Uno de los cargadores eléctricos de Wallbox.

Wallbox crea 305 empleos y cuadruplica ingresos en el primer semestre

Tras anunciar su salida a Bolsa, la compañía de cargadores eléctricos con sede en Barcelona coloca uno de sus productos como líder de ventas en Amazon y busca ubicación para construir su primera fábrica en Estados Unidos

Wallbox acelera su crecimiento. En los primeros seis meses del año la compañía catalana ha facturado un 30% más que en todo 2020, con unos ingresos de 32 millones de dólares (27 millones de euros), cifra que supone un crecimiento del 300% respecto al primer semestre del año pasado y que se sitúa un 15% por encima del presupuesto efectuado por la compañía.

La empresa fundada por Enric Asunción destaca entre las claves que han permitido multiplicar por cuatro las ventas el lanzamiento en Estados Unidos del cargador eléctrico Pulsar Plus, su producto más vendido, que ha conseguido colocarse como número 1 en ventas en Amazon y ser uno de los artículos recomendados por Amazon Choice en la categoría de carga de vehículos eléctricos.

El éxito de Wallbox en el mercado estadounidense ha llevado a la empresa a tomar la decisión de construir una fábrica en el país, en una ubicación que se prevé anunciar en los próximos meses. “Se espera que la nueva fábrica abra en la segunda mitad de 2022 y será clave para apoyar el crecimiento de Wallbox en el mercado norteamericano en los segmentos residencial, empresarial y público”, señala Asunción. El también consejero delegado recuerda que, en paralelo, el grupo ya ha iniciado la construcción de su nueva fábrica en Barcelona, que se alzará en la Zona Franca.

Según Wallbox, en lo que va de año ha incorporado a la plantilla a 305 personas, hasta sumar un equipo de más de 600 empleados repartidos por Europa, Asia y América. El crecimiento del primer semestre ha sido también consecuencia de la entrada en otros países —ahora opera en 67—  y al tirón experimentado, por ejemplo, en Australia, Alemania, Francia e Italia. “Estamos orgullosos de seguir ofreciendo unos sólidos resultados, ampliando nuestra huella geográfica, reforzando nuestra oferta tecnológica y diversificando aún más nuestro negocio”, ha apuntado el emprendedor.

Enric Asunción, consejero delegado de Wallbox.

Wallbox prevé seguir creciendo con fuerza en el segundo semestre en EEUU también gracias a la alianza estratégica que ha anunciado con SunPower, una empresa de instalación de placas solares domésticas que ofrecerá también a sus clientes la puesta en marcha en su domicilio de un cargador de Wallbox que funcionará con la energía renovable que generan sus paneles. La compañía ha además un acuerdo con Iberdrola, a quien venderá mil unidades del nuevo cargador rápido de corriente continua para uso público Supernova.

A comienzos de junio, Wallbox anunció que prevé salir a cotizar en la Bolsa de Nueva York gracias al acuerdo que ha alcanzado con Kensington Capital, un vehículo de inversión cotizado (spac) con quien prevé fusionarse en el tercer trimestre, alcanzando una valoración de 1.500 millones de dólares (1.265 millones de euros), lo que convertirá a la empresa catalana en un unicornio, es decir, en una startup valorada en más de mil millones.