Life Habitat
Las obras de los pisos de la constructora 011h en L'Hospitalet de Llobregat

La constructora de los fundadores de Privalia promoverá viviendas en el Raval

La empresa emergente de construcción industrializada de pisos 011h, impulsada por Lucas Carné y José Manuel Villanueva, avanza con las obras de su primer edificio en L'Hospitalet de Llobregat y anuncia que promoverá también uno en el corazón de Barcelona

La constructora de los fundadores de Privalia, 011h, prevé inaugurar su primer edificio de viviendas industrializadas o ensambladas en 2022. Será un bloque de viviendas sostenibles en la calle Joan Maragall número 15 de L’Hospitalet de Llobregat, en alianza con Renta Corporación. Las obras, que empezaron el mes de junio de este año, se espera que acaben entre enero y febrero del año que viene. En 2022 la empresa también prevé iniciar dos nuevos proyectos de viviendas plurifamiliares: uno en Arenys de Mar y el otro en el Raval (Barcelona). En los próximos tres años, el objetivo es construir 1.300 pisos industrializados.

Sobre estas nuevas construcciones, 011h todavía no ha facilitado más información, pero sí que ha explicado detalles sobre la promoción de L’Hospitalet, una obra nueva residencial de 8 viviendas de entre 54 m² y 86 m². La mayoría de los pisos tienen dos habitaciones y un baño, menos los de la planta baja, que tienen tres habitaciones y dos baños. El precio con que saldrán a la venta oscila entre los 190.000 euros y los 280.000 euros. De momento, ya tienen dos reservas.

El edificio está hecho principalmente de madera CLT (contralaminada) proveniente de bosques europeos. Gracias al uso de este tipo de material se reducirá entre un 70% y un 80% las emisiones de CO₂ derivadas de una construcción tradicional. La reducción contempla tanto las emisiones que son consecuencia de la obra, como aquellas que produce el mantenimiento del edificio. “Queremos que se asocien nuestras viviendas a conceptos que beneficien la vida de las personas como la sostenibilidad y la calidad”, explica el cofundador de 011h, José Manuel Villanueva.

El bloque de pisos Life Habitat, nombre con el que ha sido bautizado, será un edificio inteligente tanto por las prestaciones que ofrece —está equipado con unos sensores que permiten detectar cualquier problema técnico y monitorizan los consumos energéticos— como por la manera en que ha sido construido.

La startup catalana se caracteriza por trabajar de forma industrializada y digitalizada. Industrializada porque la mayoría de elementos que conforman los pisos se hacen en fábrica y cuando llegan a la obra solo se tienen que montar, lo que reduce en un 40% el tiempo de finalización y reduce el número de profesionales que se necesita en 3 o 4 operarios.

Y digitalizada porque se hace un control preciso de todo el proceso. Para aquellas piezas que se montan en fábrica, los técnicos escanean un código QR que les indica todos los pasos que tienen que seguir para acoplarlas y calcula el tiempo que tardan en terminarlas. Si hay alguna incidencia usan Ophelia: un robot que funciona con inteligencia artificial y que almacena en su base de datos la causa del problema, les ayuda a encontrar posibles soluciones, y calcula cuánto rato se ha necesitado para ponerle remedio. En el caso del montaje de piezas en la obra, en lugar de QR hay una persona dedicada a la recopilación de datos. “Lo tenemos todo controlado, desde los clavos que necesitamos hasta por qué ha habido un retraso en la obra. Ese es nuestro valor añadido”, explica Ferran Urgellés, Responsable de Industrialización y Construcción en 011h.

En diciembre de 2020, 011h captó 10 millones de euros de dos fondos de capital de riesgo europeos especializados en tecnología inmobiliaria (proptech) para empezar a funcionar. Hoy, tienen un equipo formado por 40 personas, la mayoría arquitectos.