Featured Video Play Icon

The Zone of Hope: El cambio climático como nunca lo has experimentado

La persona que entra en “The Zone of Hope” verá y experimentará lo que puede suceder en la ciudad de Barcelona o en el embalse de La Baells, en el Prepirineo, dentro de unas décadas por culpa del cambio climático. Es una exposición pionera en Europa que se puede visitar –o, mejor dicho, experimentar- en el centro de Barcelona (Reial Cercle Artístic de Barcelona, Carrer dels Arcs, 5) hasta el próximo mes de mayo de 2019
P

ara muchos, el cambio climático y los efectos que tendrá sobre la vida de nuestro planeta y de las personas que lo habitamos, es la gran historia y el gran reto que afronta la humanidad en este siglo XXI. Y son muchas las preguntas que nos podemos hacer: ¿Cómo nos afectará este fenómeno? ¿Qué consecuencias prácticas tendrá en nuestras vidas? ¿Son irreversibles los cambios? ¿Qué podemos hacer en la práctica, cada uno de nosotros, para reducir los efectos que ya se perciben desde hace años?

The Zone of Hope”, una exposición pionera en Europa que se puede visitar –o, mejor dicho, experimentar- en el centro de Barcelona hasta el próximo mes de mayo de 2019, logra trasladar a los ciudadanos, de una manera magistral y totalmente novedosa, los efectos que el cambio climático puede tener en nuestras vidas.

Gracias a la tecnología denominada “immersive extreme”, el visitante puede experimentar en primera persona, en un entorno totalmente inmersivo de realidad virtual y sonido envolvente, cómo será el mundo dentro de unos años si no hacemos nada para detener los efectos del cambio climático. Pero no cualquier mundo, o un mundo indeterminado. La persona que entra en “The Zone of Hope” verá y experimentará lo que puede suceder en la ciudad de Barcelona o en el embalse de La Baells, en el Prepirineo, dentro de unas décadas por culpa del cambio climático.

“The Zone of Hope”, impulsada por la compañía Aigües de Barcelona, es, en palabras de sus creadores, “una exposición pionera a escala mundial en la que el público puede experimentar lo que pueden llegar a vivir las futuras generaciones si no detenemos el cambio climático”.

“El objetivo de la exposición es intentar explicar a los ciudadanos cuáles pueden ser los efectos del cambio climático en nuestro país”, ha explicado a The New Barcelona Post Àngels Cabello, responsable de gestión del conocimiento de Suez España y coordinadora, junto a Elisenda Bergés, de los contenidos de “The Zone of Hope”.

VIAJE INMERSIVO AL FUTURO

El viaje inmersivo al futuro que ofrece “The Zone of Hope” se realiza de la mano de Violeta, una niña nacida en 2018 que acompaña al visitante y lo sitúa en diversos momentos y escenarios del futuro, cuando tiene 20, 50 y 75 años (en 2038, 2068 y 2093). En concreto, “The Zone of Hope” nos hace vivir el deshielo del Ártico, una inundación en Barcelona y la desertificación del embalse catalán de La Baells.

El visitante se va desplazando durante su visita, siguiendo las indicaciones de Violeta, por varios escenarios hiperrealistas generados en 3D. Este desplazamiento supone, según los responsables de “The Zone of Hope”, “una revolución en el mundo de las experiencias inmersivas”. La narración en voz en off está disponible en tres idiomas, a elegir por el visitante: catalán, castellano e inglés.

Será difícil que el visitante de esta exposición olvide la experiencia vivida en “The Zone of Hope” o salga indiferente de la misma. Son 30 minutos en los que, tras la introducción y la colocación de los visores y sensores necesarios para la experiencia de inmersión extrema, paseará por diversos escenarios hiperrealistas, pasará frío y calor, sentirá el azote del viento, tocará el hielo y contemplará imágenes impactantes que le ayudarán a entender qué puede pasar en nuestro entorno más inmediato por culpa del cambio climático.

UN MENSAJE DE ESPERANZA

 “The Zone of Hope” quiere alertar al visitante sobre lo que podría suceder en el futuro si no se adoptan las medidas necesarias para corregir la influencia humana en el cambio climático. Pero al mismo tiempo quiere transmitir un mensaje de esperanza ante la posibilidad de reaccionar para frenar los efectos del cambio climático.

Así, la exposición muestra también, en su parte final, una pieza audiovisual “que recuerda que otro futuro es posible”, en la que se recogen mensajes sobre el cambio climático de personalidades como el Dalai Lama, Barack Obama, Al Gore o el actor Leonardo DiCaprio, entre otros.

La visita finaliza con un muro interactivo en el que el visitante puede mostrar su nivel de compromiso e indicar qué acciones cotidianas está dispuesto a realizar para frenar el cambio climático. Un correo electrónico con su imagen en el entorno de la exposición se encargará de recordar al visitante el compromiso adquirido.

De hecho, el título de la exposición, “The Zone of Hope”, quiere precisamente centrar la atención en un posible futuro esperanzador. Según ha explicado Àngels Cabello a The New Barcelona Post, “queríamos que en el título se destacara la parte positiva de la exposición, la esperanza que creemos que todavía existe si gobiernos y ciudadanos hacen un pacto y empiezan a actuar desde ya”.

MÁS DE 17.000 VISITANTES

 Desde su inauguración el pasado 20 de enero de 2018, más de 17.000 personas han vivido ya la experiencia de “The Zone of Hope”. Un buen grupo –alrededor de 3.000- han sido alumnos de secundaria y bachillerato de decenas de escuelas catalanas, para los que Aigües de Barcelona ha desarrollado, junto con la Escola de l’Aigua, una adaptación didáctica y pedagógica de la exposición que se trabaja en clase antes y después de la visita.

