César Piqueras con la presentadora Clara Sánchez-Castro.

César Piqueras: “La productividad es una cuestión de ser fiel a uno mismo”

Consejero delegado de Excélitas Global y uno de los conferenciantes y 'coach' ejecutivos más reconocidos del país, César Piqueras es también un hombre de costumbres. Se levanta todos los días a las cinco y media de la mañana para meditar, hacer deporte y, en definitiva, prepararse para encarar un nuevo día. Y es que, para Piqueras, el camino al éxito de la productividad está basado en las rutinas.
E

l formador ha despedido la Barcelona New Economy Week (BNEW) con su charla “Productividad personal 4.0”, en la que ha explicado que “la productividad es una manera de ser más eficientes” tanto personal como profesionalmente. Por ello, ha ofrecido tres claves para llegar a cumplir nuestros objetivos vitales.

Lo primero que hay que pensar, según Piqueras, son las metas. El coach ejecutivo ha animado a “escribir más los objetivos, compartirlos con nuestros seres queridos y repasar el progreso que vamos haciendo”. Para ello, los objetivos deben responder al acrónimo “M.E.T.A4”: Medibles, Específicos, definidos en el Tiempo, Alcanzables, Auténticos, Ambiciosos y Accionables, para que nos permitan dar los pasos necesarios para conseguirlos.

Si los objetivos son el “qué” de la cuestión, el siguiente paso, el desarrollo de un plan, es el “cómo”. Existen planes de vida, anuales y semanales pero, a lo que más importancia da Piqueras, es a la planificación diaria, “porque es cuando más nos saboteamos”. Así, hay que tener claro que “cada mañana firmamos un contrato con nosotros mismos” y tenemos que trabajar para cumplirlo.

Precisamente, el tercer paso para la productividad personal y profesional es poder poner en práctica todos esos planes. Piqueras ha apuntado a la “capacidad de enfoque” en la tarea que estamos realizando como un de los “ingredientes” para pasar a la acción. También ha destacado “la fuerza de voluntad” como otra de las claves para aumentar la productividad. Piqueras ha asegurado que “es como un músculo, se puede entrenar” y que es imprescindible “aprender a gestionar” la fuerza de voluntad para evitar las tentaciones que se nos presentan a lo largo del día.

El camino hacia nuestros objetivos es duro, pero cada uno de nosotros cuenta con “la posibilidad de llegar a la meta”. Al fin y al cabo, como asegura el coach ejecutivo, la productividad es, sobre todo, “una cuestión de fidelidad” personal porque “a veces el fracaso se lo busca uno mismo”.