terraza del Hotel Kimpton Vividora
La terraza del Hotel Kimpton Vividora, en el Gótico.

Las novedades gastronómicas para devorar Barcelona mañana, tarde y noche

La restauración catalana recupera la normalidad horaria… y la ilusión. Vamos a celebrarlo. Cócteles, cenas, tapas, brunch, desayunos... con el fin del estado de alarma volvemos, por fin, a tener novedades gastronómicas en Barcelona. Y no son pocas debido al afán de recuperación de uno de los sectores más dañados por la pandemia. Esto va a ser comer y cantar.

“Ahora cambiará todo porque reabrimos restaurantes que hemos tenido cerrados durante toda la pandemia, como la Torre de Alta Mar, aunque en principio será solo durante los fines de semana, con servicio de mediodía y noche”, cuenta Oscar Manresa, el carismático cocinero y empresario catalán. Y continúa: “hay que ir con cuidado porque son restaurantes de perfil más alto y, de momento, estamos un poco a la expectativa de ver cómo se comporta el cliente, si sale o no sale, porque ganas hay, pero miedo también”. Manresa desplegará este mes de mayo todo lo contenido durante la pandemia y, a la apertura de Torre de Alta Mar, se suman otros como Casa Guinart, en la Boquería, o la ampliación de horarios en el resto de sus locales.

Sala del restaurante Perfecto, en la calle Diputació, abierto por Oscar Manresa en el local del antiguo Mextizo.

Perfecto, su restaurante abierto en plena pandemia, amplía horario a la noche con una sabrosa oferta de platos y platillos que va desde la ensaladilla rusa con king crab, anguila ahumada y botarga, hasta un arroz meloso de rabo de toro o un suquet de Roses. “El problema es que la gente lleva un año acostumbrada a cenar en casa y acostarse temprano, así que entre semana veo más complicada la afluencia, de ahí que, de momento, nosotros nos concentremos en el fin de semana”, matiza el restaurador.

A las novedades gastronómicas a pie de calle se suman varias en las alturas, y muchas de ellas relacionadas con hoteles. Y es que las terrazas vuelven a coger fondo y forma para dar rienda suelta a aquello que mejor saben hacer: mimar al cliente. De ahí que en el hotel Kimpton Vividora ya estén calentando fogones para dar vida a uno de sus nuevos productos de temporada, su brunch. Desde la Terraza de Vivi, tanto los huéspedes como el público local podrán contemplar las vistas 360º a Barcelona, además de disfrutar de su Brunch on The Terrace, que se celebrará todos los sábados y domingos de 11:00h a 13:00h en el corazón del barrio Gótico de Barcelona. “Nuestro objetivo es hacer posible el bienestar personal de los huéspedes y del equipo de Kimpton Vividora. Queremos dedicar todo nuestro esfuerzo a la incorporación de las medidas de seguridad e higiene a la vez que brindamos el servicio y las experiencias personalizadas de lujo de un hotel 5 estrellas’’, comenta Merry Antoja, directora general del hotel.

Los sábados y domingos se puede disfrutar del brunch de la Terraza de Vivi, en el Hotel Kimpton Vividora.

Y de una terraza de altura a otra también en las alturas, como es la del Hotel Casa Bonay. Regresa su famoso Chiringuito y lo hace con una carta renovada, donde predominan los platos cocinados en robata (una especie de barbacoa japonesa), que aporta una textura y un sabor únicos a platos como la anguila laqueada o la entraña a la brasa con chimichurri. “Y como si algo hemos tenido en esta pandemia ha sido tiempo para pensar, practicar y poner en marcha nuevas ideas, también ofreceremos a nuestros clientes seis tipos de cócteles que hemos logrado embotellar desde nuestra coctelería Libertine”, confirma Inés Miró Sans, alma mater y propietaria de Casa Bonay. Así que además de comer, y hacerlo muy bien, los clientes también tendrán la oportunidad de maridar su menú con seis diferentes propuestas de una de las coctelerías más famosas de Barcelona.

Y sin ser famosa aún, porque todavía no ha abierto, lo hará el próximo 1 de junio, llega la coctelería SIPS a Barcelona, y lo hace de la mano de los dos bartenders conocidos internacionalmente, Simone Caporale y Marc Alvarez. Una propuesta de alto standing en formato pret-a-porter que llega a Barcelona para agitar la escena del cóctel y disfrutar de la ciudad a sorbos.

En tierra firme, otra de las novedades de la temporada en la escena barcelonesa es Artesanos, el nuevo espacio gastronómico que ofrece experiencias culinarias a cargo de chefs y talentos del sector que se han quedado sin trabajo debido a la pandemia, y que ahora ofrecerán también cenas pop-up los fines de semana.

Agustín Gámez, cofundador de Artesanos.

Decir que Artesanos es un restaurante se queda muy corto. Artesanos es un proyecto enfocado en dar voz y brillo a todos esos expertos que dan alma a las cocinas de muchos restaurantes, trabajando juntamente con ellos para diseñar y servir experiencias culinarias únicas, con tan solo 20 comensales por evento. Con una filosofía enfocada mayoritariamente en el producto, Artesanos se constituye por amantes de la cocina y productores locales que transforman producción gastronómica orgánica de alta calidad en exclusivas experiencias culinarias en un ambiente cálido y desenfadado. “Artesanos nace de la necesidad de buscar alternativas que transformen nuestro consumo en un sistema de alimentación de calidad, consciente y sustentable”, confirma Agustín Gámez, un mexicano de 31 años que llegó a Barcelona hace 8 años para estudiar Márketing y Publicidad y que hoy es el cofundador de Artesanos.

