Alex Chesterman, de Cazoo, compra Swipcar
Alex Chesterman, fundador de Cazoo.

La británica Cazoo compra la ‘startup’ barcelonesa Swipcar por 30 millones

Con sede en la calle Llacuna, la empresa de renting de vehículos participada por Inveready y fundada por Julio Ribes, Pablo Pascual y Blas Gil emplea ya a cien personas y ahora se incorpora a un grupo liderado por el emprendedor en serie Alex Chesterman

Nuevo caso de éxito en el ecosistema emprendedor barcelonés. La compañía británica Cazoo, que cotiza en la Bolsa de Nueva York desde finales de agosto, ha adquirido la empresa barcelonesa de renting y de coches por suscripción Swipcar. La operación está valorada en 30 millones de euros y, según Cazoo, se pagará mediante una combinación de dinero en efectivo e intercambio de acciones.

Con sede en la calle Llacuna, en el distrito [email protected], Swipcar fue fundada en 2018 por Julio Ribes —que había trabajado antes en Ford y Seat—, Pablo Pascual y Blas Gil. Vieron la oportunidad de aplicar a la industria del automóvil una tendencia que está generalizándose en cada vez más sectores, la servitización o el pago por uso, es decir, convertir en un servicio lo que hasta ahora era un acto de compra. Su idea fue apostar por un modelo que no está basado en la venta de coches, sino en un servicio de movilidad. Así, crearon Swipcar, un marketplace de vehículos donde el usuario puede alquilar un coche por meses a cambio de una cuota fija que incluye todos los gastos de mantenimiento, impuestos y también el seguro. La empresa trabaja con más de 30 marcas de automóviles y gracias a la digitalización permite que todos los trámites sean muy rápidos y simples para el usuario.

Swipcar creció un 160% en 2020 y para este año su previsión era volver a duplicar su volumen de negocio. Hace unos meses, Ribes, que es el consejero delegado de la compañía, aseguraba crecer al ritmo de 500 coches al mes, con la previsión de cerrar 2021 con 6.000 coches alquilados. Este incremento en el número de usuarios ha incrementado también sustancialmente la plantilla de la empresa en Barcelona, que se ha más que duplicado en plena pandemia al pasar de 40 a los cerca de cien trabajadores actuales. Las nuevas contrataciones son también consecuencia del proceso de crecimiento internacional de Swipcar, que ha lanzado recientemente su servicio en Italia y Portugal.

En septiembre de 2021 Swipcar cerró su tercera ronda de inversión, por 1,5 millones de euros, liderada por Inveready. El fondo destacó entonces que “Swipcar es un ejemplo de ejecución, crecimiento y liderazgo de mercado con una estrategia de eficiencia en capital”.

Para Cazoo, Swipcar es la gran oportunidad para acelerar sus planes de crecimiento en Europa y posicionarse en mercados clave como el español, el italiano y el portugués. “Swipcar ha creado un mercado de suscripción de automóviles líder en el mercado español y agrega cientos de nuevos clientes cada mes. Este acuerdo nos permitirá acelerar nuestros planes de lanzamiento en España e Italia, ofreciendo a los consumidores la opción de comprar, vender, financiar o suscribirse a un coche totalmente online. Espero dar la bienvenida a Julio y su equipo a Cazoo y trabajar con ellos para brindar la mejor experiencia a los consumidores que buscan su próximo automóvil en Europa”, ha afirmado Alex Chesterman, emprendedor en serie, fundador y consejero delegado de Cazoo.

Al igual que Swipcar, Cazoo también nació en 2018 con el objetivo de transformar el mercado de la compraventa de vehículos en Reino Unido y en el continente europeo. Según la firma, en solo dos años ha logrado vender 40.000 coches de forma online, convirtiéndose en una de las empresas de más rápido crecimiento en Europa y en el principal actor en el negocio de suscripción de automóviles. Con Swipcar refuerza este posicionamiento, pero, además, se hace con una plataforma en el Sur de Europa que le permitirá también lanzar en 2022 su negocio de venta online de coches en España e Italia.

El equipo fundador de Swipcar, en una imagen de archivo.

“Estoy muy orgulloso de la plataforma y el equipo que hemos construido en Swipcar. Hemos desarrollado sólidas alianzas con miles de clientes leales y actores clave de la industria. Cazoo tiene una visión y una estrategia claras que están totalmente alineadas con las nuestras y estamos deseando unir fuerzas y acelerar el lanzamiento de Cazoo y la transformación digital de la experiencia de compra, venta y suscripción de automóviles en España y en toda Europa”, ha destacado Julio Ribes.

El fundador de Cazoo, Alex Chesterman, es un emprendedor británico conocido por haber vendido la empresa LoveFilm a Amazon —que puso las bases para crear el servicio Amazon Prime Video— por 200 millones de libras. Además, fundó el portal inmobiliario Zoopla, que fue adquirido por el grupo inversor Silver Lake por casi 3.000 millones de dólares en 2018. En 2013 fue elegido emprendedor del año por la consultora EY  y sus méritos le han permitido ser reconocido como miembro de la Excelentísima Orden del Imperio Británico, OBE, en sus siglas en inglés.

Cazoo salió a Bolsa este verano al fusionarse con un tipo de vehículo inversor denominado spac que permite empezar a cotizar de forma rápida. Se trata del mismo sistema que ha utilizado recientemente la catalana Wallbox, que también ha debutado en la Bolsa de Nueva York. La operación permitió a Cazoo captar financiación por mil millones de dólares y actualmente su capitalización bursátil roza los 7.000 millones de dólares.