Davison Pereira, directivo de Beiersdorf; Gina Sabadell, alcaldesa de Argentona; Enric Vinaixa, Secretari de Treball de la Generalitat; y Natacha Schwaller y Sebastian Marchante, también directivos del grupo.

El dueño de Nivea y Hansaplast amplía la planta de Argentona

La multinacional alemana Beiersdorf invertirá nueve millones de euros en su fábrica del Maresme, donde produce Hansaplast, Elastoplast y Curitas

El sector farmacéutico sigue concentrando buena parte de las inversiones extranjeras en Catalunya. La multinacional alemana Beiersdorf acaba de anunciar una inversión de nueve millones de euros destinada a ampliar la capacidad de producción de su fábrica de Argentona (Barcelona), que transformará en una industria 4.0.

La compañía propietaria de Nivea y Eucerin fabrica en esta planta catalana apósitos con las marcas Hansaplast, Elastoplast y Curitas. De hecho, Argentona se ha convertido en el principal centro de producción de apósitos del grupo Beiersdorf a nivel global y, actualmente, concentra más del 50% del volumen total de los productos del área de salud y cuidado de las heridas del grupo. Desde Argentona, Beiersdorf suministra a más de 50 países y ahora quiere preparar para el futuro una planta que es histórica, ya que acumula 68 años de actividad industrial. Su trayectoria ha ido casi en paralelo a la marca Hansaplast, que este año celebra el centenario.

La multinacional cotizada con sede en Hamburgo ha anunciado una inversión de nueve millones de euros en la planta de Argentona después de que haya incrementado en un 45% su volumen de producción desde 2017. Así, en los últimos cuatro años, la factoría ha pasado de producir 69 millones de cajas de apósitos al año a 100 millones de cajas. Este aumento se ha traducido en un incremento de la plantilla del 20%, ya que ha pasado de 141 empleados a los 170 actuales.

El proyecto de ampliación estará listo en 2023 y supondrá la construcción de un nuevo edificio de 1.700 metros cuadrados que permitirá “reorganizar totalmente las salas de fabricación y almacenamiento, optimizar los flujos de personas y materiales e incrementar la seguridad, calidad y eficiencia”, destaca la compañía. El presupuesto contempla también la incorporación de tecnologías de la industria 4.0 y la digitalización de todos los procesos que actualmente aún son manuales, por lo que será una fábrica sin papeles. También se mejorará la sostenibilidad de las instalaciones y se instalarán placas fotovoltaicas. 

Este miércoles se ha celebrado el acto de colocación de la primera piedra que marca el arranque de las obras, con presencia de representantes de la multinacional, del secretari de Treball de la Generalitat, Enric Vinaixa, y la alcaldesa de Argentona, Gina Sabadell.

Un anuncio de Hansaplast de 1934. ©Beiersdorf

En España, Beiersdorf posee otra fábrica en Tres Cantos (Madrid) dedicada a la producción de Nivea. Este centro también se ha ampliado y se inaugurará el próximo 5 de julio. Además de Nivea, Eucerin y Hansaplast, el grupo de artículos de gran consumo y cosmética es propietario de marcas tan conocidas como Liposan, Tesa y La Prairie y en 2021 alcanzó una facturación de 7.600 millones de euros. Aunque la empresa cotiza en Bolsa, con un valor de más de 24.000 millones, el 51% del capital está en manos de la familia Herz, que controla la multinacional a través del hólding Maxingvest, dueño también del grupo cafetero Tchibo, el origen de la fortuna de la familia. Una de las ramas de los Herz son los dueños de Puma.