en revertir esta escasez, encontrando nuevos espacios en los municipios de Barcelona y El Prat. De hecho, uno de los proyectos que tiene en mente el Port es el desarrollo de un nuevo parque logístico de más de 100 hectáreas en el Aeropuerto de Barcelona.

Port de Barcelona Presentació Pla Estratègic
La presentación del IV Plan Estratégico del Port se ha celebrado en la sede de Foment del Treball, con la participación de Llansó, Conesa y Carbonell.

Una apuesta verde

Más allá de ganar competitividad, la infraestructura aspira con el nuevo plan estratégico a reducir su impacto ambiental, con la electrificación de los muelles, la finalización de la subestación eléctrica Cerdà-Port, la apuesta por favorecer las escalas de barcos propulsados con Gas Natural Licuado (GNL) y aquellos que sean más sostenibles, y generar energía renovable en los tejados del Port.

El Port de Barcelona también quiere crear más de 40 hectáreas de zonas verdes, enlazando el parque agrario del Llobregat con la montaña de Montjuïc, actuación que supondrá una inversión de unos 24 millones de euros. Asimismo, con la voluntad de acercar la infraestructura a los barceloneses, se quiere desarrollar un hub de conocimiento, innovación y formación y promover la economía azul, como hará el Ayuntamiento en el Port Olímpic, adaptar los espacios del Port Vell al entramado urbano, y finalizar la rehabilitación del edificio Portal de la Pau y abrir un nuevo centro de interpretación.