Pirotecnia Igual: espectáculos y fabricación propia

Con 137 años de historia, la empresa catalana de pirotecnia factura fuera el 70% y es la quinta compañía del mundo en fabricación de explosivos y licitaciones internacionales
E

l verano es época de verbenas, de fiestas mayores, de correfocs y de castillos de fuegos artificiales. No hay pueblo ni ciudad que no dedique uno de sus días de fiesta mayor a algún espectáculo de pirotecnia, emulando los grandes espectáculos de fuegos de eventos internacionales. Y es que, en nuestro país, la tradición pirotécnica y los fuegos no sólo implican fiesta, sino también negocio. Un claro ejemplo es Pirotecnia Igual, una empresa catalana que desde 1880 fabrica y distribuye productos profesionales pirotécnicos en todo el mundo. La compañía, que nació en la calle de la Font Honrada de Barcelona, ​​en el barrio de Montjuïc, conserva la tradición familiar y, actualmente, está dirigida por la tercera y cuarta generación. Desde sus fábricas en Vila-Rodona (Alt Camp), Canyelles (Garraf) -esta última inaugurada en 1962- y San Antonio (Chile), emplean a más de 70 personas. Sin embargo, tienen “una plantilla flotante importante, que puede suponer la contratación de 100 personas más para un acontecimiento concreto”, como explica Patxi Igual, director general de la empresa pirotécnica.

Pero en Pirotecnia Igual no sólo se dedican a la fabricación y distribución de material pirotécnico, sino que también organizan directamente eventos pirotécnicos internacionales, que captan la atención de miles de personas. ¿Quién no recuerda el castillo de fuegos artificiales de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona el 25 de julio de 1992?

Para Patxi Igual, el hecho de que Pirotecnia Igual encargara de realizar el castillo de fuegos de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 ​​”les dio imágenes y currículum” y “fue uno de los grandes espectáculos que los puso en la palestra”. Pero su relación con la ciudad de Barcelona no termina aquí; ya que, casi desde la primera generación, son los encargados de organizar los fuegos de la ciudad, que han derivado en el Piromusical de la Mercè, el esperado final de la gran fiesta mayor de Barcelona, ​​donde se utiliza media tonelada de pólvora de media.

ESPECTÁCULOS INTERNACIONALES

Aparte de esto, la empresa catalana se considera un referente a nivel internacional. Se trata de la quinta compañía del mundo en fabricación de explosivos y licitaciones internacionales; y ha sido la responsable, entre otros, de los fuegos artificiales de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014, de la primera edición de los Juegos Europeos que se celebró en Bakú (Azerbaiyán) en 2015, de la pirotecnia utilizada en las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, de los reconocidos fuegos artificiales sobre el mar que clausuran el año en Copacabana (Brasil) o Viña del Mar (Chile) y un montón de espectáculos más.
“Hacemos cerca de cincuenta espectáculos en todo el mundo simultáneamente para celebrar el fin de año”, dice el director general de Pirotecnia Igual. En muchos espectáculos internacionales hacen tándem con la francesa Groupe F, que se encarga del montaje, y Pirotecnia Igual pone el material, como los espectáculos de los Juegos Olímpicos de Atenas de 2004 o en las ceremonias de los Juegos Olímpicos de Londres de 2012. “Fabricamos casi el 100% de producto para Groupe F; de cara al espectáculo de fuegos anual del 14 de julio en la Torre Eiffel, por ejemplo, les hacemos el producto a medida”, explica Patxi Igual.

EXPANSIÓN LATINOAMERICANA

Actualmente, la compañía factura cerca del 70% fuera de España (un porcentaje fluctuante según el año) y cuenta con una planta en San Antonio (Chile) donde distribuye y tiene zonas de montaje, y una fábrica en Liuyang (China). “El 70% del mercado de este sector en Chile es nuestro”, dice Patxi Igual, que pone especial énfasis en la importancia del mercado latinoamericano, donde ya están presentes en países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia o Panamá, y están a punto de entrar a Cuba con el mismo modelo de negocio de las cadenas hoteleras (una sociedad internacional con el gobierno de Cuba, en este caso con el Ministerio de Cultura).

Pero por el camino se han encontrado algunos obstáculos. La industria de los petardos fue una de los afectados directamente por la crisis de hace unos años, si bien, desde 2014, se ha repuesto con creces. A todo ello, hay que sumar los posibles riesgos que conlleva pertenecer a un sector como este: por ejemplo, la explosión que sufrió la fábrica de la compañía en 1994 -donde explotaron más de 20 toneladas de material pirotécnico sin tener que lamentar víctimas mortales- o la explosión de una caseta de pruebas en la misma nave de Canyelles en 2007 donde murió una empleada. Aparte, también trataron de abrir una sede en Abu Dabi (Emiratos Árabes), que no resultó. “Actualmente queremos hacer grandes espectáculos en América Latina y Europa y estamos empezando a explorar África, concretamente países como Angola y Túnez y el norte del continente. Es un mercado interesante “, explica el director general de Pirotecnia Igual.

CONTROL INFORMÁTICO Y PIROTECNIA SIN HUMO

Con 137 años de historia, el sector ha cambiado mucho y la innovación es una constante de su día a día. Hoy en día la empresa catalana tiene más de 1.500 referencias de productos diferentes que se pueden agrupar por familias: carcasas aéreas, candelas romanas, volcanes, surtidores, voladores, carcasas acuáticas, decoraciones, tracas y cascadas. La mayoría de sus productos se destinan al uso profesional, y fabrican un promedio de media tonelada de producto diario.

En cuanto a los grandes eventos de pirotecnia, también ha habido innovaciones significativas: la revolución de los últimos años ha sido el “disparo digital”. Se ha pasado de disparar los fuegos con bengala, a utilizar inflamadores eléctricos y, finalmente, a controlarlo todo informáticamente, vía GPS, radio, etc. “El sector está constantemente evolucionando”, explican desde la compañía. “Actualmente estamos haciendo pirotecnia sin humo, lo que implica que son productos más caros dirigidos a clientes que quieren calidad “, matizan. Precisamente, que el material esté fabricado en Cataluña, hace que sea material de mucha calidad y con todas las garantías, lo que encarece el precio. Ello hace que, aunque Pirotecnia Igual tenga en nuestra casa un nicho de mercado específico con los correfocs, les sea complicado entrar en fiestas mayores de toda Cataluña por “temas de precios y licitaciones”. “Pocas propuestas públicas apuestan por calidad y diseño”, dice Patxi Igual. Para la compañía, sin embargo, el futuro está lleno de retos internacionales, en constante busca de nuevos países donde operar.

Imagen destacada: Espectáculo pirotécnico de la empresa Pirotecnia Igual. Foto de Robert Burch / Alamy Stock Photo