El Hispano Suiza Carmen, 100% eléctrico, ha sido concebido íntegramente en Barcelona.

Hispano Suiza quiere situar a Barcelona en la primera división mundial del coche eléctrico

No es solo un coche de mil caballos 100% eléctrico y con un coste de más de un millón y medio de euros. El nuevo Hispano Suiza Carmen ofrece a Barcelona una oportunidad única para proyectar su marca a nivel internacional y posicionarla a la vanguardia tecnológica y, de nuevo, en el podio del mejor diseño. Los planes de la empresa pasan por fabricar también coches más asequibles.
U

n nuevo modelo de Hispano Suiza vuelve a rodar por las carreteras. Es difícil verlo, porque, por ahora, sólo existe un ejemplar en funcionamiento de este superdeportivo made in Barcelona 100% eléctrico, el denominado coche cero. Hay otros cuatro Hispano Suiza Carmen en la cadena de producción que la mítica marca de automóviles —propiedad del Grup Peralada— ha instalado en Montmeló (Barcelona), en una nave de más de mil metros cuadrados situada cerca del Circuit de Catalunya.

IMAGEN DEL NUEVO HISPANO SUIZA CARMEN CIRCULANDO POR BARCELONA.

Un equipo de 42 profesionales (mecánicos, ingenieros, diseñadores, tapiceros…) trabajan con esmero para construir un vehículo que ha sido íntegramente concebido y diseñado en Catalunya y que se encuentra a la vanguardia del coche eléctrico en la categoría más alta del mercado. De hecho, es un modelo único en el segmento de los hypercars (más de 750 caballos), ya que los coches de la competencia llevan motor de combustión.

 

El Hispano Suiza Carmen está fabricado con un monocasco de fibra de carbono y equipa una batería de iones de litio (80KWH) y un motor eléctrico fabricado a medida, con una potencia de 750 KW (1.019 CV) y capaz de acelerar a 100 km/h en menos de 3 segundos.

El 83% de los componentes del Carmen se fabrican en España y el 65% proceden del área de Barcelona, “donde se encuentra el gran talento de muchos años acumulados en la industria de la automoción”, según explica Sergio Martínez Campos, consejero delegado de la nueva Hispano Suiza Cars.

Sergio Martínez Campos, consejero delegado y socio de Hispano Suiza Cars.

El accionariado de esta compañía está controlado por la familia Suqué Mateu, propietaria de la marca y del Grup Peralada. Martínez Campos también es socio, junto a otros minoritarios. La ingeniería catalana de automoción QEV Tecnologies, especializada en motores eléctricos y en proyectos de movilidad eléctrica, opera como socio tecnológico y como fabricante de los nuevos Hispano Suiza. QEV ha innovado y desarrollado algunas de las tecnologías más avanzadas que equipan los coches de la Fórmula E, el gran campeonato mundial de coches eléctricos.

“Hemos juntado al Grup Peralada con la experiencia de QEV, éste es un proyecto basado en el espectacular talento local de que disponemos; nos lo tenemos que creer más”, enfatiza Martínez Campos. Joan Orus, director técnico, y Francesc Arenas, director de diseño, son dos de los principales nombres propios que hay detrás del primer coche eléctrico 100% made in Barcelona.

“Hispano Suiza es una start up, pero es muy importante para Barcelona, ya que detrás de esta marca hay una historia de 116 años de industria del automóvil, una historia que es mucho más que un coche, es un estilo de vida y el sueño de una familia”, apunta Martínez.

Detrás de la marca hay una historia de 116 años, una historia que es mucho más que un coche, es un estilo de vida y el sueño de una familia

Pero volvamos al taller de Montmeló. La primera de las cuatro unidades que se están fabricando —el coche uno— se entregará a su propietario en marzo de 2021, justo dos años después de que la nueva Hispano Suiza presentara el modelo Carmen en el Salón del Automóvil de Ginebra en 2019. Ese evento supuso la resurrección de una marca más de setenta años después de que saliera de la cadena de producción el último Hispano Suiza, en 1946.

Los hermanos Javier y Miguel Suqué, en el Salón del Automóvil de Ginebra.

La pandemia ha complicado, pero no impedido, la comercialización de las únicas 19 unidades que se fabricarán del modelo Carmen. Son 19 por el año de la resurrección y también por el año del nacimiento, en 1904.

Hasta ahora, ya se han vendido cuatro coches —dos desde el inicio de la Covid-19—, aunque existen negociaciones con otros 36 amantes de los denominados hipercoches que han contactado con la empresa desde que se dio a conocer el modelo en Ginebra.

