La mesa redonda de los cuatro exalcaldes se ha celebrado en la Estació de França.

Llamamiento a un gran pacto para situar a Barcelona en el foco internacional

Es momento de alcanzar grandes consensos que permitan a Barcelona superar la crisis sanitaria y económica creada por la Covid-19. Así lo creen cuatro de los exalcaldes de la ciudad, que han participado hoy en el panel “Barcelona, una ciudad resiliente” organizado en el marco de la Barcelona New Economy Week – BNEW.
J

oan Clos, profesor del Instituto Barcelona de Estudios Internacionales (IBEI), Jordi Hereu, presidente de Hispasat, Narcís Serra, presidente del IBEI y Xavier Trias han debatido sobre el futuro de Barcelona tras la actual crisis. Durante el panel, seguido en la plataforma digital del evento por unas mil personas, todos ellos se han mostrado de acuerdo en que es momento de realizar propuestas desde el diálogo y el entendimiento que permitan avanzar en el proyecto de ciudad.

Para ello, uno de los grandes ejes, según los exalcaldes, es la gestión del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). Así, Xavier Trias incidía en la “herramienta útil” que supone la AMB, mientras Jordi Hereu señalaba la necesidad de “presentar propuestas de futuro de ámbito metropolitano que puedan atraer el interés de Europa”. Por su parte, Joan Clos ponía sobre la mesa nuevas propuestas como la unificación de todas las policías urbanas del AMB o la exploración de la capacidad fiscal de la entidad y la posibilidad de incluir nuevas zonas geográficas creando una región que compita mejor con otras grandes áreas metropolitanas.

En este sentido, la relación con la ciudad de Madrid ha sido otro de los grandes temas del debate. Mientras Narcís Serra señalaba que “la falta de neutralidad de la administración central” beneficia a Madrid y perjudica a Barcelona, Clos consideraba que la competitividad con la capital española funciona como “acicate para mejorar y generar consensos”. Hereu, por su parte, apostaba por generar propuestas sin esperar a “superar” los debates políticos y Trias calificaba de “error” la comparativa con Madrid porque Barcelona “compite” con otras ciudades europeas como Milán, Roma y París.

En cualquier caso, los cuatro han coincidido en que, aunque Barcelona es una ciudad exitosa “compitiendo con capitales estatales”, esta crisis debe suponer una oportunidad para dar respuesta a los retos de la ciudad. El objetivo sería “crear una plataforma de servicios de competencia global” que fomente los sectores en los que la ciudad tiene más posibilidades de éxito. En este proceso, la digitalización puede funcionar como una herramienta para situar a Barcelona en el foco internacional, “ligando el futuro de la ciudad a las nuevas tecnologías”.

Además, Trias ha insistido en la necesidad de generar “actividad económica para todo el mundo y hacerlo de una forma sostenible” mientras que Serra ha apuntado a que “la capacidad de ganar en una ciudad está en sus ciudadanos” y que “todas las soluciones necesitan tiempo”.

Así, los exalcaldes han apostado por crear iniciativas que pongan a Barcelona “en el mapa” desde un punto de vista sectorial. Para ello, es necesario crear “grandes pactos” en torno a algunos de los temas básicos que afectan a la ciudadanía. Por ello, han instado a los partidos políticos de la ciudad a no romper los grandes pactos de vivienda o movilidad, así como avanzar en otros proyectos como el corredor del Mediterráneo o la finalización de la Línea 9 de metro.