Piloto en el bus turístico de Barcelona que utiliza la tecnología de la 5G y de la realidad aumentada.

Cómo la tecnología 5G cambiará nuestras ciudades: Barcelona, campo de pruebas

Barcelona es el escenario de múltiples pruebas piloto que buscan usos ciudadanos para esta nueva tecnología, que revolucionará la economía pero también el día a día

La tecnología 5G y la revolución que tiene que suponer para las empresas, la economía y, también, para los ciudadanos acapara titulares desde hace tiempo. La posibilidad de conectar a la vez muchos dispositivos —teléfonos móviles o máquinas— con 5G y ofrecerles a todos buena cobertura y una baja latencia —sensación de tiempo real— son sus principales características, que cambiarán el panorama tecnológico actual. Es decir, se ha acabado no poderse comunicar cuando vas a conciertos, partidos de fútbol o manifestaciones. Eso sí, cuando el coronavirus permita que estos acontecimientos masivos vuelvan a pasar.

Dadas estas características, las oportunidades para generar nuevos productos y servicios son múltiples. Para ir preparando el terreno, muchas instituciones y empresas trabajan desde hace tiempo en Barcelona promoviendo pruebas piloto con 5G: estudian casos en los que esta tecnología podría ser útil y supone una mejora respecto a cómo se hace actualmente. Administraciones públicas como la Generalitat y el Ayuntamiento, y empresas como Cellnex Telecom y Telefónica son algunos de los actores del ecosistema que están testeando posibles usos de la 5G.

Hay múltiples ejemplos. El Ayuntamiento de Barcelona, a través de la iniciativa 5G Barcelona, ha creado unos robots emocionales que utilizan la 5G para cuidar a la gente mayor, ayudándoles a recibir asesoramiento médico a distancia o recordándoles que se tienen que tomar medicamentos. Incluso, estos robots les facilitan la participación en clubes de lectura o la asistencia virtual a clases de cocina, y les permiten visitar museos desde casa a través de experiencias inmersivas.

Otro caso que se probará en la ciudad se basa en el uso de hologramas, como los de la Guerra de las Galaxias, para dar clases a distancia. Después de que la pandemia haya supuesto una aceleración de esta modalidad de educación, un consorcio liderado por Cellnex y Grupo Masmovil testará cómo pueden contribuir los hologramas en este ámbito, utilizando la 5G para facilitar que los diferentes participantes interactúen entre ellos y mantengan una conversación.

Las conexiones inmediatas que permite la 5G pueden ser útiles para cuidar a gente mayor e interactuar con alumnos, pero también pueden servir para operar a distancia, como se pudo comprobar en el Mobile World Congress (MWC) de 2019, cuando el doctor del Hospital Clínic Antonio de Lacy asesoró en directo desde los recintos de Fira de Barcelona en una operación que se estaba haciendo en otro lugar. Esta funcionalidad abre la opción a extender el conocimiento médico en todo el mundo sin la necesidad de desplazarse y optimizando recursos.

Cómo en el caso de los robots emocionales y el de la cirugía remota, muchas veces confluyen diferentes actores en las pruebas impulsadas por la iniciativa 5G Barcelona, que desde 2016 trabaja para posicionar a la capital catalana como una de las principales ciudades europeas en el desarrollo de esta nueva tecnología a través de la colaboración público-privada. Sus socios fundadores fueron la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), el Centre Tecnològic de Telecomunicacions de Catalunya (CTTC), la Fundació i2cat, la multinacional francesa Atos, la Mobile World Capital Barcelona (MWCapital), el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat. No obstante, a los pilotos que impulsa se han ido sumando prácticamente todos los agentes del ecosistema tecnológico barcelonés, que también lideran sus propios pilotos.

Robot emocional que se está probando en Barcelona para acompaña a la gente mayor.

