Marian Rojas: “Pon el modo avión y no dejes que la tecnología te domine”

¿Cuál es el impacto que la digitalización tiene en el cuerpo humano? La psiquiatra Marian Rojas dará respuesta a esta pregunta en el marco del BNEW, el gran evento global para la reactivación económica que acogerá Barcelona entre el 6 y el 9 de octubre.
E

l imparable proceso de digitalización de la economía se ha acelerado como consecuencia de la pandemia, que no solo ha generalizado el teletrabajo, sino que ha digitalizado muchas profesiones. Este proceso nos hace más eficientes, pero también puede pasar factura al cerebro, según advierte la psiquiatra Marian Rojas, que será uno de los doce Inspirational Speakers de la Barcelona New Economy Week (BNEW), un disruptivo evento destinado a reactivar la economía desde cinco ámbitos estratégicos: la logística, el comercio electrónico, el sector inmobiliario, la industria digital y las zonas económicas.

Según la experta en gestión de las emociones, “la multiplicidad de pantallas genera un gran impacto en nuestra sociedad” y provoca “alteraciones del cerebro”, hasta el punto de que algunos científicos ya han acuñado el término de “demencia digital”. “Al cerebro humano le cuesta cada vez más fijar la atención, filtrar lo que es o no importante, conectar de forma sana con la vida real”, explica, tras constatar que el gran objetivo de las redes sociales y de las empresas de Internet “es lograr que pases el mayor número de horas posible delante de la pantalla”.

“Cuánta más pantalla menos asombro. Cuánta más pantalla menos creatividad. Cuánta más pantalla menos memoria. Ya hay científicos que aseguran que nos estamos convirtiendo en una sociedad menos inteligente. Tenemos un problema cuando uno conecta mejor con una pantalla que con una persona o con la naturaleza que nos rodea”, advierte Rojas.

A algunos científicos ya les preocupa la “demencia digital”.

Justifica su participación en BNEW, un acontecimiento con una elevada carga tecnológica, para ayudar a tomar conciencia del problema. “Comprender es aliviar; uno debe darse cuenta de lo que está sucediendo en su vida y tener siempre el control”, argumenta. “Está claro que la tecnología ha venido para quedarse, pero debes ser tú quien domine la tecnología y no dejar que te domine a ti. Mucha gente ya no puede vivir sin el click constante, es una droga; las redes sociales son como un dispensador automático de afectos, lo que nos conduce irremediablemente a la frustración”.

Las redes sociales son como un dispensador automático de afectos, lo que nos conduce irremediablemente a la frustración

Marian Rojas nos invita a realizar un examen de conciencia para determinar “cuál es nuestra relación con la pantalla”. Ofrece también dos consejos que considera básicos: quitar todas las notificaciones del teléfono móvil para evitar que nos distraiga cuando estamos prestando atención a otra cosa o a una persona y activar de noche, y también en algunos momentos del día, el modo avión para “poder conectar con el mundo real”.

Asegura que los padres tienen un gran rol; deben dar ejemplo a los hijos para evitar tener una generación frustrada que vea a la pantalla como “única vía de escape”. “Estamos generando una sociedad -apunta Rojas- que tiene una nula tolerancia a la frustración. No sabemos sufrir. No sabemos tener un momento malo. Sólo buscamos la felicidad a golpe de click, la felicidad de la gratificación instantánea, que no es realmente una felicidad, son chispazos de dopamina que generamos en el cerebro. Luego se genera un gran vacío”.

El camino hacia la auténtica felicidad

Y, ¿cuál es, para no olvidarnos, la auténtica felicidad? “La felicidad consiste en conectar de la mejor forma posible con lo que nos sucede cada día; es poder disfrutar diariamente de la vida a pesar de los mil avatares y problemas que surgen. La pantalla, por el contrario, apaga la capacidad del cerebro para solucionar problemas: cuánta más pantalla, menos corteza prefrontal”.

La psiquiatra dice constatar diariamente en su consulta los problemas causados por las redes sociales o un uso indebido de la tecnología. Lamenta que el estado de ánimo de muchas personas ya depende de lo que les llega a través de los dispositivos, por lo que es momento de pararse a reflexionar y evitar vivir “en un estado de alerta constante debido a la pantalla”.

La pantalla apaga la capacidad del cerebro para solucionar problemas: cuánta más pantalla, menos corteza prefrontal

“La tecnología es una herramienta maravillosa, pero no puede sustituirlo todo en la vida. Lo que nos hace más feliz en esta vida a los seres humanos -recuerda- es gestionar bien las relaciones humanas, querernos, y hacer el trabajo de la mejor manera posible”.

Marian Rojas impartirá su charla inspiradora en el BNEW el próximo viernes 9 de octubre. El BNEW, organizado por el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, acogerá también a otros Inspirational Speakers como Marc Vidal, Elsa Punset, Pilar Jericó, César Piqueras, Mario Picazo o Alicia Asín. El evento de dinamización económica, de carácter cien por cien profesional, abordará cinco ejes temáticos a lo largo de cinco días y tendrá un formato disruptivo único, ya que será como un gran show de televisión que se emitirá a través de seis canales en directo vía streaming. Ya hay más de 7.000 personas de Europa, África y América que se han inscrito para participar en el BNEW.