MIR Robots hub barcelona
El centro de formación y simulaciones de MIR Robots está ubicado en la Calle Agricultura, en el [email protected]

MIR Robots posiciona el ‘hub’ de Barcelona en el sur de Europa, Oriente Medio y África

El centro de la compañía en el [email protected], que prepara a más de 500 ingenieros al año en la operativa de robots móviles autónomos y colaborativos, se convierte en dos años en un referente para la industria y el mundo educativo

El hub de robótica colaborativa de MIR Robots en Barcelona se ha posicionado como un centro de referencia en el conocimiento de la idiosincrasia y la versatilidad en las aplicaciones de los robots móviles autónomos y colaborativos, con una creciente demanda en la industria, el sector sanitario y la logística, entre otros sectores.

Las instalaciones de la multinacional en el [email protected] reciben cada año más de 500 ingenieros del sur de Europa y las áreas del Mediterráneo, Oriente Medio y África para formarse en la operativa de este tipo de robots que permiten automatizar tareas monótonas, repetitivas y a menudo arriesgadas que se realizan por medio del transporte manual de equipos o material. Una tarea fácilmente sustituible y que gana fiabilidad y seguridad si la realiza un robot. De hecho, la robótica industrial es un factor clave en la transición hacia la Industria 4.0 y juega un rol muy importante para el desarrollo de la sociedad, destaca el director de MIR Robots para el sur de Europa & MEA, Fernando Fandiño.

MIR Robots coopera en el training center de la capital catalana con la compañía Universal Robots, especializada en la fabricación de cobots, brazos robóticos creados para trabajar junto a los humanos en una cadena de producción. Ambas compañías fundadas en Odense (Dinamarca) y pertenecientes a la estadounidense cotizada Teradyne —proveedor de equipos de prueba automatizados—, comparten las instalaciones de 1.500 metros cuadrados en la Calle Agricultura y han erigido el hub como una de las piezas clave de sus avances tecnológicos.

“Se trata de un mercado de alto potencial, donde vemos cada vez más empresas de todo tipo de industrias interesadas en optimizar procesos con robots colaborativos para seguir siendo competitivas”, asegura Fandiño. El directivo insiste en que el hub de Barcelona “tiene las puertas abiertas” para todo el tejido industrial, pero “también para el ámbito educativo, especialmente los centros de formación profesional y las universidades, hasta el punto de que en los últimos meses hemos acelerado las formaciones virtuales porque queremos profundizar nuestra relación y aportación de valor a la comunidad”.

Fandiño valora también la repercusión del centro para la competitividad del tejido industrial de todo el área de su responsabilidad, desde el sur de Europa a África. “Se creó para dar cobertura al sur de Europa (Francia, Italia, Portugal y España) pero lo hemos ampliado a todo el Mediterráneo, Oriente Medio, el norte de África y Sudáfrica”, dice. Como plataforma para la industria, el hub es interesante porque clientes y proveedores pueden realizar las simulaciones de sus proyectos de robotización para adecuar las prestaciones de los robots móviles automatizados a sus necesidades.

Como ejemplo cita las experiencias de empresas como Repsol, donde los robots gestionan el reparto y custodia de documentación confidencial, y Danone porque, en la factoría de Tres Cantos en Madrid, el robot trabaja para las líneas de producción recogiendo sistemáticamente muestras de producto cada media hora y las traslada al laboratorio para su posterior análisis.

Fernando Fandiño MIR Robots
El director de MIR Robots para el sur de Europa, Oriente Medio y África, Fernando Fandiño.

Desde su constitución, a finales de 2019, el training center no ha dejado de crecer y “ha creado puestos de trabajo”, explica el director. Para este año, MIR Robots tiene previsto incrementar su plantilla en Barcelona de 12 a 15 personas. Universal Robots emplea a unas 23 personas.

Coincidiendo con la celebración del Mobile World Congress (MWC), Fandiño manifiesta que el despliegue del 5G “para nosotros no es el futuro, es el presente”. “La implementación de la tecnología en la utilización de la robótica colaborativa será cada vez más amplia y no sólo en la relación entre robot y humano, sino también entre robots”, concreta. De ahí la importancia de la Inteligencia Artificial que aplicada a la robótica colaborativa puede conseguir una elevadísima productividad y eficiencia, a la vez que reducirá muchos riesgos laborales.