Wayne Griffiths, presidente de Seat y consejero delegado de Cupra.

Seat se electrificará con la marca Cupra

Volkswagen prevé fabricar medio millón de coches eléctricos al año en la fábrica de Martorell a partir de 2025

El presidente ejecutivo de Seat, Wayne Griffiths, ha confirmado que en las instalaciones de la filial española de Volkswagen en Martorell (Barcelona) se fabricarán los modelos eléctricos urbanos de la automovilística con las marcas Cupra, Skoda y Volkswagen. Griffiths ha explicado que es más rentable producir el modelo con la marca Cupra que tiene un estándard de precios más alto.

La previsión de los responsables del grupo Volkswagen es fabricar coches eléctricos en España a partir de 2025. “Nuestra intención es producir más de 500.000 coches eléctricos urbanos al año en Martorell para el Grupo Volkswagen”, concretó el presidente de Seat y consejero delegado de Cupra, en Múnich (Alemania) donde tiene lugar del 7 al 12 de septiembre el salón del automóvil IAA Mobility.

El presidente ejecutivo de Seat ha dado a conocer estos detalles en la ciudad germana coincidiendo con la presentación que ha hecho Volkswagen del prototipo digital Cupra UrbanRebel Concept, una versión de coche deportivo que será la base sobre la que se desarrollará un nuevo coche eléctrico de la marca y que será un crossover dentro del segmento de urbanos. De hecho, en 2030 Cupra será una marca totalmente eléctrica dentro del conglomerado alemán.

Cupra ha vendido más de 100.000 unidades desde el lanzamiento de la marca hace tres años.

Los modelos eléctricos urbanos que asumirá la factoría catalana se enmarcan dentro del proyecto Small BEV (pequeños vehículos eléctricos de batería) que el grupo Volkswagen ha ideado con la vista puesta en los fondos europeos Next Generation UE y el Plan Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) diseñado por el Gobierno español para el sector del automóvil. Este PERTE, presentado el pasado julio, supondrá una inversión de recursos públicos de 4.250 millones de euros y se prevé que genere un efecto multiplicador en el sector privado de entorno a unos 19.000 millones de euros para 2023.

La compañía mantiene su apuesta por la marca Seat “pero hay que determinar prioridades”, aseguró recientemente Griffiths, quien ha destacado en Munich la buena acogida de la gama Seat de híbridos y reiteró que aún no está decidido cuándo se fabricarán eléctricos con la marca Seat. El grupo ha hecho una clara apuesta por Martorell con la nueva división de movilidad urbana Seat Mô —marca centrada en productos y servicios de micromovilidad— y la fabricación de los modelos híbridos enchufables que, según su máximo responsable, contribuirán positivamente a los resultados económicos de la compañía para el conjunto de 2021.

A cierre del primer semestre del año, la demanda de las marcas Seat y Cupra se encuentra a un nivel muy alto de ventas recuperando paulatinamente los volúmenes precovid con la comercialización de 280.700 unidades, un 45,1% más que en el primer semestre del pasado año que se cerró con 193.400 unidades. No obstante, Griffiths ha asegurado que las paradas de producción por la falta de suministro de semiconductores tendrán un “gran impacto” sobre los planes de producción de Martorell para este año, pese a que en agosto (cuando se realiza la parada técnica de verano) la factoría catalana ha ensamblado 12.000 unidades.

Cupra
Thomas Schmall, presidente del consejo de administración de Seat; Ricardo Martínez, embajador español en Alemania; Wayne Griffiths, consejero delegado de Cupra; Jorge Díez, director de diseño de Cupra; y Werner Tietz, vicepresidente ejecutivo de I+D, en Munich, con el concept car Cupra UrbanRebel.

La compañía cerró el primer semestre con un incremento del 50,9% en la cifra de negocio, que se situó en 5.656 millones de euros (3.749 millones en el primer semestre de 2020), gracias al fuerte incremento en las ventas. La pérdida operativa de enero a julio pasado se redujo un 90,4%, hasta 26 millones de euros (pérdida de 271 millones de euros hace un año), pero alcanzó un resultado operativo positivo de 10 millones de euros en el segundo trimestre del año.