Corredor Mediterráneo 5G

El Govern trabaja por impulsar un Corredor Mediterráneo con 5G entre Figueres y Perpiñán, que está desarrollando un consorcio liderado por Cellnex y con la participación de unos veinte socios de siete países europeos. Con un presupuesto de 16 millones de euros, este nuevo Corredor Mediterráneo tiene que servir como banco de pruebas para la movilidad conectada con 5G, aprovechando tanto la circulación viaria como ferroviaria que pasa por este tramo.

La Generalitat también ha hecho pilotos para conectar las ambulancias del SEM con tecnología 5G.

La consolidación de nuevas tecnologías vinculadas a la 5G como la movilidad conectada es una de las apuestas más claras de la Generalitat. Su director general de Innovació y Economia Digital, Dani Marco, explica que la estrategia del Govern para fomentar la 5G pasa por hacer promoción; captar y formar talento; promover la innovación con pilotos, y garantizar que existen las infraestructuras necesarias para su desarrollo. En este sentido, Marco remarca la importancia de la fibra óptica en el desarrollo de la 5G —las antenas 5G se conectan con fibra óptica— y pone en valor el compromiso del Govern para garantizar que todos los municipios con más de 50 habitantes la tengan de cara al 2023. Actualmente, todas las capitales de comarcas catalanas ya disponen de fibra óptica.

Despliegue de la 5G en toda Catalunya

En el despliegue de la red 5G también inciden operadores como Telefónica: su red llega al 85% de la población de la provincia de Barcelona, donde también su red de fibra tiene una cobertura del 92,7%. Según los últimos datos publicados por la compañía, la 5G cubre poblaciones grandes y pequeñas, incluso, llega a algunas con menos de 150 habitantes. En concreto, la red 5G de Telefónica llega a todas las capitales de provincia y a poblaciones como Sabadell, L’Hospitalet, Igualada, Martorell, Llançà, Pals, Cambrils y Balaguer, entre otras.

Ahora bien, el despliegue de esta red por parte de Telefónica se complementa con la participación en pilotos. “Barcelona es un escenario prioritario para Telefónica en el desarrollo de la 5G y lo ha sido desde el principio”, señala el director de Administraciones Públicas de Telefónica en Catalunya, Comunidad Valenciana, Murcia e Islas Baleares, Bruno Vilarasau. Algunos ejemplos de los pilotos 5G donde Telefónica ha participado son un tour inmersivo en un autobús turístico de Barcelona, junto con TMB y Mediapro, y la conexión de una fábrica de Gestamp con 5G, copiándola en la nube para tomar decisiones de manera óptima.

Consorcio para desarrollar la 5G en Barcelona y su área metropolitana

La colaboración entre múltiples empresas para testear posibles casos de uso es una constante en la capital catalana. A través de consorcios como el del Corredor Mediterráneo 5G se reúnen bajo un mismo paraguas diferentes compañías del sector para experimentar funcionalidades. Cellnex, que lidera el consorcio del Corredor Mediterráneo 5G, también encabeza otro para fomentar el despliegue de la 5G en Barcelona y su área metropolitana, junto con el Grupo Masmovil. El piloto 5G Catalunya, beneficiario de las ayudas promovidas por Red.es para el desarrollo de la 5G en el marco del Plan Nacional 5G y con cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), experimentará casos de uso como los hologramas que tienen que servir para la educación a distancia. También probará un vehículo autónomo para el transporte de pasajeros en grandes recintos como los de Fira o la compra a distancia mediante experiencias inmersivas en el mercado de La Boqueria.

“Con el desarrollo de este piloto, Barcelona se convierte en el mejor escenario para demostrar los beneficios que la quinta generación de tecnología móvil aporta a la sociedad en sus ámbitos más diversos”, expone el director de Innovación y Estrategia de Producto de Cellnex, José Antonio Aranda

“El piloto 5G Catalunya tiene un cariz marcadamente dirigido al ciudadano. Con el desarrollo de este piloto, Barcelona se convierte en el mejor escenario para demostrar los beneficios que la quinta generación de tecnología móvil aporta a la sociedad en sus ámbitos más diversos. La tecnología 5G aplicada en campos tan desarrollados y significativos en Catalunya, como son la educación en remoto, la producción audiovisual, la gestión de emergencias o el turismo, ejercerá un poder de transformación sin precedentes en la economía y la sociedad que avanza hacia la digitalización”, expone el director de Innovación y Estrategia de Producto de Cellnex, José Antonio Aranda.