Solo se fabrica bajo pedido y la producción de cada unidad se prorroga entre nueve y doce meses, ya que cada coche es único al poderse personalizar hasta el extremo. De hecho, el comprador del primer Carmen, Michael Fux, ha pedido que se lo pinten de un llamativo color fucsia también único, el Fuchsia Fux.

El magnate estadounidense Michel Fux es el dueño del primer Hispano Suiza Carmen, personalizado en color fucsia.

¿Y quién es Michael Fux? Es un empresario de EEUU de origen cubano que ha amasado una gran fortuna gracias a la industria del colchón. Es un viejo conocido en este estrechísimo segmento de coches de hiperlujo, con una colección de más de cien vehículos, aunque el Hispano Suiza Carmen será el primero que tenga cien por cien eléctrico.

Apertura de una tienda en México

La segunda unidad volará también al continente americano, en abril de 2021, y más concretamente a México, donde reside el segundo cliente de la marca, el empresario José San Vicente, presidente de Grupo Sanvi. Él se convertirá, además, en embajador de Hispano Suiza y en el primer dealer o representante internacional de la firma, lo que se traducirá, próximamente, en la apertura de una flag ship de Hispano Suiza en Polanco.

No ha trascendido la identidad de las personas que han encargado el tercero y el cuarto Hispano Suiza Carmen —ninguno es español—, pero se entregarán también en 2021. El objetivo de la marca es haber comercializado todos los Carmen en un plazo de cuatro o cinco años.

“El proceso de venta de este tipo de coches es largo, no solo porque están valorados en un millón y medio de euros, sino porque se trata de una decisión de compra más emocional que impulsiva. El perfil de nuestros compradores no son tanto multimillonarios como súper coleccionistas, personas amantes del diseño y del motor que buscan comprar piezas únicas, obras de arte”, afirma el consejero delegado.

Nuestros compradores son coleccionistas, amantes del diseño y del motor que buscan piezas únicas, obras de arte

Según el ejecutivo, Carmen cumple con esos requisitos aspiracionales que busca este tipo de comprador: “es una edición limitada de solo 19 unidades totalmente personalizables y, a la vez, es una marca que ofrece legado, exclusividad, elegancia, última tecnología y fiabilidad”.

Uno de los modelos fabricados por Hispano Suiza entre 1904 y 1946.

Desde que el modelo se dio a conocer en 2019, el gran reto ha sido precisamente ofrecer confianza, ya que la marca estaba desaparecida del mercado desde 1946. Durante esas cuatro décadas, la firma fundada en Barcelona en 1904 por Damià Mateu y por el ingeniero Marc Birkigt se convirtió en leyenda y en sinónimo de fiabilidad en toda Europa, junto con Rolls Royce.

Ha sido precisamente el biznieto de Mateu, Miguel Suqué Mateu, vicepresidente de Grup Peralada, el artífice del renacimiento de la firma. Un auténtico sueño hecho realidad y que convierte a Hispano Suiza en la única marca del mundo que ha estado siempre en manos de la misma familia, un elemento muy importante para los compradores. Además, Hispano Suiza ha pasado a ser la única empresa 100% española de Anfac, la potente patronal del sector de la automoción.

Miguel Suqué Mateu, presidente de Hispano Suiza y vicepresidente de Grup Peralada.

Miguel Suqué no solo ha rendido homenaje a su bisabuelo, sino también a su madre, la ya fallecida Carmen Mateu, gran mecenas e impulsora del Festival de Peralada, con cuyo nombre se ha bautizado el coche.

Hispano Suiza acaba de lanzar el Carmen Boulogne, una variante más deportiva de la que se fabricarán sólo cinco unidades (las otras catorce serán del modelo original).

El Hispano Suiza Carmen Boulogne se ha presentado este año.

Tras la firma de un acuerdo para establecer una oficina de ventas en México, la empresa prepara contratos con nuevos dealers en Alemania, Oriente Medio y Estados Unidos para impulsar la comercialización y la proyección internacional del diseño made in Barcelona.

La marca Hispano Suiza no se ha relanzado para fabricar solo 19 coches, el proyecto va a continuar

Y una vez vendidos los 19 coches, ¿qué? “Está claro que la marca Hispano Suiza no se ha relanzado para fabricar solo 19 coches; el proyecto va a continuar”, asegura Martínez Campos. Avanza que la empresa proyecta ya dar el siguiente paso: entrar en un segmento de coches eléctricos con un precio más accesible. La ilusión es mantener la producción en Barcelona y afianzar a la capital catalana como referencia en diseño y movilidad eléctrica.