Aeroport Barcelona
El aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat ya se amplió en 1992 y en 2009.

Desbloqueada la inversión de 1.700 millones para hacer de El Prat un hub intercontinental

La Generalitat pacta con el Estado la construcción de estaciones de alta velocidad en los aeropuertos de Girona y Reus para que se sitúen a sólo 30 minutos de Barcelona. Aena se compromete a minimizar la afectación medioambiental de la ampliación, que estará sometida a una consulta previa con la Unión Europea.

Con el objetivo de irse de vacaciones con los deberes hechos, una reunión entre el vicepresidente de la Generalitat y titular del Departament de Polítiques Digitals i Territori, Jordi Puigneró, y la nueva ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, con presencia del presidente de Aena, Maurici Lucena, ha permitido desbloquear la inversión de 1.700 millones de euros que tiene prevista efectuar Aena para ampliar el Aeropuerto de Barcelona. Aunque no se ha determinado la solución concreta que se adoptará para ampliar la infraestructura, sí se ha pactado que tendrá una afectación ambiental “mínima” y que permitirá convertir El Prat en un hub de vuelos intercontinentales.

Además, el Govern ha arrancado del Estado el compromiso de construir estaciones de alta velocidad ferroviaria en los aeropuertos de Girona y Reus, lo que permite “dibujar un nuevo modelo aeroportuario catalán” y descongestionar el Aeropuerto de Barcelona, ​​ya que sitúa a los de Reus y Girona a sólo 30 minutos de la capital. “Estas dos instalaciones podrán, gracias al acuerdo, combinar su rol actual de aeropuertos de proximidad con el de complementarios para descongestionar el de Barcelona, ​​que se convertirá en un hub internacional”, ha explicado el Govern en un comunicado.

Por su parte, la ministra Sánchez ha asegurado tras la reunión celebrada este lunes en Madrid que la ampliación del Prat se hará “con todas las garantías medioambientales” y permitirá “efectuar operaciones de largo radio que mejoren la conectividad de Catalunya con el continente americano y el asiático”. También se ha comprometido a mejorar la red de Cercanías (básicamente la línea R3) de los municipios del Delta del Llobregat.

Imagen de la reunión celebrada este lunes en Madrid.

La Generalitat ha querido dejar claro que “no validará ninguna propuesta de actuación propuesta por Aena que no haya sido avalada previamente por la Comisión Europea”, que es quien tiene que dar luz verde a cualquier afectación a espacios incluidos en la Red Natura 2000.

Esta inversión de 1.700 millones se incluirá dentro del denominado Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) 2022-2026, que el Consejo de Ministros aprobará antes del 30 de septiembre y que regulará las tarifas de los aeropuertos de Aena en los próximos años en función de las inversiones previstas. Una vez aprobado el Dora, que era el paso más urgente, el Estado redactará un nuevo Plan Director para el Aeropuerto del Prat que es donde se deberá plantear la propuesta concreta de ampliación del campo de vuelo. El objetivo es que “se reduzca a la mínima expresión cualquier afectación a los entornos medioambientales protegidos, especialmente la laguna de la Ricarda“, enfatiza el Govern. En este sentido, la Generalitat asegura que cualquier afectación a estos espacios protegidos de la Red Natura 2000 quedará condicionada a una consulta previa con la Unión Europea, que es quien deberá validar la actuación.

Con el objetivo de crecer hasta las 90 operaciones por hora, el plan de Aena prevé ampliar hacia el Este la pista 07R/25L y construir una nueva terminal satélite entre pistas que daría servicio a los vuelos de largo recorrido que podrían operar gracias al alargamiento de la pista. Asimismo, se prevé mantener el actual régimen de pistas segregadas para minimizar el impacto acústico, es decir, se seguirá utilizando la pista larga sólo para aterrizajes y la corta para despegues.

La ampliación genera controversia por su impacto ambiental.

Según el Ministerio de Transportes, la construcción de las estaciones del tren de alta velocidad en Girona y Reus se hará durante el período 2022-2026. En el caso del Aeropuerto de Girona, ya se ha iniciado la redacción del estudio informativo pertinente. Sobre Reus, el ministerio asegura que “de forma inmediata” iniciará los trámites para estudiar el diseño y la ubicación de la estación.

Tanto la patronal Fomento del Trabajo como la Cámara de Comercio de Barcelona han emitido comunicados celebrando el acuerdo institucional que permitirá que el Aeropuerto de Barcelona se convierta en un hub intercontinental asegurando una afectación mínima sobre el espacio de la Ricarda. Al contrario, las redes se han llenado de críticas al acuerdo, como la expresada por la plataforma ecologista ZeroPort, que ha anunciado que en breve se convocarán nuevas movilizaciones de protesta bajo el lema “Si nos destrozan el territorio alzaremos las barricadas. No pasarán”. Según este colectivo, la ampliación es “una agresión al territorio, un atentado climático y un modelo económico precario”.