La buena acogida que ha tenido “The Zone of Hope” ha hecho que sus organizadores hayan decidido prorrogarla hasta finales de mayo de 2019. Inicialmente “The Zone of Hope” tenía previsto cerrar el 20 de enero de 2019, tras un año de exposición. Pero se podrá visitar durante cuatro meses más, hasta mayo de 2019.

Según explica Àngels Cabello, los alumnos que han visitado “The Zone of Hope” han puesto una nota de casi 4,9 sobre 5 a la exposición.

AIGÜES DE BARCELONA Y MEDIAPRO EXHIBITIONS

“The Zone of Hope” es un proyecto impulsado por Aigües de Barcelona, la compañía que gestiona el servicio de abastecimiento de agua potable en Barcelona y 22 municipios de su entorno, además del saneamiento y depuración de aguas residuales en los municipios del área metropolitana de Barcelona.

Un equipo de Aigües de Barcelona integrado por expertos en innovación, cambio climático y desarrollo sostenible se ha encargado de la dirección global del proyecto.

Por su parte, Mediapro Exhibitions, que es la división del grupo Mediapro especializada en la creación y el desarrollo de proyectos expositivos y museográficos que hacen uso de tecnologías audiovisuales de última generación, ha supervisado la producción y operación de “The Zone of Hope”. Entre otros elementos, Mediapro Exhibitions se ha encargado del desarrollo de contenidos, el guión y diseño de entornos y personajes y la supervisión de la construcción e ingeniería técnica.

Àngels Cabello ha señalado que la avanzada tecnología empleada en la exposición ha sido uno de los principales retos de este proyecto, que se estuvo desarrollando durante doce meses antes de su apertura.

Esta tecnología, combinada con la propuesta de contenidos de la exposición, es la que propicia, como explica Àngels Cabello, que la gente salga de la visita con “un cambio de actitud, bastante impactada y comprometida”. “Hemos conseguido –explica con satisfacción- que la gente que ha pasado por ‘The Zone of Hope’ se comprometa, en la medida de lo posible, a actuar sobre el cambio climático”.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Dónde:
Reial Cercle Artístic de Barcelona
Carrer dels Arcs, 5, 08002 Barcelona

Cuándo: 
Desde el 20 de enero de 2018 hasta finales de mayo de 2019.
De lunes a domingo, de 10 a 19.30h.

Grupos: máximo 4 personas

Edad: mayores de 13 años

Reservas y más información:
www.thezoneofhope.com

Precio:
Entrada gratuita para clientes de Agbar.
15 euros para el público en general.

 

ANEXO: EL CAMBIO CLIMÁTICO: CAUSAS DE LA SITUACIÓN ACTUAL Y OPORTUNIDADES PARA LA ACCIÓN
(Información ofrecida por Aigües de Barcelona en el dossier de prensa de “The Zone of Hope”)

  • Vivimos los años más cálidos desde que existen registros térmicos. Estamos en un punto de inflexión en la lucha contra el cambio climático, es decir, contra la variación global del clima de la Tierra, provocada, entre otras cosas, por la acción del hombre.
  • El incremento de temperatura se explica por el llamado “efecto invernadero”, es decir, el incremento de la concentración de gases en la atmósfera. Si bien estos gases son necesarios para la vida tal como la conocemos, un incremento desmesurado como el que estamos experimentando tiene efectos muy negativos para el planeta.
  • Entre estos gases se encuentran el dióxido de carbono, el óxido nitroso y el metano, que son liberados por la agricultura, la industria y la combustión de combustibles fósiles. El mundo industrializado ha provocado que la concentración de estos gases haya aumentado un 30% en el último siglo y haya llegado al nivel de emisiones más alto de la historia. Desde mitad del siglo XX se observan cambios sin precedentes en los últimos milenios: el calentamiento del sistema climático es inequívoco. Nos afecta a todos, y todos podemos actuar para frenarlo.
  • Sus efectos se harán sentir de manera paulatina pero creciente, con predicciones de falta de agua potable, condiciones difíciles para la producción de alimentos y un aumento en los índices de mortalidad debido a inundaciones, tormentas, sequías y olas de calor. Se predice la extinción de animales y plantas, ya que los hábitats cambiarán tan rápido que muchas especies no se podrán adaptar a tiempo. La Organización Mundial de la Salud ha advertido que la salud de millones de personas podría verse amenazada por el aumento de la malaria, la desnutrición y las enfermedades transmitidas por el agua. En concreto, España, por su situación geográfica y características socioeconómicas, es muy vulnerable al cambio climático.
  • En diciembre de 2015, la comunidad internacional alcanzó un acuerdo en la convención de las Naciones Unidas celebrada en París para combatir el calentamiento del planeta. En concreto, se acordó limitar el calentamiento global a 2 °C por encima de los niveles preindustriales, y así minimizar los impactos del cambio climático Es positivo poder contar con estos pactos a escala mundial, pero también es necesario ser muy rigurosos en los mecanismos de aplicación para asegurar su cumplimiento.
  • Los gobiernos deben marcar los objetivos, pero la actuación corresponde también a la industria, las empresas, las autoridades locales y los ciudadanos. El conjunto de acciones debe estar encaminado a reducir drásticamente las emisiones, para estabilizar las concentraciones atmosféricas de los gases de efecto invernadero y frenar así el aumento de las temperaturas.