El chef Romain Fornell en el nuevo Tejada Mar. ©Arduino Vannucchi

Paella junto al mar con Romain Fornell

El inquieto chef reabre tras una profunda reforma el restaurante Tejada Mar, situado a los pies del Hotel W y donde el tapeo, el marisco y el arroz son los protagonistas

Romain Fornell llegó a Barcelona con 22 años y ha encontrado en esta ciudad el lugar ideal para expresarse culinariamente y desarrollar su faceta de empresario. Su grupo de restauración, Goût Rouge, suma ya once establecimientos con la apertura del nuevo Tejada Mar, una fórmula condenada a triunfar este verano y que el chef quiere convertir en un referente a la hora de elegir dónde comer una buena paella en la playa.

Terraza del restaurante, que tiene una capacidad total para cien personas.

Fornell se hizo con el local de Tejada Mar justo antes de la pandemia, en enero de 2020. Situado en la Barceloneta, debajo del podio que acoge la espectacular piscina del Hotel W, el inmueble había acogido anteriormente al restaurante Segafredo. El Tejada Mar abrió apenas dos meses como consecuencia del coronavirus, pero Fornell ha aprovechado la crisis para reformar íntegramente el restaurante (con una inversión próxima al millón de euros), que quiere ser “una versión marinera” del Casa Tejada del Turó Park.

El nuevo Tejada Mar, inaugurado este mes de junio, luce una atractiva decoración donde sobresale la madera y el toque de color que le aportan unos azulejos y un gran pulpo de color rojo que preside la sala. Su terraza de 90 metros cuadrados bajo una pérgola de cañizo promete ser una de las más cotizadas de la temporada. Imprescindible sentarse a contemplar las vistas de Barcelona o a ver la gente pasar pidiendo, antes que nada, una botella del cava de la casa, Terra de Marca, elaborado en Castellví de la Marca (Penedès).

Una vez catadas las burbujas, y en función del presupuesto de cada uno, se puede dar paso a las múltiples propuestas para abrir boca que el chef ha diseñado para el Tejada Mar. El concepto de ingredientes de calidad, mínima intervención e influencia francesa marca toda la carta. Como siempre, estando en casa de Romain, no pueden faltar las ostras (especial Sorlut con mignonette), pero si realmente se busca probar algo nuevo y de sabor sorprendente apunten: almejas en salsa thai. 100% recomendables.

Tejada Mar está en los bajos del Hotel W Barcelona. ©SSV

También está espectacular el carpaccio de atún toro, mostaza y sésamo. Cangrejo real de Alaska con mayonesa wasabi, bogavante azul al ajillo o cigalitas Robuchon con albahaca son otras de las posibles elecciones. Pero estando en Barcelona, en la carta nunca pueden faltar unas buenas croquetas de jamón o unas bravas. Tejada Mar también trabaja la brasa y ahí Fornell nos recomienda un entrecôte al corte japonés Txogitxu o un Châteaubriand con salsa café de París.

Pero buscábamos un plan de playa y paella, ¿no? Tejada Mar nos deja elegir entre un arroz con gambas rojas, calamares y mejillones de roca (22 euros por persona) o un arroz con bogavante. Y no nos olvidemos del postre: los bocados de piña infusionados con Malibú y servidos sobre un lecho de hielo son el mejor final para un plan perfecto, aunque los más golosos pueden optar por el cheescake Salvador Dalí.

Y para acabar una buena noticia: Tejada Mar ofrece “una fórmula”, es decir, un menú de 45 euros que incluye cuatro entrantes para compartir, una paella y postre (no incluye bebidas).

Además de los dos Tejada, en Barcelona el grupo Goût Rouge explota, entre otros, los restaurantes Café Turó, Épicerie y Caelis (en el Hotel Ohla). Además, Romain Fornell es el chef director del Hostal La Gavina de S’Agaró, que acoge el restaurante Candlelight. Entre sus próximos proyectos destaca la gestión del restaurante que habrá en la expectacular torre  de viviendas de lujo Antares, ubicado en la zona del Forum/Diagonal Mar y diseñado por la arquitecta francesa Odile Decq.

Tejada Mar abre actualmente de miércoles a domingo de 13h a medianoche.