Leticia Dolera dirigiendo la grabación de la serie Vida perfecta.

Leticia Dolera: “La pandemia está perjudicando más a las mujeres”

La oferta teatral barcelonesa esconde una pequeña joya que cuelga desde hace días el cartel de "No hay entradas". El texto 'Las cosas excepcionales', de Duncan MacMillan, cobra vida de la mano de dos actores que alternan las funciones, Pau Roca, y la protagonista de esta entrevista, Leticia Dolera.

Leticia Dolera (Barcelona, 1981) es actriz, guionista, directora de cine y escritora. Empezó su carrera profesional como actriz en la televisión con series tan famosas como Al salir de clase, El comisario, Hospital Central y Los Serrano.

Las define como “un lugar en el que contar historias con la oportunidad de llegar a mucha gente en la intimidad de sus casas”. Y es en la televisión donde ha recibido su gran reconocimiento al ganar el Festival de Serie de Cannes en 2019 con Vida perfecta en la que es actriz protagonista, creadora, directora y coguionista junto a Manuel Burque.


Las cosas excepcionales

Su fina figura se mueve como pez en el agua entre las gradas de espectadores del Espai Brossa, en el corazón del barrio del Born. “El teatro te aporta el contacto directo con la gente. No es un contacto físico pero recibes de manera directa cada respiración. Además, cada representación es única, no está grabada. La escena tiene algo de ritual. Es un acto en comunidad”.

¿Cómo la convencieron para el montaje de Las cosas excepcionales? “La productora Sixto Paz siempre elige textos que me interesan porque tratan temas complejos e interesantes que plantean muchas preguntas. Y el director de la productora, Pau Roca, fue mi compañero cuando estudiaba interpretación en la escuela Nancy Tuñón. Es un placer protagonizar una obra de teatro con Pau Roca, aunque no coincidimos en escena porque los días que actúa él no lo hago yo y viceversa. En esta función se crea una cosa muy bonita: un sentimiento de comunidad. En estos tiempos de confinamiento se nos olvida que formamos parte de una comunidad. El texto de Duncan MacMillan te ofrece la oportunidad de jugar con el público y hacerles participar. Es un placer cuando ves que la gente te quiere ayudar”.

¿Qué siente cuando se entera de que han colgado el cartel de “Entradas agotadas”? “Es una ilusión. Una responsabilidad. Es de agradecer que el público catalán sepa que la cultura es segura y comprobar que teatros como el Espai Brossa están vivos”. Podemos afirmar que esta producción ha sido un éxito en todos los sentidos. “Hemos disfrutado mucho y tengo mucha ilusión porque el 20 de marzo tenemos un bolo en Montornès del Vallès y quizás salen más bolos”.

Cartel de ‘Las cosas excepcionales’

¿Cuándo supo que quería ser actriz? “Cuando iba al colegio siempre quería participar en las lecturas de poemas y me gustaba hacer clases extraescolares de interpretación. Crecí hija única y hacía entrevistas con una grabadora simulando que hacia programas de radio. Estimulaba la imaginación e interpretaba personajes. Empecé en la Escuela Nancy Tuñón y después me fui a estudiar a Los Ángeles, y desde entonces no he parado. Me gustan las diferentes herramientas y hay muchas técnicas, no descarto nada”.

Su nombre también brilla por su defensa de la mujer. ¿Cómo ve el movimiento feminista en el siglo XXI? “En España sigue habiendo asesinatos y violaciones todos los días y no ha desaparecido el techo de cristal. Tampoco hay mujeres presidentas del Gobierno y por lo tanto queda mucho por hacer. Hemos empezado la cuarta ola feminista pero no podemos relajarnos y tenemos que conseguir que los derechos de las mujeres cristalicen en leyes. La pandemia está perjudicando más a las mujeres”.

Leticia Dolera durante el rodaje de la serie ‘Vida perfecta’.

Vida perfecta

La serie Vida perfecta fue la ganadora del Festival de Series de Cannes en 2019. “La primera temporada fue el resultado de cuatro años de trabajo, un trabajo diario de la mano de Manuel Burque. Y la segunda temporada, que está ahora en postproducción, la rodamos en plena pandemia y fue todo muy complejo”. Ahora están celebrando el salto internacional: “La serie se ha estrenado en Estados Unidos donde está triunfando mucho”. Y no quiere hablar de más proyectos que finalizar la segunda temporada. “Por ahora no me planteo más cosas porque quizás toca descansar y vivir un poco”.

Leticia Dolera es un buen ejemplo del puente aéreo: “Trabajar en Barcelona y en Madrid es compatible e enriquecedor”. Y de internacionalidad: “Me encanta que la serie triunfe en Estados Unidos y estamos celebrando el éxito pero por ahora mis proyectos están en España”. Con los Premios Goya a la vista destaca dos películas que le han gustado: Las niñas que tiene una sensibilidad brutal y El año del descubrimiento.

Leticia Dolera en el papel de María en Vida perfecta. © Concha de la Rosa