El Grupo San Telmo acaba de emprender la que será su penúltima aventura gastronómica con Bistró Mató, ubicado en el espacio que tantos años ocupó el mítico Mató de Pedralbes. Cambio de look y cambio de carta, ahora centrada en un menú más típicamente de bistró, con platillos y arroces, para el nuevo local que además cuenta con una terraza perfecta para degustar la mejor gastronomía mediterránea en pleno barrio de Pedralbes. Los macarrones a la catalana gratinados al horno deberían ser, en sí mismos, un motivo de peregrinación al local.

El nuevo Dumbo Café, en la esquina de Diagonal con Casanova.

Ya lo decía Frank Sinatra: Orange Is The Happiest Colour!, así que este puede que sea uno de los principales motivos por los que Dumbo Café adopta este pantone en su versión más vibrante, para dar una personalidad renovada a uno de los chaflanes más concurridos de la Diagonal barcelonesa. El espacio, que ocupa el lugar donde se encontraba el mítico Café San Telmo, ha dotado de color, eso es innegable, pero también de vida, a este esquinazo 100% sostenible donde se trabaja con material compostable y se sirve una carta saludable y con un porcentaje alto vegetariano, bajo el lema bowls, sandwiches & coffee. Dumbo Café, que debe su nombre a uno de los barrios más cool de Brooklyn, acaba de estrenar nueva carta con platos tan increíbles como sus pancakes salados, todo un viaje a Nueva York sin salir de la Diagonal. Además ahora también abrirá hasta las 22:30h.

Si vais al Born no os podéis perder las creaciones de Funky Bakers.

Y aunque ya hace tiempo que la esquina que ocupa Funky Bakers brilla con luz propia en el número 10 del Paseo del Born, este curioso modelo deli no deja de sorprender. Funky Bakers es una panadería internacional que despegó antes de la pandemia y que al llegar la cuarentena no quiso renunciar a vender todas las delicias que aquí se servían. Seyma Ozkaya Erpul, su fundadora, pronto sintió la necesidad de dar respuesta a las peticiones de sus habituales y, en solo dos días, montó una tienda online que ahora se consolida como un modelo ejemplar de delivery basado en pilares como el Km 0, la calidad y altas dosis de cariño.

El deli Funky Bakers, en el número 10 del Paseo del Born.

Y a pesar de que el confinamiento ha terminado, nuestros hábitos han cambiado para siempre. Es por ello que, entre las novedades de este deli, se encuentren las Happy Bags —así llama Seyma a cada uno de los pedidos— que reparten a domicilio en bici y de forma sostenible. Las bolsas de la felicidad siguen complementando el servicio que se lleva a cabo en el local del Paseo del Born, que a diario da la bienvenida a sus feligreses habituales, siempre haciendo cola pacientes y con una sonrisa para comprar los pasteles, pastas y sándwiches más sabrosos del barrio, acompañados de un buen café de El Magnífico, otro negocio también con sede en el Born.

El restaurante Boa-Bao acaba de introducir en su carta seis nuevos platos que además de abrir el apetito, invitan a descubrir Indonesia a través a través de su gastronomía, conocida por la riqueza de sus influencias, el uso de especias y el equilibrio entre notas picantes y agridulces. El restaurante cuenta con 430 metros cuadrados en su interior y dispone también de terraza exterior. Y entre sus principales novedades, además de los nuevos platos y de la ampliación de horario, Boa-Bao trae consigo de vuelta algunos de sus platos más emblemáticos. Es hora de celebrar, por la normalidad y por poder volver a disfrutar de la lubina al vapor con lima, chile, ajo y pak choy, el Dragon Baode gambas en salsa agridulce con pepino, piña y algas y la sopa Eddys Hanoi Pho, un caldo vietnamita de ternera con noodles de arroz. No podremos viajar, pero siempre nos quedará Barcelona.

El arroz seco de bogavante forma parte de la nueva carta diseñada por Nandu Jubany para la Dolce Vitae, en el Hotel Majestic.

La recién estrenada libertad gastronómica vendrá amenizada por los ritmos de un Dj en la Dolce Vitae, la emblemática terraza del Hotel Majestic, que también estrena nueva carta diseñada por Nandu Jubany, chef asesor del establecimiento, y David Romero, su chef ejecutivo. Una propuesta repleta de sabrosos ingredientes autóctonos donde los arroces cobran especial protagonismo. Su carta también profundiza en el concepto fresco, de proximidad y healthy, trazado por la cocina de esta terraza desde hace ya 3 años y tantas alegrías les ha dado gracias a la aceptación de crítica y público.

Destacan arroces como el de verduras, boletus y romesco, el mixto de pollo y langostinos o el seco de bogavante, entrantes fríos y muy sabrosos como el tartar de atún del Mediterráneo y sopa fría de almendra, la coca sablé de parmesano con verduras escalivadas y sardina XXL o algunas opciones veganas como el tartar vegetal de tomate raf con trigo sarraceno y aguacate. Los postres siguen la senda marcada por la deliciosa oferta pastelera del hotel, de ahí que no pueda faltar el crujiente de chocolate, vainilla de Madagascar, avellana y lima limón. Es la antesala perfecta para, tras la cena, brindar con uno de sus característicos cócteles contemplando el skyline de la ciudad durante la puesta de sol, ya que ahora ¡sí podemos hacerlo!

La terraza del Majestic ofrece una de las mejores vistas de la ciudad.