La mentoría empresarial ya es una realidad en Cataluña a través de diferentes programas de entidades y empresas. Foto de Fizkes de Istockphoto

Mentoría empresarial en Cataluña

La forma de enseñanza más antigua, de tú a tú, toma forma de modelo de negocio con la mentoría empresarial
L

a mentoría empresarial es un proceso de desarrollo y aprendizaje profesional en el que, gracias a la convergencia entre el mentor, el aprendiz, y la empresa, tiene lugar un intercambio de conocimientos, habilidades y experiencias. Es por ello que se trata de un proceso especialmente enriquecedor ya que se produce una sinergia entre todas las partes.

Esta práctica es ya común en muchas empresas en las que profesionales experimentados transmiten su “know-how” a jóvenes aprendices para desarrollar la competitividad de la empresa. Actualmente, sin embargo, esta actividad toma forma de modelo de negocio con programas orientados, sobre todo, a nuevas empresas que entran en el mercado con buenas ideas pero falta de experiencia. Cabe decir, que en Cataluña, algunos de los programas realizados se forman a partir de una red de voluntarios con ganas de transmitir su conocimiento y desarrollar nuevas habilidades comunicativas y de liderazgo, así como la satisfacción y el enriquecimiento personales. Por lo menos, se trata de un tipo de actividad que crea un círculo virtuoso en la región fomentando la innovación y la democratización de conocimiento empresarial. De hecho, según National Mentoring Day, una organización inglesa fundada por Chelsey Baker, el 70% de los pequeños negocios que participan en alguna iniciativa así, viven el doble de tiempo que aquellas que no lo hacen y hasta el 67% de las empresas han reportado un incremento de su productividad.

El ecosistema emprendedor barcelonés da pie al crecimiento de este tipo de actividades promoviendo aún más la innovación y desarrollo de ideas. Es así como ACCIÓ, la agencia para la competitividad de la empresa de la Generalitat de Cataluña, entra a formar parte de todo este engranaje a través de programas como el de Barcelona and Catalonia Startup Hub, uno de los portales de startups más importante en Cataluña, orientado a dar visibilidad a las más de 1.000 startups catalanas. Este programa proporciona a los nuevos emprendedores un acompañamiento durante todo el proceso en diversas áreas como la financiación, la visibilidad o el networking.

Por otra parte, en Barcelona, ​​existen también programas como Accelera el Creixement, de la fundación PIMEC, Barcelona Mentoring o bien la iniciativa de Barcelona Activa, BizBarcelona, ​​una plataforma que permite la creación de networking con más de 13.000 personas emprendedoras, startups, pymes y autónomos para crear oportunidades de negocio así como asesorar a aquellos que quieren crear o hacer crecer una idea y transformar la manera de hacer negocios. En 2019 destacaron sus ferias y congresos, organizados con mesas redondas y conferencias donde trataban temas de crecimiento o tendencias como el e-commerce, la tecnología blockchain o el uso de la inteligencia artificial. Este 2020, con la bajada económica, consecuencia de la Covid-19, Barcelona Activa se reinventa y propone soluciones para aquellos que corren el riesgo de cierre de su negocio, así como un “plan de acción para afrontar la desescalada”. Por otra parte, Autoocupació, que ya estaba en contacto con la mentoría empresarial a través del Centro de Empresas del Baix Llobregat en colaboración con la Diputación de Barcelona,en ​​2020 crea SOS Mentoring, que consiste en un voluntariado para ayudar a personas emprendedoras a hacer frente a la situación derivada de la Covid-19. Se han llevado a cabo programas similares también en otras comunidades autónomas como HelpForStartups, de StartupValencia que conecta de forma altruista a mentores con empresas afectadas por esta situación. También en la Comunidad Valenciana, existe AjeValencia, un programa que representa a más de 250 empresarios jóvenes y que se dedica a contribuir en el desarrollo socioeconómico de sus empresas. Actualmente se centra en el asesoramiento para minimizar los efectos negativos de la Covid-19.

Además, otros programas enfocados a los jóvenes se llevan a cabo a través de las universidades. Hubbik Emprendimiento de la UOC centra su objetivo en la open innovation y se basa en la colaboración de toda la comunidad UOC, es decir, estudiantes, alumni, personal docente, etc. ESADE e IESE también crean un espacio de mentoría estudiante-alumni donde los jóvenes pueden desarrollar sus ideas buscando apoyo en su propio centro de estudios. Por otra parte, han surgido también iniciativas concretas para mujeres jóvenes, como el “Yo, Jefa” de Telecom o la iniciativa de la UPC, M2M, un programa coordinado por el Club de Dones Politècniques que se enfoca a fomentar el desarrollo personal y profesional de estudiantes o mujeres apenas tituladas de la Politécnica de Cataluña. Todas estas iniciativas son un estímulo más para el emprendimiento joven y se convierten, cada día más, en piezas imprescindibles de este círculo virtuoso del ecosistema catalán.