Featured Video Play Icon

El ICF junto a las empresas: el caso de Abacus Cooperativa

Las empresas del sector del comercio han sido unas de las más afectadas por la crisis sanitaria de la Covid-19. Dado el cierre temporal de sus tiendas, muchas han recurrido al ICF para financiar sus necesidades de circulante. Abacus Cooperativa es un Ejemplo.
L

a crisis sanitaria de la Covid-19 ha tenido un fuerte impacto en la economía y en el tejido empresarial catalán. A consecuencia de esta pandemia mundial, autónomos, pymes y entidades han visto reducida su actividad y visto peligrar sus negocios, planes estratégicos y puestos de trabajo. El sector del comercio ha sido uno de los más afectados con el cierre temporal de tiendas y la reapertura con condiciones, para respetar las medidas de seguridad y prevención.

Para hacer frente a las necesidades de liquidez de las empresas y también preservar los puestos de trabajo, el ICF ha activado, desde el estallido de la crisis, múltiples soluciones de financiación que, en total, suman 1.100 millones de euros en forma de préstamos y avales con un doble objetivo: financiar el circulante y asegurar el trabajo de los trabajadores y trabajadoras.

Abacus Cooperativa es una de las empresas que ha recibido el apoyo financiero del ICF para paliar los efectos negativos de la pandemia. En concreto, lo ha hecho a través de un préstamo con Caixa d’Enginyers, que el ICF ha avalado a través de su línea “ICF Crèdit COVID-19 (Avals)“.

El director general de Abacus, Miquel Àngel Oliva, ha explicado que “el préstamo de Caixa Enginyers avalado por el ICF nos ha dado el impulso necesario para hacer frente a una situación muy difícil”.

Abacus nació en 1968 con la voluntad de facilitar el acceso a productos de calidad para la educación, la cultura y el ocio. Lo hacen a través de una extensa gama de productos y servicios culturales y educativos, dinamizando el territorio con actividades para toda la comunidad y promoviendo experiencias y consumos sostenibles en el ámbito cultural, educativo y de ocio.

Actualment, l’empresa compta amb un total de 50 establiments, la majoria d’ells a Catalunya. La COVID-19 va provocar el tancament temporal de les seves botigues i, tot i que la seva estratègia digital els ha permès continuar l’activitat, no ha compensat completament el tancament. El director general d’Abacus Cooperativa, Miquel Àngel Oliva, ha explicat que “el préstec de Caixa Enginyers avalat per l’ICF ens ha donat l’impuls necessari per fer front a una situació molt difícil de tirar endavant”.

Actualmente, la empresa cuenta con un total de 50 establecimientos, la mayoría de ellos en Cataluña. La COVID-19 provocó el cierre temporal de sus tiendas y, aunque su estrategia digital les ha permitido continuar la actividad, no ha compensado completamente el cierre. El director general de Abacus Cooperativa, Miquel Àngel Oliva, ha explicado que “el préstamo de Caixa Enginyers avalado por el ICF nos ha dado el impulso necesario para hacer frente a una situación muy difícil”.

El ICF, como banca pública de Cataluña, continúa apoyando al tejido económico para financiar proyectos que permitan construir un futuro sostenible en el que el crecimiento y la innovación sean ejes vertebradores de la economía y las empresas. Desde el estallido de la pandemia, ha financiado más de 1.500 emprendedores, pymes y entidades afectadas por la Covidien-19.