El ICF mantiene abiertas diversas líneas de apoyo financiero por la pandemia.

El ICF moviliza más de 1.000 millones para apuntalar el tejido productivo ante el impacto de la covid

El Institut Català de Finances mantiene abiertas varias líneas de apoyo financiero a pymes, entidades y autónomos afectados por la pandemia.

La Generalitat, a través del Institut Català de Finances (ICF), ha puesto a disposición de empresas, entidades y autónomos más de 1.000 millones de euros para hacer frente a las necesidades de liquidez derivadas de la crisis del coronavirus. A lo largo de este año, el banco público ha activado varias vías de financiación para respaldar y dar músculo al tejido productivo catalán que ha necesitado recursos adicionales para sortear las consecuencias que ha supuesto la covid.

Entre este paquete de créditos figura la línea de préstamos ICF Eurocrèdit covid-19, que cuenta con una dotación de 70 millones de euros y está financiada al 100% por los fondos europeos de desarrollo regional (Feder) de la Unión Europea. Con el apoyo del Departament de Vicepresidència i d’Economia, el Govern trata así de mitigar los efectos negativos sobre las empresas y preservar la continuidad de la actividad económica durante y después de la covid.

Desde principios de abril, pymes y autónomos pueden solicitar también los préstamos ICF Avalis Liquiditat, con créditos que van desde los 50.000 euros al millón de euros, o recurrir a los ICF Crèdit covid-19, una línea de préstamos y avales dotada con un fondo de 700 millones de euros.


Estas líneas, así como otras destinadas a aquellos sectores más afectados por la pandemia, han permitido apoyar al tejido empresarial y atender las distintas necesidades de las empresas no sólo mirando el presente sino también al futuro.

El banco público ha activado diversas vías de financiación para apoyar y dar músculo al tejido productivo catalán durante la covid.

Luis Alonso, director financiero de Atrápalo: “Pasar el tsunami de la pandemia”

El portal de ocio y viajes Atrápalo ha sufrido tres grandes consecuencias derivadas de la pandemia: la paralización total de la actividad, las cancelaciones y el haber perdido toda la actividad y trabajo hecho los meses anteriores a la temporada de verano. Para Alonso, el gran reto es superar ahora la incertidumbre y las dudas que todavía planean en el camino de regreso a la actividad.

El préstamo ICF Crèdit covid-19 para facilitar la liquidez les ha permitido mitigar estos tres factores. “Sobre todo nos ha dado seguridad para asegurar la solvencia y el futuro de la compañía”. El directivo de Atrápalo considera que ahora están más preparados para hacer frente a lo que esté por venir y poder superar el tsunami que ha supuesto la pandemia.

Jordi Herreruela, director Festival Cruïlla: “Nos hemos tenido que reinventar”

La pandemia cogió desprevenidos a los organizadores de uno de los eventos más destacados de la escena y agenda musical de Barcelona. Los festivales de música acogían actos con miles de personas, varios escenarios y varios días programados. Con la covid todo cambió. El director del Cruïlla explica cómo el festival ha tenido que reinventarse. Primero, crearon el Cruïlla XXS, una nueva propuesta de formato para 200, 400 o 800 personas en nueve espacios de la ciudad.

También devolvieron el dinero del público que así lo prefirió ante la cancelación de la edición habitual. A través del ICF Cultura Liquiditat, préstamo para empresas culturales, han podido devolver el importe de estas entradas y proyectar un nuevo formato adaptado a la realidad del momento.

Francesc Bargalló, gerente Olis Bargalló: “Hemos financiado una parte del riesgo y muy rápido”

El sector de la restauración supone prácticamente el cien por cien de la facturación de Olis Bargalló. Un pequeño porcentaje corresponde al sector retail. Con la covid esta empresa familiar ha visto como ha perdido el 90% de sus ventas y han optado por financiación externa para sortear la crisis y poder pagar a proveedores, mientras la plantilla estaba en expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Bargalló ha recurrido al ICF-Avalis Liquiditat covid-19, préstamo con aval del 100%, para financiar parte del riesgo al que se vieron abocados por la situación. “Fue muy rápido, en pocos días obtuvimos la financiación y ha ido muy bien”, explica el gerente de la compañía.

Elvira Garcia, gerente Inoxforma: Queríamos disponer de más tesorería”

Esta empresa industrial catalana trabaja especializada en el acero inoxidable. Y lo hace para tres sectores: alimentación, eléctrico-electrónico y valvulería. La irrupción del virus lo paralizó todo de un día para otro. Y, como explica su gerente, Elvira Garcia, la nueva situación, con semanas de confinamiento, provocó que se haya vuelto a trabajar en unas condiciones que no son las habituales. Inoxforma solicitó el ICF Eurocrèdit covid-19, préstamo con fondos europeos, para disponer de una mejor tesorería ante eventuales problemas que pudieran surgir. Si la situación mejorara antes de lo previsto destinarían este importe a inversiones.

Miquel Àngel Oliva, director general de Abacus Cooperativa: “Nos han dado el impulso que necesitábamos”

Casi un millón de socios, seiscientos trabajadores y una historia de más de cincuenta años. Abacus Cooperativa cuenta con una trayectoria empresarial reconocida. Sin embargo, los más de cincuenta establecimientos que tiene abiertos al público bajaron persianas durante casi tres meses. Y ello impactó en toda la organización. Aunque la apuesta estratégica para el canal online les permitió que la situación mejorara un poco no sirvió para compensar el cierre de tiendas.

“Hemos sobrellevado una situación muy difícil, mejor que otras empresas del sector comercio”, explica su director, Miquel Àngel Oliva. Abacus solicitó el ICF Crèdit covid-19, un aval ante otras entidades financieras. A través de Caixa d’Enginyers han podido recibir el impulso que necesitaban para sortear una situación que definen como altamente compleja.

El equipo del ICF en el Biz Barcelona de 2016.