Blue Tech Port
Los antiguos tinglados se transformaran en un centro de innovación.

El Port ubicará un ‘hub’ de innovación en los tinglados

Acogerá a empresas emergentes, corporaciones e instituciones. La Autoridad Portuaria de Barcelona destinará hasta siete millones de euros a actualizar el espacio.

El Port de Barcelona se suma a la ola de hubs de innovación que la capital catalana vive en los últimos años. La institución ha decidido transformar los antiguos tinglados del muelle de Sant Bertran en un centro dedicado a desarrollar nuevos modelos de negocio para la economía azul, donde convivirán startups, instituciones y corporaciones bajo un mismo techo. Muy cerca de la Ronda Litoral, este espacio hace años que tiene un uso marginal.

El objetivo del futuro Blue Tech Port pasa por complementar la oferta actual de instituciones y centros que fomentan la innovación en la capital catalana, puesto que, según el presidente del Port, Damià Calvet, “no miran suficiente al mar”. El impulso a la economía azul se acompañará de otras iniciativas que también están emergiendo en la ciudad, como la reforma del Port Olímpic que está haciendo el Ayuntamiento para desarrollar este sector empresarial. También se beneficiará de la llegada de instituciones internacionales como el World Ocean Council, que ha escogido a Barcelona como sede del congreso mundial Sustainable Ocean Summit y ha decidido celebrar la primera cumbre mundial de finanzas azules.

Poner en marcha el nuevo espacio supondrá una inversión de entre seis y siete millones de euros, financiada con recursos propios de la Autoridad Portuaria de Barcelona. La intervención conservará la fisonomía y la estructura de las seis naves que integran los tinglados, adaptándola a los nuevos inquilinos e incorporando elementos marítimos y un corredor verde.

El centro incluirá zonas donde hacer pruebas piloto, un auditorio y una ágora, con la voluntad de abrirlo a los barceloneses. “Este edificio se tiene que mezclar con la ciudad”, remarca la directora de Innovación y Estrategia de Negocio, Emma Cobos. También será la ubicación definitiva para el nuevo Institut de Logística, que arrancará la formación en el World Trade Center (WTC) en el curso 2022-23 y después se trasladará a los tinglados.

Calvet ha definido las líneas básicas del proyecto, pero aún queda camino para acabarlo de perfilar. El Port está trabajando en el proyecto básico que concretará cómo será este futuro nuevo hub de la ciudad. De momento, no tienen plazos de cuándo podrá estar terminado. Además, la celebración de la Copa América en 2024 influirá en su desarrollo, teniendo en cuenta que la competición requerirá múltiples espacios, entre ellos, los tinglados.

El Blue Tech Port será la pieza central del Blue District, una área de innovación que la Autoridad Portuaria quiere impulsar a su alrededor, especialmente en la zona del Port Vell. Se establecerán alianzas con actores como Barcelona Activa, Acció, Tech Barcelona, el [email protected], la Mobile World Capital Barcelona (MWCapital), Fira de Barcelona o el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) para hacer pruebas pilotos y testear nuevos modelos de negocio. “No vamos a competir, Barcelona es muy innovadora. Se trata de sumar iniciativas que ya hay en la ciudad”, expone Cobos. “Sin alianzas no podemos innovar”, añade.

Espai rebuda Blue Tech Port
Imagen virtual del interior del futuro hub de economía azul.

A través de una fundación privada

El Port de Barcelona articulará esta apuesta por la innovación con la creación de una fundación privada, que le tendrá que servir para ganar flexibilidad y agilidad cuando impulse proyectos. La fundación BCN Port Innovation tendrá como socios fundadores a la institución presidida por Calvet y las empresas Ackcent y Aggity. La primera está especializada en ciberseguridad y la segunda en transformación digital.

El Port y las empresas Ackcent y Aggity serán los socios fundadores

La fundación se completará con otras compañías, tanto de la comunidad portuaria como de otras áreas, como la tecnología, la energía o la movilidad. Además de los tres fundadores, habrá diferentes niveles de socios, con aportaciones anuales que irán desde los 10.000 euros a más de 25.000 euros. Las empresas que se sumen serán las que formarán parte de los pilotos.

Tanto la fundación como el nuevo Blue Tech Port se encajan en el plan de innovación que acaba de aprobar el Port. Sigue y estructura otros proyectos pioneros que la institución ha ido impulsando en los últimos años, como los planes de calidad, la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), la participación de las navieras y los operadores a través del Consejo Rector de la Comunidad Portuaria, o el fomento de la formación con la Escola Europea Intermodal Transport.

Damià Calvet Emma Cobos Port de Barcelona
El presidente del Port de Barcelona, Damià Calvet, y la directora de Innovación y Estrategia de Negocio, Emma Cobos.