La Boqueria
Una clienta comprando en La Boqueria. © ACMB
IN THE STREAM

Los retos de la Boqueria

Un estudio de la Escola Universitària Mediterrani apuesta porque el mercado recupere y mantenga la clientela local y no dependa solo del turismo

La Boqueria ha sido una cuestión recurrente en esta columna. Hoy lo es por el reciente informe Escenario, retos y oportunidades para el mercado de la Boqueria tras la era de la masificación turística y los efectos de la pandemia de covid-19, de los investigadores Marta Solano Tatché y Óscar Gutiérrez Aragón, de la Escola Universitària Mediterrani, de la Universitat de Girona. El estudio analiza los efectos negativos que el turismo y el virus han ocasionado en los mercados municipales en general y en el de la Boqueria en particular. Sin embargo, en sus conclusiones, señala que, pese a todo, el mercado de la Rambla tiene ante sí retos y oportunidades para recuperar la clientela perdida, consolidar una nueva y afrontar un futuro de éxito.

Los mercados municipales hace años que se enfrentan a una crisis en forma de tendencia a la baja en sus ventas, y esto no se debe, en el caso singular de la Boqueria, solo al turismo y a la covid. Han sido el auge del comercio electrónico y diversas formas de establecimientos comerciales —supermercados, fruterías…— que compiten directamente con los mercados los que están alejando de ellos a los clientes locales más jóvenes, manteniendo solo la fidelidad del público de mayor edad.

Pero es que, en el caso de la Boqueria, en los momentos duros del confinamiento sin turistas, la fidelidad del público local apenas existía porque el poco que había fue ahuyentado del mercado. Y decimos el poco porque los barrios de su influencia han perdido en los últimos años una cantidad crítica de población. Por tanto, la clientela local era más bien testimonial, no había. Ha sido el regreso del turismo el que ha hecho posible la vuelta de compradores y visitantes.

El estudio destaca que la Boqueria ha conseguido conservar la percepción de calidad de su producto, lo que mantiene la alta reputación del mercado. En efecto, de las personas encuestadas por los investigadores, más del 70% avalan la buena y muy buena calidad de los productos. A esta buena reputación contribuye la afluencia de turistas. Al menos, eso opinan el 55% de los consultados. En cambio, un 73% considera que la afluencia turística impide la captación de público local, y un 65% mantiene que el mercado ha perdido su esencia tradicional.

Sea como sea, el turismo está regresando a Barcelona y se volverá a consolidar como una actividad económica fundamental de la capital catalana. Y la Boqueria seguirá siendo uno de sus destinos, con sus ventajas e inconvenientes. Por lo tanto, lo mejor, según el informe, es coger el toro por los cuernos y afrontar los retos mediante un plan estratégico que haga posible recuperar las esencias tradicionales del mercado, apostando por el comercio de proximidad y adaptándose a las necesidades de todos los clientes, tanto los locales como los turistas.

El turismo está regresando a Barcelona y se volverá a consolidar como una actividad económica fundamental de la capital catalana. Y la Boqueria seguirá siendo uno de sus destinos.

La pérdida de facturación derivada de la covid-19 puso ya de manifiesto hace unos meses la necesidad de plantear nuevas estrategias para recuperar el público local y que, a la vez, conviviera con los turistas. En este sentido, el informe apunta una serie de oportunidades que pasan por el fomento de la venta online y la entrega a domicilio. También apunta hacia un mayor uso de las redes sociales, con el objetivo de dirigirse y atraer al target de personas más jóvenes que prefieren otro tipo de establecimientos antes que los mercados. Hay que mostrarles el valor del comercio de proximidad y de la gastronomía mediterránea. En la misma línea, el informe señala igualmente la necesidad de renovar la página web del mercado, adaptándola a las nuevas exigencias de experiencia de usuario y navegación.

El estudio, por supuesto, acierta plenamente en su diagnóstico y ahora toca a sus responsables encarar los retos y oportunidades que señala. La pandemia puso de manifiesto los pies de barro de una economía basada casi exclusivamente en el turismo, de la que la Boqueria es una clara muestra. Poner todos los huevos en la cesta del turismo ha demostrado ser una apuesta arriesgada bajo la amenaza de crisis estructurales y globales como la de la covid. Hay que aprender de lo que hemos pasado y pensar en cómo recuperar y retener el público local, que en definitiva es quien va a mantener la base de la estabilidad del mercado.

 

Clientes Boqueria
El informe de la Escola Universitària Mediterrani apuesta por el fomento de la venta online y la entrega a domicilio para dinamizar la Boqueria. © theNBP