Eada crece con un segundo campus en la antigua sede de Crédito y Caución en el Eixample

La escuela de negocios alquila un edificio de nueve plantas y 4.200 metros cuadrados al grupo Catalana Occidente, que ha remodelado íntegramente el inmueble, situado en la calle Provença con Aribau

Decisión estratégica de Eada para hacer frente a su crecimiento. La escuela de negocios barcelonesa pondrá en marcha en 2023 un segundo campus en pleno Eixample, en un edificio de nueve plantas y una superficie de 4.200 metros cuadrados que ha alquilado íntegramente y que pertenece al Grupo Catalana Occidente.

Concretamente, el nuevo aulario de Eada se ubicará en la calle Provença número 216, entre Aribau y Muntaner, no muy lejos de su sede principal, situada a solo tres manzanas, en Aragó con Muntaner. Se trata de la antigua sede en Barcelona de la aseguradora Crédito y Caución, empresa del grupo Catalana Occidente que en 2018 anunció el traslado a unas nuevas oficinas situadas en el distrito [email protected]

El inmueble, que hace esquina, ha sido completamente rehabilitado por el grupo asegurador controlado por la familia Serra durante la pandemia y ahora luce una nueva fachada exterior que está en sintonía con la estética de la sede central de Eada en Aragó, que también fue remodelada totalmente y que se inauguró en noviembre de 2019. Para Eada era muy importante que su nuevo campus se ubicara también en el centro de Barcelona, según explica el presidente del patronato de la escuela de negocios, Koke Pursals: “el alquiler de este edificio obedece a la expansión de la escuela y, sobre todo, a la valoración que siempre han tenido nuestros participantes con respecto a la ubicación del campus en el centro de la ciudad”.

Eada necesitaba disponer de más espacio tras la puesta en marcha de una nueva titulación, el Global Bachelor of Business Administration (GBBA), que ha lanzado en alianza con la escuela francesa Skema y que comienza en septiembre, con un 90% de alumnos internacionales procedentes de 23 países. El coste anual de este master es de 14.500 euros.

Según Eada, este nuevo campus estará destinado a los estudiantes de grado y entrará en funcionamiento en 2023 coincidiendo con la creación de un segundo grado en tecnología. El centro académico ejecutará una inversión de un millón de euros para acondicionar el interior del inmueble a sus necesidades. Eada posee también un campus fuera de Barcelona, en Collbató, donde dispone de 9.000 metros cuadrados para cursos de desarrollo de habilidades directivas. En el curso 2021-2022 recién finalizado, han pasado por los distintos programas de la escuela de negocios 5.500 participantes.

Edificio principal de Eada, en la calle Aragó de Barcelona.

A pesar de la continua expansión del distrito [email protected], cada vez existe más demanda de oficinas de calidad en el centro de la ciudad, un fenómeno que se ha acelerado como consecuencia de la pandemia. Así, los propietarios de edificios de oficinas desfasados apuestan firmemente ahora por invertir en su remodelación y en adaptarlos a los nuevos estándares de eficiencia energética y sostenibilidad. Las limitaciones a la apertura de nuevos hoteles propician también este fenómeno. En 2021, la oferta de espacios de trabajo en las zonas más céntricas de la ciudad se incrementó en 12.000 metros cuadrados, una cifra que no se registraba desde 2015. Se prevé que en tres años, el centro de Barcelona ganará 100.000 metros cuadrados más de oficinas.

“El centro de Barcelona está siendo muy demandado por facilitar el modelo de trabajo híbrido gracias a su cercanía al resto de distritos de la ciudad y su buena conexión con los municipios del área metropolitana”, explica Natalia Tost, socia de Cushman & Wakefield en Barcelona. Según la experta, “cada vez es más común” que compañías y entidades de todos los sectores, como Eada, elijan un “edificio urban friendly” para hacer frente a su crecimiento. Este edificio será clave para el crecimiento de Eada, ya que cubre todas las necesidades del talento actual, además de estar al 100% alineado con sus políticas de ESG, factores que convierten a una compañía en sostenible a través de su compromiso social, ambiental y de buen gobierno”, apunta Tost, que ha intermediado la operación de alquiler.

La superficie de 4.200 m² del nuevo campus de Provença es casi equiparable en tamaño al complejo de Aragó (4.500 m²). Está distribuida entre nueve plantas, con dos terrazas y un patio interior con zonas ajardinadas. El inmueble también dispone de parking, con todas las plazas dotadas de cargadores eléctricos.