El Cruïlla, una experiencia total

Cuando se trata de festivales musicales, analizar el cartel es fundamental. Sin embargo, el Cruïlla, que estos días ha iniciado la cuenta atrás hasta su celebración del 12 al 14 de julio en el Parc del Fòrum, pretende ofrecer mucho más que una colección de conciertos. Quiere ser una experiencia multisensorial y multidisciplinar, y lo refleja en ámbitos como la gastronomía, la moda, el arte, la tecnología y el medioambiente.

Una apuesta tan ambiciosa como la del Festival Cruïlla por ofrecer una experiencia multisensorial y multidisciplinaria ha exigido unir fuerzas con aliados especializados en estos ámbitos. Por un lado, con el festival ampurdanés White Summer, que lleva años creando un ambiente mágico durante los meses estivales a base de mezclar moda, música y gastronomía en un entorno único. Así explica la directora del White Summer, Myriam Cuatrecasas, su aportación al Cruïlla: «Queremos ofrecer al visitante una oferta complementaria hedonista, sofisticada, expresiva y placentera que consiga combinar la experiencia de la actividad musical con propuestas de ocio, cultura, gastronomía, diseño, moda y arte. Por lo tanto, nuestro objetivo es crear un ecosistema idílico que favorezca y potencie una experiencia completa para los visitantes».

Fruto de la colaboración con White Summer, nace el nuevo espacio Cruïlla Lifestyle by White Summer, que acogerá una serie de zonas diferenciadas y actividades pensadas especialmente para los visitantes del Cruïlla. La oferta gastronómica incluye comidas del mundo, saludables, veganas, sin gluten, pero haciendo énfasis en el producto mediterráneo, todo ello en un entorno en el que la estética también estará muy cuidada. También habrá un market de emprendedores y diseñadores, una zona de actividades infantiles, actuaciones itinerantes y pases de la compañía de baile White Summer para dinamizar las zonas entre concierto y concierto. Más de 35 food trucks y 30 marcas diferentes para que los visitantes del festival disfruten de una experiencia completa o para que la experiencia musical se combine con las compras y la gastronomía.


En el ámbito del arte destaca la actuación de La Fura dels Baus, que el sábado 14 por la noche presentará su espectáculo Dreams, una performance aérea y lúdico-terapéutica. La mitad de los actores son personas con necesidades especiales y la otra mitad son sus terapeutas. Un espectáculo de gran intensidad emocional que se desarrolla en una gran red suspendida en el aire. También se presentará el Aquelarre de Cervera el viernes por la noche, una fiesta nacida en el año 1978 cuyos protagonistas son el fuego, la música y las brujas de las Tierras de Lleida, que se celebra cada año el último sábado de agosto.

Asimismo, continuarán experiencias artísticas ya celebradas en ediciones anteriores, como la acción Art Urbà, que presenta grafitis inspirados en los artistas del festival, y la espectacular escenografía creada por el artista Lluís Danés para el escenario Estrella Damm, el más grande del festival. Danés explica con estas palabras su experiencia: «Lo que más me gusta es trabajar con músicos y ponerme al servicio de un festival como este que da valor a la diversidad Este año partíamos de un enorme reto, ya que se ha ampliado en cerca de 100 metros cuadrados la fachada del escenario que cuenta con una altura de dieciocho metros y se basa en la idea de dedicar la escenografía al mundo subacuático. Queremos invitar a los visitantes a hacer un viaje al fondo del mar, a los mundos de Julio Verne y reivindicar el Mediterráneo. Como siempre, el escenario irá mutando durante el transcurso del Festival y se convertirá en una auténtica catedral del mar».

El Cruïlla también ha firmado un convenio con el Gran Teatre del Liceu, con el que estrena un proyecto que pretende crecer a largo plazo y que ya incluye descuentos cruzados para los públicos de ambos colectivos. Disfrutar de todo el Cruïlla sin necesidad de utilizar dinero en metálico (con pago y acceso mediante pulseras inteligentes que evitan las colas de acceso), zonas de masaje, un espacio dotado de librería, un proyecto de recogida de donaciones para la Obra Social de Sant Joan de Déu… El Cruïlla ofrece entrada gratuita a los menores de 15 años, y la movilidad se ha mejorado gracias al servicio ininterrumpido del TRAM durante toda la duración del festival. No hay que olvidarse de que el Cruïlla se convierte este año en el primer festival de España que utilizará vasos 100 % biodegradables de maíz que se podrán depositar en los contenedores de materia orgánica. Un esfuerzo extra para la organización, ya que el material es fotosensible y termosensible, lo que requerirá mantenerlos a una temperatura protegida para mantener su funcionalidad en plena temporada estival.

Todo esto ofrece el Cruïlla al margen de su programación musical, que combina de forma equilibrada las grandes estrellas internacionales con una representación generosa de artistas autóctonos.

Imágenes destacadas
1. Espectáculo de la Fura dels Baus “Dreams”
2. Arte urbano en el Cruïlla. Imagen de la web del festival.