Fundadors Ukio
Los fundadores de Ukio, Stanley y Jeremy Fourteau.

La ‘proptech’ Ukio cierra una ronda de 7,6 millones con el apoyo de Travelperk

La empresa emergente de tecnología inmobiliaria dedicará los recursos obtenidos a expandirse en otras ciudades de España, después de consolidar una cartera de 100 pisos de alquiler en Barcelona y Madrid

Los hermanos Stanley y Jeremy Fourteau llegaron a Barcelona con la idea de ofrecer una solución para aquellos trabajadores que van de un país a otro y tienen que ir encontrando en cada mudanza un lugar donde vivir por un tiempo. La startup Ukio gestiona y alquila pisos para una estancia mínima de un mes y acaba de captar 7,6 millones de euros (9 millones de dólares) que le tienen que permitir expandir su modelo por España. La ronda ha sido liderada por el fondo de capital riesgo francés Breega y ha contado con la participación de otros fondos como el danés Heartcore Capital y el estadounidense Partech. También ha conseguido sumar a los ángeles inversores Iñaki Berenguer, fundador de Coverwaller, y Avi Meir, fundador de la barcelonesa Travelperk.

Ukio arrancó en 2020 con un capital inicial de 2,2 millones de euros, que consiguió a través de Heartcore. Después de consolidar una cartera de 100 apartamentos en la capital catalana y Madrid, con una ocupación del 95% durante este año, la empresa emergente prevé llegar a otras ciudades del país y capitales europeas.

La primera ha sido Lisboa, donde acaba de desembarcar, pero prevé tres mercados europeos más durante 2022. Según sus estimaciones, calcula estar operando 700 pisos en seis capitales europeas y registrar una facturación de entre 15 y 20 millones de euros de cara a finales del año que viene.

Los orígenes de esta empresa emergente con sede en la capital catalana se encuentran en la trayectoria personal de sus fundadores. Stanley Fourteau fue el encargado de abrir mercado en Latinoamérica para Airbnb y, lógicamente, acabó haciendo muchas mudanzas. “Ukio nació cuando mi mujer y yo nos mudamos a Barcelona porque, después de pasar toda la vida cambiando de casa y repetir el mismo proceso una y otra vez, nos dimos cuenta de que el mercado no había cambiado ni evolucionado y tampoco se había digitalizado”, explicaba Fourteau en una entrevista a The New Barcelona Post. “Llegamos a Barcelona hace dos años y medio, pero tardamos más de seis meses en sentirnos como en casa. Esto no puede ser”, remarcaba.

El rasgo diferencial de la startup es una selección cuidada de los pisos, que se amueblan y decoran individualmente. Los propietarios de los apartamentos los ceden a la plataforma por un periodo de entre siete y diez años, y Ukio es quien se encarga de buscar inquilinos y tratar con ellos. Concretamente, los pueden reservar a través de un proceso completamente digitalizado, con registro sin llave, y cuentan con un servicio de atención al cliente 24 horas al día.

Los fundadores quieren garantizar que todo el proceso sea lo más fácil posible para los inquilinos, “manteniendo la comodidad y el confort que se siente en casa”, aunque se encuentren a muchos kilómetros de distancia. Con este planteamiento, los emprendedores también quieren evitar la fragmentación del mercado residencial en muchos actores —finca, propietario, inmobiliaria…—, englobando todo el proceso.

Apartament Ukio Barcelona
Uno de los pisos que Ukio alquila en Barcelona.