Fachada del Pier 01, edificio para empresas emergentes impulsado por Barcelona Tech City.

Unilever y PepsiCo se alían con Barcelona Tech City

Barcelona Tech City ha convertido desde 2016 su edificio Pier 01 en un generador constante de casos de éxito, con ejemplos como Holaluz y Tiendeo. Este nido de empresas emergentes no para de crecer y generar nuevas sedes, además de ampliar sus alianzas, ahora ya no solo con startups sino también con grandes empresas.

Multinacionales como Unilever y PepsiCo se han aliado con Barcelona Tech City para acercarse a las empresas emergentes e impulsar la innovación dentro de sus organizaciones. Ambas compañías quieren estar en contacto permanente con el talento, las tecnologías y las startups que tienen sede en el Pier 01 y en los otros edificios que está creando Barcelona Tech City en la ciudad, con el objetivo de integrar en su día a día esta manera de funcionar tan diferente a la de una corporación tradicional.

Unilever y PepsiCo se han convertido en global partners de Barcelona Tech City, sumándose a otras empresas como Adevinta, Airbnb, Epson, KPMG, Naturgy, Nestlé o Novartis. Actualmente, la asociación liderada por Miguel Vicente y Miquel Martí representa a más de 1.000 empresas del sector digital y el tecnológico con base en Barcelona y colabora con los diferentes agentes que integran al ecosistema emprendedor, desde emprendedores, startups e inversores hasta pymes y grandes compañías, además de universidades y escuelas de negocio.

El Pier 01 es el primer edificio que creó Barcelona Tech City en la ciudad.

El consejero delegado de Barcelona Tech City, Miquel Martí, valora que las incorporaciones de Unilever y PepsiCo continúan reforzando el papel de las grandes corporaciones en la asociación y les consolida como el hub digital y tecnológico de referencia en el sur de Europa. Tanto Unilever como Pepsico tienen su oficina central corporativa en España en el área metropolitana de Barcelona, en parques empresariales ubicados en Viladecans y Cornellà, respectivamente.

Para Martí, la alianza con Unilever, con más de 400 marcas líderes en alimentación, productos para el hogar e higiene personal, les permitirá aprender de “su experiencia en sostenibilidad e impacto positivo en la sociedad”. Con firmas como Skip, Dove, Knorr, Lipton, Frigo, Magnum o Axe, Unilever ha ido tomando medidas desde el año 2010 para mejorar el bienestar de sus clientes y reducir su huella ambiental, a través del Plan Unilever para una vida sostenible.

Asímismo, Martí señala que PepsiCo les facilitará “el conocimiento de las tendencias y el comportamiento del consumidor en un momento de transformación como el actual”, teniendo en cuenta su posición privilegiada en el sector de la alimentación y las bebidas, con marcas como Frito-Lay, Gatorade, Pepsi-Cola, Alvalle, Quaker y Tropicana.

Emprenedores trabajando en el Pier 01 de Barcelona Tech City.

Trasladar el espíritu emprendedor a la operativa de Unilever

En el caso de Unilever, la colaboración con Barcelona Tech City se ha traducido en la creación de un programa de intrapreneurship, con el fin de integrar el espíritu de las empresas emergentes a la operativa cotidiana de la multinacional. El responsable de Innovación Abierta de Unilever, Santiago Molinas, indica que la compañía está apostando por colaboraciones como esta para ejecutar proyectos de una manera más rápida y ágil gracias a estar más en contacto con el mercado y han encontrado en Barcelona Tech City el “socio ideal”. La nueva área de Unilever que lidera Molinas también quiere generar una transformación a escala interna, facilitando que su plantilla se acostumbre a trabajar de una manera diferente, y externa, apoyando a pequeñas empresas locales.

El responsable de Innovación Abierta de Unilever, Santiago Molinas.

El programa de intrapreneurship de Unilever consiste en implicar a los trabajadores de la multinacional para desarrollar proyectos que tenían en mente desde hace tiempo, pero que no habían podido llegar a impulsar por falta de tiempo o recursos, y hacerlo de la mano de empresas emergentes. “Ahora tienen una oportunidad”, remarca Molinas. En un principio, los empleados presentaron un total de 30 ideas y el primer filtro las redujo a diez, con el asesoramiento de Barcelona Tech City, que ayudó a Unilever a ver cuáles eran más viables. Más tarde, la dirección de Unilever escogió a cinco y las presentó a unas cincuenta startups que pudiesen contribuir a su resolución.

Las iniciativas escogidas por la dirección de Unilever recibieron diferentes propuestas de startups durante un pitch day, teniendo para cada proyecto un mínimo de tres compañías interesadas en resolverlo. Finalmente, la multinacional eligió a dos empresas emergentes, que trabajarán para desarrollar su idea. Los otros tres proyectos se gestionarán de manera interna. “Buscamos la evolución de la persona que aporta la idea y que forma parte de un entorno de startup. Es una manera de catalizar y motivar esta nueva cultura dentro de Unilever”, expone Molinas.

Implementar tecnologías disruptivas en PepsiCo

La multinacional del sector de la alimentación y las bebidas busca en la colaboración con Barcelona Tech City una manera de favorecer la integración de conocimiento digital y técnicas innovadoras, y de mejorar su relación con los consumidores. PepsiCo también quiere generar experiencias de compra única para el consumidor, innovando en el área retail con el desarrollo y la implementación de nuevas tecnologías disruptivas, como el uso intensivo de datos, la inteligencia artificial o la impresión 3D.

El director de Alimentación de PepsiCo para el suroeste de Europa, Iker Ganuza, remarca que esta alianza nace con la voluntad de “trabajar cerca de los que aportan innovación” para poderla aplicar en su negocio en un momento de cambios culturales. “Como empresa multinacional y global que somos, también queremos contribuir al desarrollo de Barcelona Tech City y todos los actores que la integran, aportando nuestra experiencia y ofreciendo oportunidades de trabajar conjuntamente”, agrega.

Miquel Martí, de Barcelona Tech City,  y Iker Ganuza, de Pepsico, en la terraza del Pier 01.