El piloto 5G Catalunya controlará la afluencia a las playas con esta nueva tecnología.

La 5G para ayudar a la transición digital del Ayuntamiento

La 5G también tiene que servir para mejorar los servicios que ofrecen a los ciudadanos administraciones como el Ayuntamiento de Barcelona. Concretamente, el consistorio trabaja para convertirse en una administración más adaptada a las nuevas tecnologías a través de su Plan de Transición Digital, con un presupuesto de 80 millones de euros y duración hasta el 2024. El director del Instituto Municipal de Informática (IMI), Francisco Rodríguez, sostiene que este plan sirve para incorporar la 5G, la inteligencia artificial (IA) o la robótica en su día a día, pero también para hacer digitales los servicios que ofrece el consistorio a los ciudadanos, como los servicios de emergencia o de atención ciudadana.

Barcelona está bien posicionada para liderar el desarrollo de la 5G, según el director del Instituto Municipal de Informática (IMI)

Para Rodríguez, Barcelona, sede de eventos internacionales como el MWC e iniciativas como 5G Barcelona, está bien posicionada para liderar esta tecnología y la industria que se creará. “No podemos perder tiempo”, defiende y asegura que no se puede esperar a testear esta tecnología cuando estén desarrolladas sus infraestructuras y se conozcan sus principales funcionalidades: “Tenemos que estar preparados para cuando la 5G sea más masiva”. Con una red de fibra óptica potente en la ciudad, a diferencia de otros ámbitos menos poblados, Rodríguez expone que el Ayuntamiento tiene como gran reto reducir la brecha digital entre los barceloneses. Un ejemplo de las soluciones que impulsa el consistorio para revertirla son los robots emocionales que se están probando para acompañar a la gente mayor.

Los pilotos con 5G también permiten mejorar la gestión de la seguridad ciudadana y las emergencias en Barcelona. En este caso, piloto desarrollado por Cellnex en colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona y la Guardia Urbana.

Evolución história: de la 2G a la 5G

La tecnología 5G hace referencia a la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil. Si echamos la mirada atrás, los SMS llegaron con la 2G, que se empezó a introducir en la década de los noventa, y abrieron un abanico de oportunidades de negocio, ya sea pagando por cada mensaje que se enviaba o utilizándolos para confirmar compras o enviar códigos.

Según explica el director del programa 5G de la MWCapital (MWC), Eduard Martín, pese a la revolución que en su momento supusieron los SMS, enviando tantos como todos los Whatsapps que ahora enviamos, bien pronto una nueva tecnología los superó e inició su declive de popularidad, con la llegada de los teléfonos móviles inteligentes o smartphones y la creación de las primeras aplicaciones a través de la 3G. Como con los SMS, la 3G supuso el nacimiento de nuevos modelos de negocio con las aplicaciones que, actualmente, son uno de los grandes motores de éxito en Barcelona.

Pero, con el Internet móvil de la 3G, los correos se enviaban muy despacio y nadie se atrevía a consultar nada en Google si tenía poco tiempo… La 4G supuso, precisamente, aumentar la velocidad para descargar contenidos y ver videos o escuchar música en el móvil, hecho que supuso la popularización de plataformas para difundirlos, como Youtube y Spotify.

Después de todo esto, aunque parezca imposible, la 5G es un salto de escala porque no solo aumentará la velocidad para descargar contenidos, como pasó con la 4G, sino que lo hará mucho más y se llegará a un ritmo de tiempo real. Además, permitirá la conexión de muchos dispositivos al mismo tiempo y ofreciendo una calidad elevada.

La 5G también puede servir para asistencias en casos de emergencia, conectando al momento con especialistas que se encuentran en otro lugar.